ALFIL NEGRO

Tambores de Guerra
Oscar D. Ballinas Lezama

Y fueron desatados cuatro ángeles que estaban preparados para matar a la tercera parte de los hombres. Y el número de los ejércitos era de 200 millones. Yo oí su número.
Apocalipsis (9:15-16)

Mientras los mexicanos estamos preocupados por la muerte de Juan Gabriel, la inasistencia de los maestros flojos a clases y la Federación utilizándolos como distractor para evitar que la gente proteste por el alza de la gasolina y el servicio de energía eléctrica; en el mundo suenan ya los tambores de la tercera guerra mundial.
Para nadie es secreto que las profecías bíblicas o de otros videntes como Nostradamus, quien predijo que en este año del 16 podría iniciarse una gran guerra que duraría 27 años; la que iniciaría cuando se vea un cometa en el cielo, habló de combates nucleares y desastres naturales.
Más allá de nuestras visiones de los problemas económicos en que las sociedades del mundo, incluyendo la mexicana, se encuentren entrampadas en sus fábricas de pobres que conforman la mayoría ciudadana; está el aumento de la maldad, el desamor, las mil enfermedades de todo tipo convertidas en verdaderas pandemias, los desastres naturales y ahora lo que nos faltaba, la locura de muchos gobernantes por dominar a los demás utilizando la fuerza de las armas y sus ejércitos.
Rusia, Estados Unidos, Francia, China, Reino Unido, Israel, Pakistán, India y el más peligroso de todos (por la esquizofrenia más aguda que el resto de los gobernantes) Corea del Norte, están de ‘mírame y no me toques’, sin ponerse a pensar que una guerra nuclear acabaría con las tres partes de la humanidad, si es que no con toda, tan devastadora sería que si los sobrevivientes tienen otra guerra después, tendrán que hacerla con palos y piedras.
Si Hitler y otros locos mandatarios de aquellos tiempos de la segunda guerra mundial no acabaron con todo, es porque carecían de armamento más sofisticado como el de ahora; los integrantes de la ONU han declarado que están ‘profundamente preocupados’ por la actitud que ha tomado Kim Jong-Un, jefe de Corea del Norte, que al parecer está más loco que el ‘gringo hipócrita’ que hace una semanas llegó a Los Pinos a burlarse de todos los mexicanos.
Por otro lado, el Estado Mayor del ejército norcoreano recién informó oficialmente a Washington que los estadunidenses serán aplastados utilizando medios nucleares; según los norcoreanos, están molestos por los vuelos de los aviones norteamericanos sobre Corea del Sur.
Estas amenazas de Corea del Norte han ido más allá de lo que sería un ‘susto con el petate del muerto’, ya que su embajador en Londres, Hyun-Hank-Bong afirmó ‘que su país está listo para llevar a cabo en cualquier momento el lanzamiento de misiles nucleares’, si los ejercicios militares de Estados Unidos y Corea del Sur, siguen dándose junto a sus fronteras.
“Estamos preparados para una guerra nuclear, en caso de necesidad atacaremos la Casa Blanca sin previo aviso (en EU, no la mexicana) añadió el ‘rasquita’ (busca pleito) funcionario coreano, mientras tanto, en Rusia no cantan mal las rancheras, y a las ‘chítalas callando’ siguen aumentando su armamento nuclear, incluyendo los famosos submarinos llamados ‘agujeros negros’, que son tan silenciosos que ni el mejor ejército del mundo puede detectarlos, según afirmaron extraoficialmente fuentes de la Marina norteamericana.
Algo deben estar haciendo los parientes del ‘gringo loco’ para que la mayoría de los países del planeta, sobre todo en medio oriente y gran parte de Europa y África quieran echárseles en ‘bolita’ y darles hasta por debajo de la lengua; lo malo del asunto es que cualquier ataque nuclear contra nuestros vecinos nos llevarán entre las patas de los caballos, sin deberla ni temerla, únicamente por estar geográficamente en una de sus fronteras donde ni el muro que nos obligarán a pagar, nos va a salvar del fuego, humo y azufre.
Medio mundo sabe que los estadounidenses tienen años construyendo refugios nucleares, entre ellos el llamado ‘bunker del juicio final’ que solamente será para proteger a los multimillonarios en caso de un ataque nuclear o químico; lo único malo es que solamente pueden entrar 80 personas, claro, que tengan suficiente dinero para pagar un año de supervivencia en cualquier desastre apocalíptico.
El resto de los refugios que no son de lujo, están hechas para alojar a 6 mil personas; mucha gente ya está ‘empacando’ sabedoras de las señales de los últimos tiempos, se considera que son las modernas ‘arcas de Noé’, a diferencia que no habrá otros animales más que aquellos que tengan el dinero suficiente para pagar su boleto de salvación.
El resto de la humanidad, los pobres que somos la mayoría, sólo nos queda el consuelo de seguir buscando a Dios como único salvador; pidiéndole ocurra el milagro que nos libre del lazo del cazador y de la pestilencia mortal.
Escrito está que vendrá la guerra y generará la ‘madre de todas las batallas’ conocido como el ‘Armagedón’; será una lucha entre el bien y el mal, donde podrían estar Rusia y los árabes contra Israel, la Unión Europea y los Estados Unidos, y cuando los orientales se inmiscuyan se dará el principio del fin.
Por favor, no lo mire muy lejos amable lector, analice, reflexione y voltee un rato el rostro para ver y escuchar las trompetas de los ‘ángeles con espíritu inmundo de guerra’, desatados junto al río Éufrates para destruirse unos a otros.
Cuando se abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente que decía: Ven y mira. Y salió otro caballo rojo; al que lo montaba se le concedió poder de quitar de la tierra la paz, para que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada (Apocalipsis 6:3-4)

Esta nota fue publicada el día: 11, septiembre, 2016



SOCIALES


EDITORA ZAMORA CRUZ SA DE CV AV. ANTONIO DAMIANO CAJAS MZ M ALTOS 2 FRACC. INSURGENTES TAPACHULA CHIAPAS.
­TEL. 6262241, 6262131
El Orbe ~ com.mx 2014.