COMENTARIO ZETA

Por Carlos Z. cadena
El nuevo ferrocarril: La embaucada

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) sigue engañando con el petate del muerto al pueblo de Chiapas, al seguir  justificado sus yerros, desaciertos y sospechas de hacer trampas, de que todo camina viento en popa con algunas obras prometidas durante la actual administración federal de Felipe Calderón, sin embargo la historia es otra.
Lo más abominable es que nos siguen tomando a los chiapanecos como mexicanos de segunda, con marcado desinterés en la Frontera Sur y en su desarrollo,  pero lo más grave es que el efecto demoledor de estos engaños y “embaucadas” defraudan no a una Secretaría de Estado, sino a la administración federal panista, la que cada día se hunde más en promesas falsas que ofenden a la población.
El pasado 29 de agosto (el sábado), la Secretaría de Comunicaciones y Transportes informó a la prensa de Chiapas que hasta ese día se llevaba un avance del 81 por ciento en la rehabilitación de las vías férreas del ferrocarril Chiapas-Mayab, originalmente conocido como el ferrocarril de la Costa, que transita desde Suchiate hasta Arriaga. Asimismo, aportó datos de que los puentes “Doña María” y Cintalapa” llevan un avance del 99 por ciento, sin embargo, no solamente engaña diciendo de la rehabilitación ferroviaria, sino que además se jacta de que estas estructuras -puentes y vías férreas- tendrán mayor capacidad de carga y resistirán más los fenómenos meteorológicos.
Fue a través de un boletín en que se dan a conocer estas informaciones triunfalistas, pero la realidad es otra. Son decenas de denuncias de liderazgos sociales de los municipios de la Costa que manifiestan diciendo que de los trabajos de rehabilitación y conservación de la línea férrea de la Costa hay actualmente tramos que ya no existen ni vías ni durmientes, ya que la gente -por su pobreza- se está “robando”  estos objetos de la infraestructura férrea de Chiapas. Inclusive se han exhibido hasta fotografías demoledoras que muestran el estado que guardan las vías del gusano de acero.
Son acciones mediáticas de la SCT para distracción de la gente, al grado de que hay voces que señalan que ni siquiera se han hecho negociaciones formales con propietarios de ranchos y extensiones de tierras por donde van a pasar las nuevas vías férreas, sobre todo de los municipios de Huixtla, Huehuetán y Tapachula. Ni siquiera se conoce los terrenos de la reubicación de la llamada “Estación”, de la que nada más se dice será instalada por “Los Toros”, pero que allá la gente advierte que no hay ninguna negociación entre la SCT y los dueños de esas tierras.
Todo es falacia y mentira, y el clásico “dejar hacer, dejar pasar”.
Si la SCT dice que el 81 por ciento lleva de rehabilitación de vías férreas, obligaría a pensar que solamente falta un 19 por ciento, pero la realidad dista mucho de lo que se jacta la mencionada secretaría responsable de la obra pública de comunicaciones en el país. Es espantosa la forma en que se engaña a la gente, sobre todo con construcciones o rehabilitaciones de medios de comunicaciones, que no solamente servirán a la región, sino al país, porque una línea ferroviaria significa también mayores oportunidades para la inversión de Centroamérica en Chiapas, y Chiapas es México.

La SCT y el petate del muerto
Sin embargo, no solamente es la jugarreta del ferrocarril que uniría a México y Centroamérica, sino también la construcción de la carretera de Tapachula a Talismán con ramificación a Suchiate, que curiosamente dio el banderazo de inicio de la obra carretera  el propio Presidente Calderón, en que se trabaja  a “destajo” y en cámara lenta, lo que también es sospechoso. Son cuadrillas de albañiles que se observan en el tramo carretero edificando apenas un par de puentes peatonales, y todavía instalando protecciones metálicas.
Lo controversial es que entre el tramo de Tapachula al kilómetro 10 hay más de medio kilómetro que dejó abandonado la SCT, sin construir, dejando solamente dos carriles nuevos. Aparte, en el tramo del kilómetro 10 a Talismán y que, según la SCT fue por culpa del INAH, no se edificó el tramo, porque cruza la zona arqueológica de Izapa.  O sea que si no es una cosa es otra, pero profesionalismo y honestidad pública en la construcción no se ha visto  por parte de la SCT.
La fórmula de construcción de esta carretera que también une a México con Centroamérica, pareciera que se maneja con un “Ahí se va”.
Tenemos entendido de que el presupuesto general de la obra se aprobó por parte del Congreso federal, desde el inicio de la administración calderonista, y en base a ello se ganó la licitud que logró una empresa española (Azvi) que incumple al país. Se supone que si hay todo el presupuesto plenamente asignado no se puede dejar la obra a medias y en otras partes inconclusa.
Los organismos de Tapachula deben de exigir a la SCT que informen qué es verdaderamente lo que pasa con esta carretera, cuyo padrino es el Presidente Calderón. Nos están dando gato por liebre.
PD: El diputado federal del PRI, Sami David, planteó reforzar el sistema democrático y plural, con equilibrios y contrapesos efectivos entre los poderes, del Ejecutivo y el poder Legislativo (Los Pinos-Congreso de la Unión), para afirmar la legitimidad, transparencia, probidad, eficacia y gobernabilidad en la conducción de los asuntos públicos. Dijo que la mejor manera para ello, es que los actores políticos deberán seguir apostando a la construcción de acuerdos y acciones permanentes que eleven la cultura democrática y motiven la participación de la sociedad a la que servimos. El coordinador de los diputados federales de la CNOP, reiteró su convicción de que el diálogo y los consensos constituyen los instrumentos más eficaces para lograr mejores condiciones económicas, sociales y culturales que coadyuven al bienestar de la gente.

Publicado: 8, septiembre, 2009

SOCIALES


EDITORA ZAMORA CRUZ SA DE CV AV. ANTONIO DAMIANO CAJAS MZ M ALTOS 2 FRACC. INSURGENTES TAPACHULA CHIAPAS.
­TEL. 6262241, 6262131
El Orbe ~ com.mx 2014.