LÍDERES POLÍTICOS

Jesús Belmont Vázquez

El Acuerdo

*Buscan Mitigar Golpe a Economía Popular
*En Puerta Fuertes Presiones Inflacionarias

Los expertos dicen que gran parte del alza en los precios del combustible es resultado de una política energética que llevó a México a depender de las importaciones de gasolina, en lugar de refinarlas en el país.
Actualmente, México importa principalmente de Estados Unidos seis de cada 10 litros que consume.
Además, desde que el precio del petróleo bajó más del 50 por ciento en el año 2014, el Gobierno Federal, al no disminuir el precio al consumidor de la gasolina, ha pasado de subsidiarla directamente a cobrar un impuesto por el diferencial.
Este impuesto le ha sido muy útil para cubrir la importante baja de ingresos públicos relacionados con la producción y exportación de petróleo.
Sin embargo, el año pasado el diferencial disminuyó con la recuperación del precio de las gasolinas, mismo que para este 2017 se fijó en un porcentaje de impuesto (IEPS) de más del 20 por ciento, lo que explica el por qué el precio de la gasolina para este año es mucho más alto que el registrado en Estados Unidos.
Entre el grueso de la población hay escepticismo sobre los resultados que pueda arrojar el acuerdo firmado entre el Gobierno Federal, organizaciones empresariales (quienes negaron haber suscrito dicho documento) y trabajadores, para mitigar el golpe a la economía popular provocado por el alza al precio de los combustibles.
La mayoría cree que se trata de paliativos que no atacan el problema de fondo y mucho menos contribuirán a disminuir la ola de protestas que se vienen dando en todo el país a raíz del llamado gasolinazo.
Lo que sí es una realidad, es que el aumento en el costo de las gasolinas y el diesel disminuyó el poder adquisitivo de los mexicanos, y en el plano macro le resta competitividad a las empresas y limita el crecimiento económico del país.
Hay la certeza de que la inflación registrará un fuerte incremento en el presente mes.
Es un riesgo que al parecer el Gobierno Federal está dispuesto a correr mientras quita los controles sobre los precios de la gasolina para abrir el mercado de los combustibles a la iniciativa privada, una estrategia que ha sido posible luego de la reestructuración del sector energético.
A pesar del anuncio oficial de la firma del Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, la Confederación Patronal de la República Mexicana negó haberlo suscrito debido a que -sostuvo- carece de metas claras, objetivos puntuales y métricas que sirvan para evaluar los avances.
Gustavo de Hoyos, presidente del organismo que agrupa 65 centros empresariales en todo el país, señaló que el momento económico que atraviesa el país exige que todos los actores asuman compromisos concretos en beneficio del país.
Particularmente, dijo, el Gobierno, quien administra los recursos públicos, está obligado a asumir compromisos específicos para mejorar el manejo del presupuesto, transparentarlo y, en su caso, corregir o castigar su mal uso.
El líder empresarial comentó que el pasado 6 de enero, el Gobierno Federal propuso a los organismos empresariales agrupados en el Consejo Coordinador Empresarial negociar el mencionado Acuerdo, pero aunque el fin de semana se estuvieron discutiendo la estructura y contenido del documento, la propuesta final fue entregada por las autoridades dos horas antes de su firma pública.
“La situación económica y social actual exige un amplio acuerdo, un amplio consenso de todos los sectores sociales, pero éste no se puede construir en tres días”, precisó.
En su opinión urge un acuerdo que no solo sirva como estrategia de comunicación o imagen pública.
“No estamos en contra del gobierno, ni de quienes suscriben el Acuerdo, por el contrario: estamos en favor de un acuerdo real, de compromisos concretos, en beneficio de todos los mexicanos”.
José Antonio Meade, secretario de Hacienda y Crédito Público, lamentó que la Coparmex haya rechazado el acuerdo para implementar estrategias que ayuden a mejorar la estabilidad económica del país.
“Nos da mucha pena porque los acuerdos que se suscribieron abonan a favor de la tranquilidad familiar y estabilidad financiera y manda un ejemplo de que ante una circunstancia difícil, lo que conviene es estar unidos y ser solidarios”, indicó Meade.
Durante la firma del Acuerdo, el presidente Peña Nieto dijo que como parte de las políticas para proteger la economía de los mexicanos, el Gobierno está preparado para dar paso a la importación preferencial de productos de la canasta básica en caso de que los precios sean incrementados de manera desmedida.
Peña comentó que como parte del compromiso para apoyar a las familias mexicanas a enfrentar un entorno económico complejo, el Gobierno Federal, así como la iniciativa privada, han fincado acuerdos para establecer condiciones que fortalezcan la estabilidad financiera nacional.
“En cada hogar pueden estar seguros de que estamos trabajando para proteger su patrimonio, para proteger su empleo, el acuerdo responde justamente a las preocupaciones de los jefes y las jefas de familias, preocupaciones de que haya incrementos en los precios de los productos de la canasta básica”, expuso.
En cuanto a la generación de empleos y desarrollo económico, mencionó que este 2017 habrá nuevos estímulos económicos para incentivar a la inversión, así como que la iniciativa privada apoyará a mantener la generación de empleos y se promoverá la facilitación de trámites para la apertura de pequeñas y medianas empresas.
En nuestra opinión vemos que ante un escenario de aumento de precios de productos, bienes y servicios de diversa índole, el Banco de México se verá en la necesidad de intervenir para desinflar esas presiones inflacionarias.
La forma de hacerlo es a través de una política monetaria restrictiva, o sea, aumentando las tasas de interés.
Si ya en el pasado reciente se había decidido subir el costo del dinero anticipando futuras presiones en precios, si estas llegan a materializarse como resultado de las alzas a los combustibles, el Banco de México tendrá razones más que suficientes para continuar con esa política.
Estas alzas frecuentes en las tasas de interés, tarde que temprano afectarán el potencial de crecimiento de la economía mexicana, por lo que podrían tener efectos negativos en el crecimiento del Producto Interno Bruto. Al tiempo.
Jesus.belmontt@gmail.com

Esta nota fue publicada el día: 10, enero, 2017



SOCIALES


EDITORA ZAMORA CRUZ SA DE CV AV. ANTONIO DAMIANO CAJAS MZ M ALTOS 2 FRACC. INSURGENTES TAPACHULA CHIAPAS.
­TEL. 6262241, 6262131
El Orbe ~ com.mx 2014.