Abusos Sexuales Enturbian Campaña de Donald Trump

Abusos Sexuales Enturbian Campaña de Donald Trump

Abusos Sexuales Enturbian Campaña de Donald Trump

Abusos Sexuales Enturbian Campaña de Donald Trump

trump-02

*Victimas lo Denuncian.

Washington.- Los abusos sexuales de Bill Clinton hacia otras mujeres en el pasado fue el arma escogida por Donald Trump para cargar contra Hillary Clinton en el segundo debate presidencial.
Ahora se ha girado la tortilla para el magnate republicano y, de momento, una serie de mujeres han denunciado que Trump se sobrepasó con ellas. Dos aseguran que les besó sin permiso, otra dice que el republicano le metió mano en un avión, una cuarta relata un “toqueteo”, mientras que unas modelos denuncian cómo el magnate se metía en los vestuarios de Miss USA cuando las chicas estaban desnudas.
Dos de las mujeres hicieron la denuncia al prestigioso diario The New York Times. La cabecera, posicionada claramente a favor de Clinton en la carrera hacia la Casa Blanca, dedicó un extenso reportaje a las “víctimas” e incluso publicaron un vídeo donde una de las mujeres cuenta lo ocurrido. La respuesta de Donald Trump no se ha hecho esperar y ya ha amenazado con denunciar al periódico.
El artículo relata el caso a dos mujeres, Jessica Leeds y Rachel Crooks, quienes dijeron que Trump las tocó de manera inapropiada. La primera afirma que el magnate le tocó los pechos e intentó meter su mano debajo de la falda hace tres décadas en un vuelo a Nueva York.
Ambos iban en primera clase, pero no se conocían de nada. “Era como un pulpo. Fue una agresión”, recuerda la afectada antes de explicar que salió corriendo de allí para sentarse en las últimas filas del vuelo. Esta víctima, que ahora tiene 74 años, no denunció los hechos al personal del avión porque “en esa época las mujeres de negocios a menudo tenían que soportar esos comportamientos de sus compañeros varones”.
El segundo testimonio de The New York Times, Rachel Crooks, asegura que en el año 2005 el candidato republicano se sobrepasó en un ascensor de la Trump Tower (Manhattan). Según relata, ella -que por entonces tenía 22 años- se presentó al magnate, ya que su empresa hacía negocios con él.
Trump respondió al saludo lanzándose a sus labios. “Me besó directamente en la boca. Fue muy inapropiado (…) Estaba tan cabreada de que él pensara que yo era tan insignificante como para poder hacerme eso”, explica Crooks apuntando que no fue un beso accidental, sino una “violación”.
Tras el incidente del ascensor, la mujer regresó a su mesa y telefoneó a su hermana, Brianne Webb, para contarle lo ocurrido. Da la casualidad de que este segundo episodio sucedió en el año 2005, el mismo año en el que se grabó el polémico vídeo de Trump donde vierte expresiones groseras y machistas hacia las mujeres.
The New York Times contactó con el candidato republicano el pasado martes para que diera su versión de lo ocurrido. Lo negó todo, como ya hizo en el debate contra Hillary Clinton.
La tercera supuesta víctima de Trump es de Florida y denunció los abusos del magnate en el periódico local Palm Beach Post. Mindy McGillivray afirma que el magnate la “toqueteó” en el año 2003 al término de un concierto en el hotel Mar-a-Lago, ubicado en Palm Beach (EU), propiedad del magnate.
Los hechos se remontan a un recital de Ray Charles en este hotel del sur de Florida. Ella fue como asistenta del fotógrafo Ken Davidoof. En un momento dado estaban detrás del escenario, donde se ubicaba Trump con su prometida Melania, y sintió como la agarraban y le daban un empujón.
“Sentí un toqueteo, un pequeño empujón. Creí que era la bolsa de la cámara de Ken, fue mi primer instinto. Me di la vuelta y ahí estaba Donald. Él quitó la mirada rápidamente y yo en seguida me giré hacia la dirección donde estaba Ray Charles. Me quedé aturdida”, recuerda esta mujer. “Fue bastante cerca del centro de mi trasero. Me sobresalté y salté rápidamente”.
Ese no fue el único incidente que McGillivray dice haber tenido con Trump. Dos años antes de ese concierto tuvo otro encuentro con el magnate en el mismo hotel durante una fiesta de noche vieja. Ella volvió a ir en calidad de ayudante de fotografía con Ken y Donald la abordó a la salida del baño. “Tenía ese tono cortés. Estaba totalmente coqueteando conmigo”.
Mindy McGillivray nunca hizo una denuncia sobre sus encuentros con Trump, pero a raíz del debate presidencial donde el magnate dijo respetar tanto a las mujeres y sintió que era el momento de desvelar su historia. Agencias

Esta nota fue publicada el día: 14, octubre, 2016



SOCIALES


EDITORA ZAMORA CRUZ SA DE CV AV. ANTONIO DAMIANO CAJAS MZ M ALTOS 2 FRACC. INSURGENTES TAPACHULA CHIAPAS.
­TEL. 6262241, 6262131
El Orbe ~ com.mx 2014.