ALFIL NEGRO

“Yo veo un México con hambre y con sed de justicia” (Luis Donaldo Colosio).
Los Mejores
Oscar D. Ballinas Lezama

Era marzo de 1994; hoy parece que las cosas no han cambiado mucho, sin embargo, es justo reconocer que el Gobierno Federal y la mayoría de los Estados de la República Mexicana, hacen la lucha por mejorar las condiciones de vida de sus conciudadanos, que lo estén haciendo bien o no, eso es harina de otro costal.
A menos de dos años de que se realicen las nuevas elecciones, con una ‘caballada’ hasta ahora muy pobre, es difícil augurar cómo ‘va a mascar la iguana’ y si el partido en el poder logrará mantener su predominio en Los Pinos; por lo que Enrique Peña Nieto tendrá que nadar a contracorriente y echar toda la carne al asador en el año y medio que le queda por delante.
No se puede soslayar que tanto el actual Presidente de la República, como casi todos los Gobernadores de este sexenio, recibieron sus administraciones en plena bancarrota, con deudas súper millonarias, no obstante aceptaron el reto buscando cubrirse de gloria; sin embargo, a casi cuatro años de sus desesperados intentos por ‘sacar el buey de la barranca’, han aceptado que ‘el horno no está para bollos’ y en el pecado están llevando la penitencia.
Algo le queda muy claro a los mexicanos, no hay peor lucha que la que no se hace y nos guste o no, los gobernantes y funcionarios de los tres niveles que están vigentes han intentado hacer bien las cosas, es difícil pensar que llegaron con otra mentalidad, sin embargo, no todos han logrado buenos resultados, no obstante el slogan presidencial de ‘lo bueno cuenta y cuenta mucho’, considerando que lo más sobresaliente para la gente siempre son las malas noticias, las que en este país hay para tirar, incluso hacia arriba.
Luego de la turbulencia magisterial, de las lluvias incesantes, sismos a cada rato, las malas noticias por el aumento de la gasolina, la luz y el precio del dólar que ha impactado tremendamente la economía de esta última frontera mexicana; el Gobierno de Manuel Velasco Coello no se ha amilanado ni echado para atrás, por el contrario y pese a los agoreros del mal, el ‘Güero’ Velasco supo ‘agarrar al toro por los cuernos’ y con su espíritu de buscar soluciones mediante el diálogo, la concordia y sin violencia ha podido poco a poco retomar el rumbo de la entidad.
Es necesario reconocer que para lograrlo, ha contado no solamente con el apoyo de la Federación, sino de muchos Alcaldes, Senadores, Diputados locales y federales (no todos, desde luego), pero lo más importante, el Gobernador ha tenido en todo momento la confianza y el apoyo de los chiapanecos, algo que se ha ganado a pulso en estos casi cuatro años de gobernar muy cerca de la gente, cara a cara y sin cortapisas, como lo hacen los hombres de buena ley.
Aunado a esas manos, que han apuntalado su manera de gobernar, Velasco Coello tuvo la suficiente inteligencia y visión de estadista, para invitar o convocar a su gabinete a hombres y mujeres con el talento y voluntad suficiente para servir en vez de servirse de sus conciudadanos.
Entre los hombres y mujeres que han trabajado hombro con hombro a su lado, hay quienes han ido más allá del deber y demostrado no sólo su gran capacidad para desempeñar el cargo encomendado, sino algo que es difícil ver en política, una lealtad a toda prueba a favor del hombre que les dio su confianza para ayudarlo a gobernar bien; si bien son contados con los dedos de las manos estos raros especímenes de la política chiapaneca.
Entre los que han cumplido con su chamba están Eduardo Ramírez Aguilar, ex Secretario de Gobierno y hoy presidente del Congreso estatal; Enrique Zamora Morlet, Ex Secretario para el Desarrollo de la Frontera Sur y Enlace para la Cooperación Internacional, y actual Diputado Federal; Rutilio Escandón Cadenas, presidente del Supremo Tribunal de Justicia; José Antonio Aguilar Bodegas, secretario del Campo; Jorge Enrrique Hernández Bielma, actual director del Cobach, que se ha venido amoldando significativamente dentro del sistema educativo chiapaneco a los objetivos perseguidos por el Ejecutivo; y el actual secretario para el Desarrollo de la Frontera Sur, Adolfo Zamora Cruz, quien desde su llegada a esa dependencia le ha venido echando ‘todos los kilos’ y con ello, siendo otro de los pocos funcionarios estatales que han sabido responder a la confianza de Velasco Coello.
Mención aparte merece la señora Leticia Coello de Velasco, quien sin tanta alharaca ha trabajado ‘pian pianito’ realizando una labor humanitaria a favor de las clases más desprotegidas al frente del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de Chiapas (DIF), principalmente ha canalizado sus esfuerzos para garantizar los derechos de la infancia chiapaneca, y eso es uno de sus grandes méritos que la colocan en la lista de las más destacadas en este Gobierno Estatal.
En cuanto empiecen a rendir cuentas de su administración los 122 Alcaldes, podremos evaluar quiénes pueden ser considerados entre los que sí están haciendo algo y los que no, quienes son un lastre en el esfuerzo del ‘Güero’ por ayudar a los chiapanecos.

Esta nota fue publicada el día: 1, octubre, 2016



SOCIALES


EDITORA ZAMORA CRUZ SA DE CV AV. ANTONIO DAMIANO CAJAS MZ M ALTOS 2 FRACC. INSURGENTES TAPACHULA CHIAPAS.
­TEL. 6262241, 6262131
El Orbe ~ com.mx 2014.