Crisis Petrolera Golpea 4 Estados del Golfo de México; en Tapachula Sigue sin Reubicarse la TAR de PEMEX

* Gobierno Sigue Otorgando Concesiones Para Abrir más Gasolineras.
* Refinerías Recortan Personal por Desplome del Hidrocarburo

La economía de Tabasco, Veracruz, Campeche y Tamaulipas, entidades petroleras, ha mermado de manera crítica debido a la caída de los precios del petróleo y a los recortes presupuestales a PEMEX, originando pérdida de miles de empleos formales.

La economía de Tabasco, Veracruz, Campeche y Tamaulipas, entidades petroleras, ha mermado de manera crítica debido a la caída de los precios del petróleo y a los recortes presupuestales a PEMEX, originando pérdida de miles de empleos formales.

Toda la Economía que Dependía del Petróleo Está Semiparalizada.

Tapachula, Chiapas; 16 de Octubre.- A pesar de los esfuerzos del gobernador Manuel Velasco por reubicar las viejas instalaciones de la Terminal de Abastecimiento y Reparto (TAR) de Petróleos Mexicanos (PEMEX) del centro de la ciudad hacia Puerto Chiapas, esto aún no se ha concretado.
Por el contrario, derivado de la Reforma Energética, se ha permitido que empresas extranjeras pudieran construir en territorio nacional sus propias gasolineras y apropiarse lentamente de lo único que le quedaba a México: su petróleo.
El concesionamiento para la construcción y apertura de gasolineras en el país se ha disparado en este sexenio, especialmente en el 2016.
PEMEX no ha podido o no ha querido reubicar la TAR en Tapachula, a pesar de que ha sido un clamor ciudadano por el temor de que un incidente en ese lugar podría terminar con la vida de miles de familias.
En lugar de ello, se está permitiendo la apertura de infinidad de gasolineras en las áreas muy urbanizadas, las cuales se transforman en bombas de tiempo, que en cualquier momento pudieran ocasionar lamentables consecuencias.
A escasos metros de escuelas, áreas residenciales, congestionadas avenidas y centros de concentración masiva, son ahora almacenes de decenas de miles de litros de combustibles.
Tapachula pidió durante tres décadas que fuera reubicadas las instalaciones de Pemex precisamente por el almacenamiento de la gasolina y el grave peligro que eso representa.
En respuesta, el Gobierno Federal concedió los permisos para la instalación de las gasolineras, cuyos propietarios nadie puede tocar debido a los millonarios contratos que están comprometidos. EL ORBE/Ildefonso Ochoa
Las Afectaciones a los Estados.
Una y otra vez, especialistas en el ramo advirtieron oportunamente que lo que decía el Gobierno sobre la Reforma Energética para que fuera aprobada, era una falacia, y que en realidad, se trataba de espejitos para poner una alfombra a los grandes capitalistas extranjeros y se apropiaran de lo que pudieran.
Hoy, la crisis petrolera por el desplome de los precios del hidrocarburo, la corrupción y los recortes presupuestales a Pemex han afectado a Campeche, Tabasco, Veracruz y Tamaulipas, entidades que antes gozaron de sus beneficios.
La pérdida de empleos en las plataformas se extiende a comercios, hoteles, restaurantes, taxis, renta de locales, casas y edificios. Todo el engranaje económico que dependía del petróleo, está semiparalizado.
En Ciudad del Carmen, Campeche, una localidad de casi 250 mil habitantes, de donde se llegó a extraer 70 por ciento del producto nacional, hoy es un desfile de desempleados. El IMSS reporta que esa entidad perdió 22 mil empleos formales entre 2015 y 2016.
Ciudad Pemex, en Tabasco, construida en 1958 como punta de lanza de la actividad petrolera, luce abandonada y en espera de que lleguen las grandes empresas prometidas con la Reforma Energética.
En Veracruz, Poza Rica, que prometió perforar 2 mil pozos, está llena de corralones con camiones echándose a perder porque el proyecto no se concretó.
En Altamira, Tampico y Ciudad Madero, Tamaulipas, se han perdido 3 mil 500 empleos relacionados directamente con la industria. Cientos esperan afuera de la refinería una oportunidad de trabajo.
