Migrantes que Pasan por Esta Frontera se Estancan en Tijuana; la Mayor Parte se Queda en Tapachula

Migrantes que Pasan por Esta Frontera se Estancan en Tijuana; la Mayor Parte se Queda en Tapachula

inmigrantes-01 inmigrantes-04

Migrantes que Pasan por Esta Frontera se Estancan en Tijuana; la Mayor Parte se Queda en Tapachula

Migrantes que Pasan por Esta Frontera se Estancan en Tijuana; la Mayor Parte se Queda en Tapachula

* Migración y “la Carabina de Ambrosio” son lo Mismo
* ¡¡Ya Torito Deja de Abrir Cantinas!!
* La Nueva es “La Palapa de mi Mamá”.

SUMARIO:::
Migrantes Centroamericanos, Africanos y Asiáticos, están formando colonias irregulares, exigiendo derechos y apoderándose del comercio.

Tapachula, Chiapas; 2 de Octubre.- Los flujos migratorios masivos a territorio mexicano, están provocando serios problemas para las instancias gubernamentales, porque ahora están formando colonias irregulares, exigen derechos y se apoderan del comercio, incluso del informal.
En algunos casos, como en la recolección de la basura, la prostitución, vendedores ambulantes de golosinas y en los mercados, alijadores y otras actividades, han conformado sindicatos y se han adherido a organizaciones mexicanas.
En las inmediaciones de Tapachula, se han instalado en colonias populares en donde exigen al Gobierno agua potable, redes eléctricas, drenajes, calles de concreto, subsidios para comprar sus terrenos o construir sus casas; y espacios en la vía pública como en parques y jardines, para vender mercancías, generalmente de dudosa procedencia.
Hay identificados en la región Soconusco, grupos comunitarios de Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, así como cubanos, de diversos países de Asia y ahora de África.
De acuerdo a los informes oficiales, en el índice delictivo de la región se refleja un aumento considerable en la participación de extranjeros en éste año, sobre todo en asaltos con violencia, así como de robos a transeúntes y a casa-habitación.
En las fincas cafetaleras y bananeras, además de las de producción de mango y otros cultivos, los jornaleros centroamericanos han desplazado la mano de obra de campesinos mexicanos.
En los centros de abasto y en los comercios establecidos, hay reportes de quiebra y algunos apenas sobreviven, porque las autoridades locales han permitido que miles de extranjeros con venta ambulante los hayan superado.
Los vendedores de tortas, tacos, ropa y fritangas en las calles, también son centroamericanos. Sus propietarios no pagan Seguro Social, nómina, Impuesto Sobre la Renta y otras responsabilidades fiscales.
Por quedar bien ante organismos internacionales y a las comisiones de los Derechos Humanos, las autoridades, incluyendo a las de Salud en el Estado, dan prioridad a la atención a un extranjero, mientras que en las banquetas y pasillos de los hospitales populares siguen las mujeres campesinas dando a luz, pero también hay fallecidos.
La frontera norte del país está literalmente saturada de migrantes que, al no poder pasar a los Estados Unidos, ahora se han dispersado a otros Estados, incluyendo Chiapas
Por ejemplo, organizaciones sociales en Tijuana confirmaron que ya no hay espacios en los albergues y ahora hay tiendas de campaña en la vía pública habitadas por extranjeros.
Tan solo de haitianos, se calcula que en éste año han llegado casi 10 mil, y muchos de ellos convirtieron una parte de la zona de tolerancia en un nuevo barrio de su país.
Al igual que en Chiapas, hay infinidad de “gestores” que salen a las calles, lanzan consignas en contra del Gobierno y exigen atención inmediata a esos extranjeros.
Los “gestores” cobran por paquete a cada migrante que, en el caso de los africanos, han señalado que las cifras llegan hasta los 200 mil pesos por llevarlos de Brasil hasta los Estados Unidos sin ser molestados, así como la estadía en hoteles de mala muerte.
Las disposiciones de la Aduana y Protección Fronteriza de Estados Unidos es la de que cada uno de los extranjeros que buscan llegar a Norteamérica con fines de radicar permanentemente ahí, deben esperar hasta dos meses en territorio mexicano para que les den una respuesta.
En el sur, hay un promedio de atención de unos 300 africanos en la Estación Migratoria “Siglo XXI”, con sede en Tapachula, en donde las autoridades aseguran que la Secretaría de Salud estatal hace un examen médico minucioso de cada uno de ese grupo de extranjeros, después de llegar de naciones restringidas por enfermedades como el Ébola.
Pero hay otro grupo casi similar a éste, conformado por cubanos y de otros países que también buscan el salvoconducto para atravesar todo México, sin ser detenidos.
De ser cierto que se aplican unas 500 evaluaciones médicas diarias y creyendo que no se descanse nunca y se labore las 24 horas, se tendría que revisar cada tres minutos a un extranjero, para garantizar que no representen un riesgo sanitario para el país.
En Tapachula han empezado a nacer descendientes de africanos y por ese hecho los bebés ya son mexicanos y están protegidos por las leyes.
Pero también los hay de centroamericanos y asiáticos, que ahora requieren de educación y del resto de los derechos constitucionales de cualquier mexicano.
En Baja California, la Dirección de Atención al Migrante, que ha otorgado las fichas para que los indocumentados puedan cruzar ordenadamente a Estados Unidos, informó que a la fecha han entregado más de siete mil números. Mientras que Estados Unidos reveló que desde hace tres meses han permitido el paso a 5 mil migrantes originarios de Haití; se estima que en Tijuana aún hay 2 mil migrantes de ese país varados.
Hay una advertencia de parte de activistas católicos que señalan que personas de esos flujos migratorios, por su propia necesidad, pueden unirse a la delincuencia.
Lo peor de todo es que se ha informado que Norteamérica ha empezado a deportar ciudadanos haitianos. Es decir, ya no obtendrán permisos humanitarios para ingresar a Estados Unidos.
El cambio en la política migratoria implica que los haitianos que se presenten en los puertos de entrada del país deberán solicitar asilo y comprobar que su vida corre peligro.
El problema ahora no es de los Estados Unidos, sino de México, que deberá de brindar todo tipo de atención a esas personas.
En Chiapas, los talleres mecánicos, carpinterías, herrerías, almacenes, cantinas, prostíbulos, restaurantes de comida rápida y otras actividades, también han decidido desplazar la mano de obra mexicana por centroamericanos, porque les pagan poco, así como no les dan seguro, vivienda social, vacaciones, aguinaldos y otras prestaciones de ley. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello

Esta nota fue publicada el día: 3, octubre, 2016



SOCIALES


EDITORA ZAMORA CRUZ SA DE CV AV. ANTONIO DAMIANO CAJAS MZ M ALTOS 2 FRACC. INSURGENTES TAPACHULA CHIAPAS.
­TEL. 6262241, 6262131
El Orbe ~ com.mx 2014.