Aplicación Justa de la Ley no Permita Impunidad: Obispo

Aplicación Justa de la Ley no Permita Impunidad: Obispo

Tapachula, Chiapas, 5 de Febrero.- “El Aniversario de la Constitución Mexicana es buena ocasión para recordar y aceptar que en todo grupo humano son necesarias normas justas, claras y adecuadas, que garanticen el bien de todos respetando los auténticos derechos de cada uno, cuya observancia sea exigida a todos y su transgresión no quede impune”, señaló el Obispo de la Diócesis de Tapachula, Leopoldo González González.

“Mirar las leyes como garantes del bien común nos ayuda a apreciar y exigir la labor del legislador orientada únicamente por la búsqueda, en la verdad y en la justicia, de aquellas condiciones que son necesarias para que las personas tengan una vida digna; y nos dispone a acatar toda ley justa como un bien personal, pues en el bien de todos está el bien de cada uno. Esto nos hace caer a la cuenta de la enorme importancia que tiene en la sociedad el trabajo de quienes están a cargo de la impartición de justicia. La mejor de las leyes y el mejor esfuerzo de las policías fracasa, si algo falla en las muchas veces demasiado largo proceso de impartición de justicia”, destacó Monseñor.
Durante su mensaje en la Catedral de San José, el Obispo destacó que “el aprecio de las normas se siembra en el hogar. Los niños necesitan límites: saber lo que está permitido y lo que está prohibido, y conocer las consecuencias que enfrentarán si no observan esos límites. Las reglas claras y firmes les permiten distinguir lo bueno de lo malo, lo correcto de lo incorrecto y son una señal de la preocupación y cariño de los padres hacia los hijos, pues les habla de la atención que dan a su conducta”.
La consistencia en las reglas es cosa necesaria para tener un clima de seguridad en el hogar. La consistencia incluye el reaccionar siempre de la misma manera ante los mismos hechos o conductas de los hijos; que mamá y papá estén de acuerdo en lo que permiten o prohíben, en lo que consideran deseable o indeseable en el comportamiento de sus hijos, y que también estén de acuerdo en la manera de exigirlo. Se ha de excluir el maltrato físico y verbal, y si se está alterado o muy enojado, es mejor informar al hijo que luego se hablará con él. Siempre tiene más efecto lo que se dice con tranquilidad y da mayor oportunidad de ser justos. Sin todo esto, se crea en los hijos una grande confusión. EL ORBE/Rodolfo Hernández González

Publicado: 6, febrero, 2012

SOCIALES


EDITORA ZAMORA CRUZ SA DE CV AV. ANTONIO DAMIANO CAJAS MZ M ALTOS 2 FRACC. INSURGENTES TAPACHULA CHIAPAS.
­TEL. 6262241, 6262131
El Orbe ~ com.mx 2012.