COMENTARIO ZETA

405
COMENTARIO ZETA
COMENTARIO ZETA

Por Carlos Z. Cadena

Exigen cárcel y que devuelva todo lo que se robó para Sabines: Walter León Montoya.

El Presidente de la Organización de Transportistas y Empresarios Chiapanecos, (Otraech), Walter León Montoya, exigió y pidió desde la capital Tuxtla Gutiérrez, a las autoridades federales, a que el exgobernador Juan Sabines se le investigue y encarcele por la mala administración que tuvo y que se ha visto reflejada en perjuicio de los chiapanecos. Fue explícito:
“Juan Sabines debe de pisar la cárcel, pero antes de eso debe devolver todo lo que se robó, que fueron miles de millones de pesos”, y agregó: “Las autoridades federales en verdad consideren denuncias que ya existen contra este exgobernador”, y remató: “Sabines debe ser investigado respecto a toda su administración, no lo último ni resultados finales, sino los 6 años, que estuvo al frente del gabinete”.
No hay que olvidar que aparte de la peores farsas y engaños en la administración del sabinato, como el Biodiesel, Ciudades Rurales, el proyecto del Río Sabinal navegable, construcción de aulas cada tres horas, y otros, y donde además lo acusaron de haber dejado una deuda por 35 mil millones de pesos, el pueblo chiapaneco sigue pidiendo justicia y transparencia pública, porque nadie puede negar que el efecto Sabines está repercutiendo en la administración sexenal de Manuel Velasco Coello.
Al último, León Montoya dijo que las autoridades federales no deben tardar tanto en aplicar la ley, y se le debe de hacer caso a las denuncias de los ciudadanos, siempre y cuando estén las demandas bien sustentadas, para que de una vez por todas, se combata la corrupción en Chiapas.
Empiezan a levantarse la voz para exigirle al Gobierno del Sabinato que rinda cuentas claras de una administración considerada por la prensa nacional y estatal de las más corruptas y deshonestas en los últimos 100 años de vida gubernamental, sin embargo apoyado por el presidente Peña Nieto, pagando favores electorales, se le ha “alcahueteado” al grado de enviarlo a un Consulado en los Estados Unidos.
El Fenómeno de Estados Unidos Obliga a Cambios de Seguridad en la Frontera sur: ECOSUR
El responsable de estudios de migración y procesos trasfronterizos, del Colegio de la Frontera Sur, (ECOSUR), Enrique Coraza de los Santos, afirmó que los recientes cambios políticos en los Estados unidos, han hecho que los objetivos y estrategias de la seguridad en este país, hayan cambiado, mismos que establecen como punto de control estratégico a la frontera sur.
Expuso que actualmente se observa un proceso creciente de militarización de la frontera, al asociar la migración con un problema de seguridad nacional, y no solamente una cuestión que atañe a la seguridad pública, por ello en esta nueva realidad, los servidores públicos y del Estado, deben ser garantes del respeto de los derechos humanos de los migrantes.
Sin embargo en Tapachula, en efecto la fisonomía del Gobierno Federal en materia de seguridad, ha aumentado muy sigilosamente como es la multiplicación de integrantes de la Gendarmería Nacional, que como nunca en la historia, ahora no solamente recorren en vehículos la ciudad, sino que en pareja hacen trabajo a pie en algunos lugares céntricos de la ciudad. La participación de la Marina y del Ejército Mexicano también se hace con mayor fuerza en favor de la vigilancia de esta puerta del país. Es más, se han visto a personas que se creen son agentes de seguridad de los Estados Unidos, o de otras corporaciones federales, y no precisamente son “güeros”, sino de complexión robusta y morenos.
Lo grave es que la violencia se ha materializado con los centroamericanos que viven en Tapachula, donde se ha detectado una gran influencia de Marasalvatruchas ya asentados en varias colonias pobres. Hay voces advirtiendo que este fenómeno migratorio es el que verdaderamente tiene asolada a esta puerta mexicana. Muchos de esos maras o jóvenes delincuentes centroamericanos que vinieron a vivir a Chiapas, -y también se habla que hay muchos extranjeros en Tuxtla Gutiérrez y San Cristóbal- ha aumentado la delincuencia, hasta ahora, del llamado fuero común.
Lo preocupante es que algunas muertes en los municipios fronterizos ya se le vincula con personas extranjeras, originando un miedo en algunos núcleos sociales, como el caso del maestro que fue asesinado salvajemente en Tapachula, y que el magisterio pegó el grito en el cielo por la forma tan ruin y alevosa con que lo mataron.
No se puede negar que faltan mayores estrategias policiales en lo que se refiere a nuestro Estado, la Secretaría de Seguridad Pública Estatal que dirige Jorge Luis Llaven Abarca, desde el pasado 5 y 6 de enero quedó demostrado su ineficacia y nulidad con los sucesos ocurridos en Tapachula, donde por casi 24 horas, no hubo un número determinado de policías estatales para hacerle frente al fenómeno de violencia que se vivió esos días y que fue escándalo nacional. Además en estos cuatro años, la Policía Estatal ha sido denunciada con el sospechosismo de varios jefes policiacos de alto rango, y nada se ha hecho al respecto.
Hoy es el momento de hacer un viraje e inyectarle mayor seguridad pública estatal a los municipios fronterizos, donde también hay cada Presidente Municipal bandolero y pelafustán que merece también una investigación por parte de las autoridades federales.
El Sistema Nacional Anticorrupción Choca con la Frágil Ley de Extradición.
Definitivamente, el Sistema Nacional de Anticorrupción de nuestro país aún está en pañales, o se le requiere darle mayor consolidación legal. De qué sirve cuando un servidor público cometa pillerías de corrupción, huye al extranjero y, si es detenido, todavía se da el lujo de que la extradición esté a su favor. Forzosamente también se debe legislar sobre los procedimientos de extradición y regresar a los tratados internacionales con los diversos países para darle mayor fluidez con la detención de un mexicano corrupto que es detenido en el extranjero.
Todo esto que está ocurriendo con Tomas Yarrintong y Javier Duarte, (uno detenido en Italia y el otro en Guatemala), muestra la vulnerabilidad de la ley de extradición internacional, y así como están poniendo el ejemplo estos exgobernadores, en el futuro todas esas gavillas de ladrones de los presupuestos, lo primero que buscarán es huir del país, y en el futuro, serán negociaciones de país a país.
Por eso se debe ver con binoculares esa Ley de Extradición y ponerla a la medida del Sistema Nacional de Anticorrupción.
PD: La AC “Un millón de amigos” de Enoc Hernández, sigue pintarrajeando a todo el Estado de morado, y lo hace en lugares oficiales de una manera burda y ofensiva para los chiapanecos. Un cinismo y descaro electorero que nadie lo para. Una AC convertida en todo un partido político. ¿Hacienda federal y el INE dónde andarán?, ver para creer.