ALFIL NEGRO

Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis (Mateo 7:16-17)

Mercaderes de la fe
Oscar D. Ballinas Lezama

Si bien es cierto que en el mundo han crecido como higuera las iglesias, principalmente las evangélicas y los Testigos de Jehová, también lo es que muchos de sus líderes han desviado el camino convirtiendo la fe en un mercado y la casa de Dios en una cueva de ladrones corruptos.
Basta visitar los templos y las iglesias para darse cuenta que en la mayoría las bendiciones se venden al mejor postor; hay una manipulación grosera de la fe de los creyentes a quienes se les vende su estancia en la otra vida, so pena de ser enviados al infierno si no aportan sus diezmos, limosnas o bonos que los mercaderes del cristianismo reciben en el nombre de Dios.
Para nadie es secreto que el fruto espiritual y el amor son de gran importancia en la búsqueda de Dios y en la vida de quien se jacte de ser buen cristiano; según los que han leído la biblia al revés y al derecho, juran y perjuran que esto nada tiene que ver con los milagros, posición social, dinero o prestigio; tampoco el hablar en lenguas ni otras manifestaciones extrañas como tirarse al piso, levitar, tener ataques de risa o llanto.
Si usted ha visto algún programa en la televisión o en internet, de los que se llaman cristianos y predican cobrando millones de pesos, hasta los de alabanza como Marcos Witt se dejan pedir un ojo de la cara por sus actuaciones, en las que montan verdaderos circos para atraer a los incautos a los que despojan de su dinero bajo la amenaza de que, si no se desprende de sus bienes terrenales, claro…a favor de la iglesia, no podrá estar en el reino de Dios cuando se muera.
Bien dijo Jesús, según lo narra la Biblia, ”No todo el que me dice ¿Señor, Señor!, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace voluntad de mi Padre que está en los cielos”, luego los tacha de hacedores de la maldad; lo que deja en claro que los falsos profetas son aquellos que afirman venir en nombre del Mesías y se jactan de hacer milagros, echar fuera demonios, sanar a los enfermos incurables.
Muchos de estos falsos profetas se autonombran representantes de Cristo, mediadores entre Jesús y sus ovejas; se hacen pasar como cristianos y aseguran hacer grandes milagros y señales, hablando como si el Dios altísimo los hubiera enviado, son fáciles de reconocer porque su vida no se ajusta a la bendita palabra de Dios Padre.
Algunos falsos profetas predican a las personas que una prueba de ser verdadero cristiano está en llevar una vida de éxito, fama y dinero en todos los aspectos, sin embargo, en las escrituras no se lee nada de esto, ni que él haya sido como los millonarios pastores que ahora existen en todo el mundo, incluyendo en Chiapas y el Soconusco, donde también hay muchos de estos lobos rapaces disfrazados de sacerdote, pastor o maestro del evangelio.
El hecho de hacer buenas obras como visitar a los necesitados, dar limosnas, expulsar demonios no son pruebas que garanticen que se es discípulo del Mesías; una prueba de ello lo fue célebre bandido Al Capone quien realizó muchas obras de caridad y tenía una recomendación papal; o Pablo Escobar en Colombia, quien ayudaba dando dinero a los pobres, logrando así tener la bendición de la iglesia católica, iba a misa los domingos y entre semana mataba un montón de personas.
Está comprobado que existen en el mundo muchos pastores mafiosos en nexos con narcos y asesinos, otros que en lo oscurito hacen pactos satánicos para tener multitudes de seguidores y realizar sus ‘milagros’ que les dejen millones de pesos.
Alguien escribió sobre está profecía que también se está cumpliendo; “tienen ojos llenos de adulterio, no se sacian de pecar, seducen a las almas inconstantes, tienen el corazón habituado a la codicia y son hijos de maldición. Han dejado el camino recto y se han extraviado siguiendo el camino de Balaán hijo de Beor, el cual amó el premio de la maldad y fue reprendido por inequidad, pues una muda bestia de carga, hablando con voz de hombre, refrenó la locura del profeta”.
Estos hombres son fuente sin agua y nubes empujadas por la tormenta, para quienes la densa oscuridad está reservada para siempre. Hablando palabras infladas y vanas, seducen con pasiones de la carne y vicios a los que verdaderamente habían huido de los que viven en error.
Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de su corrupción. Habiéndose escapado de las contaminaciones del mundo por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su último estado viene a ser peor que el primero. ”El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno”. (2ª de Pedro 2:14-22).
Un abrazo cariñoso para mi sobrino ahijado, Miguel Uriel Alfaro Ramírez, por su cumpleaños de ayer.

Esta nota fue publicada el día: 9, octubre, 2016



SOCIALES


EDITORA ZAMORA CRUZ SA DE CV AV. ANTONIO DAMIANO CAJAS MZ M ALTOS 2 FRACC. INSURGENTES TAPACHULA CHIAPAS.
­TEL. 6262241, 6262131
El Orbe ~ com.mx 2014.