ALFIL NEGRO

Los Trapos Sucios
Oscar D. Ballinas Lezama

Aún no llega la víspera del cambio de estafetas del 2018, y los políticos mexicanos han iniciado una lucha sorda para seguir en el poder; como si todos estuvieran libres de pecado están tirando la primera piedra; olvidándose que son ‘lobos de la misma loma’, se sacan sus trapitos sucios al sol.
Las huestes priistas y panistas siguen considerándose amos y señores de ‘horca y cuchillo’ en suelo azteca; como aves de rapiña se jalonean la podredumbre que durante más de 70 años han creado en las esferas del poder en donde para nadie es secreto, se han enriquecido al amparo de la corrupción que, como el mismo presidente Enrique Peña Nieto lo afirma, es considerada ya parte de la cultura del mexicano.
Los dirigentes nacionales del partido tricolor y del blanquiazul se acusan de mentirosos, corruptos y otras lindezas que para los mexicanos y todos los que viven en este país de las maravillas, ya no es ninguna noticia, sin embargo, el circo que han montado pudiera ser otro plan con maña para ampliar la cortina de humo que tanto necesita la Federación, en su desesperado intento de esconder los garrafales errores de la administración peñista, como si ‘el sol pudiera taparse con un dedo’.
Hasta el escándalo de las elecciones que mañana se efectuarán en los Estados Unidos de Norteamérica, han sido arrastradas a los escándalos de nuestro país que de una u otra forma ayudan a esconder las pifias de la reforma educativa, energética, salud, hacendaria y hasta la religiosa a la que pusieron a bailar con la autorización de los matrimonios gay y los nuevos planes de estudio de ampliar la libertad de conocimientos sexuales desde el seno de los Jardines de Niños.
La aparatosa caída del peso mexicano, el constante aumento en el precio de la gasolina, de la energía eléctrica y que como consecuencia han provocado la subida de precios en todos los productos y servicios, no es algo bueno de lo que se pueda contar aunque cuente, como dice el inquilino de Los Pinos.
Por otro lado y a contracara, el salario de empleados comunes y corrientes entre los que no figuran el Presidente de la República, legisladores de las Cámaras Alta y baja, gobernantes, Alcaldes, Regidores y funcionarios de primer nivel en los tres órdenes de Gobierno, porque son los únicos que siguen despachándose con la cuchara grande y ganando lo que se les viene en gana, aprovechándose que tienen el sartén por el mango y pueden autorizarse el aumento del sueldo a la hora que quieran.
Voceros del PRI, considerando que están limpios de toda culpa, siguen viendo la paja en el ojo ajeno, y ahora se le fueron a la yugular al líder panista Ricardo Anaya, acusándolo de que volvió a mentir al realizar la faramalla de su declaración ‘tres de tres’ en la que juró y perjuró que ganaba un ‘modesto sueldo de 48 mil pesos mensuales, y según los priistas el panista se ‘embuchaca’ cada mes la no despreciable suma de 400 mil pesos, lo que desde luego le permite darse una vida de lujo en los Estados Unidos de Norteamérica.
Los priistas están temerosos de que los panistas puedan llevar a la Presidencia de la República a la ex primera dama, Margarita Zavala, exesposa de Felipe Calderón del ‘Sagrado Corazón de Jesús’; hasta ahora con una línea de acercamiento con la que podría ser la próxima Presidenta de los EE.UU, Hillary Clinton, sino es que el ‘diablo no mete la cola’ y al filo de lo imposible pudiera imponerse el hombre del ‘peluquín’, que está jugando la ruleta rusa.
“Anaya es un gran empresario que tiene ingresos mensuales por 300 mil pesos, más su salario y el de su esposa, que acumulan los 400 mil pesos; aparte de que acaba de declarar haber vendido una nave industrial con valor de 53 millones de pesos, por lo que debe aclarar de dónde obtuvo ese dinero para participar en esos negocios”, dijo la senadora priista por Nuevo León, Ivonne Álvarez.
La legisladora ya no se anduvo por las ramas y aseguró que sería lamentable que esa riqueza del ‘niño panista’ sea a costa del financiamiento público que recibe su partido; lo que ya no aclaró es que todos los partidos políticos de México obtienen millonarios recursos que provienen de los impuestos del pueblo, y que mayoría de los ciudadanos mexicanos siguen hundiéndose en la pobreza, trabajando como burros de sol a sol para que una bola de políticos sinvergüenzas tengan una vida de jeques árabes.
Terminan diciendo los priistas que el dirigente panista se ha hecho ‘el tío lolo’ con el supuesto sinvergüenza del exgobernador de Sonora, Guillermo Padrés; mientras que ellos, los priistas, ya ‘echaron del PRI’ a Javier Duarte, otro presunto sinvergüenza que fungió como gobernador de Veracruz; sin embargo, no lo han metido a la cárcel ni le han quitado un solo peso, de todo lo que se presume se llevó el ‘príncipe jarocho’.
Ahora resulta que el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, dice que ya tiene la solución en sus manos para evitar que los siguientes candidatos priistas que ganen elecciones se dediquen a robar el erario público; para ello, afirma, “creará una flamante comisión anticorrupción al interior de ese partido”. Ni ellos mismos se la creen, je je je. ¿Usted sí, amable lector?
Y no tenemos nada contra los priistas, porque al final de cuentas la mayoría de los políticos de todos los partidos se han ‘tapado con la misma cobija’, ni a cual irle.

Esta nota fue publicada el día: 7, noviembre, 2016



SOCIALES


EDITORA ZAMORA CRUZ SA DE CV AV. ANTONIO DAMIANO CAJAS MZ M ALTOS 2 FRACC. INSURGENTES TAPACHULA CHIAPAS.
­TEL. 6262241, 6262131
El Orbe ~ com.mx 2014.