En esa ciudad, de casi 250 mil habitantes, la crisis de la industria petrolera, que comenzó a principios de año, ha dejado como saldo hasta ahora miles de empleos perdidos, decenas de negocios cerrados, remate de casas y edificios e incremento en delitos patrimoniales.
“El recorte presupuestal de 100 mil millones de pesos a Pemex, el desplome del precio del petróleo, pero también la falta de visión del empresariado local, que nunca avistó las consecuencias de depender de un solo producto, son las causas de este desplome”, dice Silvestre Fuentes Flores, presidente de la Cámara Nacional de Comercio local (Canaco), quien agrega que ahí la economía local dependía totalmente de ese sector.
Para ver la magnitud de la crisis, sugiere darse una vuelta por el malecón, donde hay decenas de barcos parados por falta de trabajo.
En efecto, desde la barda del malecón se observan más de 50 embarcaciones de diversas compañías atracadas a pocos metros de la ciudad.
Las naves, explica Fuentes Flores, son principalmente de transporte de personal y de servicios costa afuera y se encuentran detenidas porque las empresas a las que pertenecen ya no tienen contrato. Debido al recorte presupuestal, Pemex cerró las llaves y este año los convenios con las compañías proveedoras no se renovaron. Eso es parte de la Reforma Energética.
El Jardín de los Lamentos.
De acuerdo con el reporte del IMSS sobre creación de puestos de trabajo hasta agosto pasado, Campeche perdió casi 22 mil empleos formales entre 2015 y 2016. El Estado cayó 14.2 por ciento a tasa anual en generación de empleo, lo que la convierte en la entidad con el peor desempeño del país en ese rubro.
Una vuelta por el parque Zaragoza sirve, no sólo para dimensionar el tamaño del problema, sino también para darle voz y rostro a los datos duros. La gente ha rebautizado el lugar y actualmente le llama “el jardín de los lamentos”, porque por las tardes ahí se reúnen a contar sus desventuras los trabajadores petroleros despedidos que todavía guardan esperanzas de volver a subir a las plataformas y no han regresado a sus lugares de origen.
El rito es similar. Los obreros se levantan muy temprano y comienzan a tocar las puertas de las empresas que aún permanecen en la isla. Pero sin contratos con Pemex, es imposible hallar empleo.
Decenas de obreros acuden a este parque a compartir sus desventuras, a recibir una palmada en la espalda de sus compañeros de desgracia. Es fácil identificarlos. Rondan con gorritas beisboleras, con mochilas en la espalda, con pantalones de mezclilla, con playeras coloridas y los cuerpos encorvados. Aunque en sus rostros se dibuja la incertidumbre, todavía queda espacio para la esperanza.
Trabajaban para empresas como Grazprom, Halliburton, Evya, Schlumberger y Cotemar, entre otras, donde eran ingenieros, superintendente, soldadores, maniobristas, buzos…
Como José Abel Vázquez Vicente, de Juchitán, de 40 años de edad, quien era soldador en Cotemar, con un salario de entre 14 y 15 mil pesos catorcenales. No quiere regresar a Oaxaca, dice, donde ganaba 150 pesos diarios en el campo.
Como Fermín González, de Paraíso, Tabasco, de 29 años, quien trabajaba como maniobrista en Triple M donde le pagaban 12 mil pesos catorcenales.
“He ido a cinco empresas, y me dicen lo mismo, que no hay nada. Ya no te piden ni el currículum”, se lamenta Fermín, quien vive de los ahorros que logró con su finiquito.
Lo curioso es que, mientras en México ese es el panorama con la aprobación de la Reforma Energética, en el resto del mundo, las empresas petroleras y de comercialización de combustibles reportan grandes ganancias y los deseos de construir sus gasolineras en países donde sus Gobiernos son “bondadosos”, como está ocurriendo en México. Sun

Esta nota fue publicada el día: 17, octubre, 2016



SOCIALES


EDITORA ZAMORA CRUZ SA DE CV AV. ANTONIO DAMIANO CAJAS MZ M ALTOS 2 FRACC. INSURGENTES TAPACHULA CHIAPAS.
­TEL. 6262241, 6262131
El Orbe ~ com.mx 2014.