La ZEE Sigue Siendo Sólo una Promesa; Carretera Costera es Una Trampa Mortal

Así se aprecia la Carretera Costera, con hoyancos de gran tamaño.

Así se aprecia la Carretera Costera, con hoyancos de gran tamaño.

Así luce la Autopista en Comitán, modernizada.

Así luce la Autopista en Comitán, modernizada.

carretera-costera002
Mientras que en la Costa y Soconusco la carretera se encuentra en pésimas condiciones, con el peligro de provocar fatales accidentes, en Comitán se moderniza la autopista que une a dicho municipio con San Cristóbal de Las Casas, con una inversión de 500 Mdp.
* Inversión Para el Centro del Estado ha Sido de más de 8 Mmdp en 2 Años.
* En la Costa y Soconusco Pendientes Varios Tramos Federales que Comunican con Centroamérica.

Tapachula, Chiapas; 27 de noviembre.- Las inversiones del Gobierno Federal en la supuesta Zona Económica Especial (ZEE) de Puerto Chiapas sigue siendo sola una promesa, Mientras, la modernización de la región de Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal y Comitán, son una gran realidad.
De hecho, el Centro Federal de Reinserción Social (CEFERESO) No. 15, ubicado en el municipio costero de Villa Comaltitlán, es la única obra grande del Soconusco en el actual sexenio.
La promesa firmada de consolidar la ZEE en Puerto Chiapas está a punto de no ser cumplida ante la insístete iniciativa del senador priísta, Roberto Albores Gleason, de sectorizar en seis partes ese proyecto y llevarse el beneficio a otras regiones del Estado, donde las inversiones del gobierno federal son impresionantes.
Ante la reciente exhibida que se dio el Congreso del Estado con la intentona de respaldar a Albores en esa iniciativa y el reproche de la sociedad, ahora el senador retoma ese proyecto a través de un supuesto consenso ciudadano para reunir firmas que avalen la sectorización de la ZEE Puerto Chiapas, y nuevamente adiós a las inversiones en Tapachula..
Mientras eso ocurre y el Gobierno Federal continúa con sus discursos de fantasía para el Soconusco, ya invirtió cerca de 500 millones de pesos en la modernización de la vía San Cristóbal de Las Casas-Comitán de Domínguez, que por cierto no era un clamor ciudadano.
En cambio, en la Costa desde siempre la reparación de la carretera que une históricamente y de manera natural a México con Centroamérica, ha sido la demanda de más de un millón de habitantes.
De acuerdo a un informe de las autoridades federales, los trabajos que se llevaron a cabo en Comitán, redundarán en el desarrollo turístico de esa parte del Estado.
En esa carretera se ampliaron los carriles de 7 a 12 metros de ancho, además del alineamiento horizontal y vertical que permite mayor visibilidad y seguridad para los usuarios.
Ahí trabajaron 12 constructoras, 180 máquinas de gran escala, 40 vehículos de carga y montaje, así como la instalación de cinco bancos de materiales y 12 campamentos
Esa modernización permitirá mejorar las condiciones del tramo carretero que conecta a ambas ciudades.
Mientras, en la carretera entre los municipios de Cacahoatán y Unión Juárez, los habitantes han solicitado insistentemente que se atiendan los agrietamientos que dejó el sismo de hace dos años.
El proyecto de ampliación del tramo entre el kilómetro 10 de Tuxtla Chico hacia Frontera Talismán, quedó inconcluso desde el sexenio pasado.
En Tapachula, es una vergüenza que los ciudadanos hayan tenido que tomar al menos en tres veces en éste año el pedazo de libramiento para que mandaran a parchar los hoyos, luego de que esa obra quedó a medias desde hace tres sexenios, y su ampliación y la construcción del libramiento norte se han anunciado tantas veces, que el discurso ya se ha desgastado
En tanto que en la Costa, los reclamos son porque hace tres años se empezó con el mantenimiento de la carretera y varios tramos quedaron abandonados y otros, donde supuestamente ya quedó encarpetado, tiene serios daños que representan un peligro mortal para todo aquel que pasa por ahí.
De acuerdo a los sectores productivos del Soconusco, gran parte de la Costera se encuentra literalmente destrozada y eso ha provocado cientos de accidentes en los que lamentablemente ha habido heridos, fallecidos y cuantiosos daños materiales.
Por ejemplo, a la altura del municipio de Huixtla, desde hace varios meses ocurrió un deslave subterráneo que fue creciendo conforme avanzó la temporada de lluvias.
Hoy, ese hoyo que ocupa casi todo un carril, tiene una profundidad de alrededor de cuatro metros por una dimensión similar de ancho, es decir, cabe una camioneta o una unidad colectiva sin mayor problema.
En todos estos meses, el preocupado gobierno federal se limitó a que colocaran una cinta amarilla para que con suerte los conductores no terminen su vida ahí. Aunque algunos ciudadanos se compadecieron y ya pusieron unas llantas viejas como señalización.
Eso es también una vergüenza porque desde el sexenio pasado se colocaron letreros en varias partes del Soconusco, en los que se anunciaba la rehabilitación de esa vía de comunicación que une al Soconusco con el resto del país, y a México con Centroamérica.
Pero no es la misma situación para todo Chiapas, con una mezcla de recursos de la Federación que ascienden a unos 8 mil 126 millones de pesos, se ha modernizado, construido y conservado la infraestructura carretera del estado, en un periodo de dos años.
En la utilización de estos recursos destacan la construcción de los cinco tramos carreteros: Las Limas-Revolución Mexicana, Revolución Mexicana-Villa Corzo, Tuxtla Gutiérrez-Villaflores, Villaflores-Ocozocoautla y La Concordia.
El odio al Soconusco y los intereses personales de los funcionarios que han estado en turno, se ha visto reflejado en no aceptar un proyecto, que ha sido presentado insistentemente desde hace ya una década, de una empresa coreana interesada en construir una autopista de primer nivel en toda la Costa.
El diseño elimina las curvas y contempla túneles en montañas y puentes espectaculares, a fin de reducir a la mitad el tiempo de recorrido y kilometraje actual.
Sería de cuota como el tramo Arriaga-Tuxtla Gutiérrez, con la opción de tomar la carretera libre, que en éste caso sería la actual.
Habría que recordar que la carretera hacia Puerto Chiapas, a partir del Aeropuerto de Tapachula, sigue siendo una carrerita de dos carriles, justo donde asegura Peña Nieto será la Zona Económica Especial.
El caminito hacia ese proyecto, la ZEE, es donde el impune ex gobernador Juan Sabines Guerrero, construyó la Planta Biodiesel, que fue una farsa y hoy un elefante blanco.
Ahí mismo está ubicada la Terminal de Abastecimiento y Reparto (TAR) de Petróleos Mexicanos (PEMEX), que después de seis anuncios oficiales que sería inaugurada desde hace varios años, se teme que los más de mil millones de pesos que aseguran se invirtieron ahí, también haya sido una mentira para desviar recursos y que la planta no funcione nunca.
En resumen, el Istmo, la Costa, la Sierra y la Frontera Sur de Chiapas continúan siendo el traspatio de México, y una zona que, ante tanta marginación, humillación y olvido, mantiene vigente el sueño de una separación. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello

Esta nota fue publicada el día: 28, noviembre, 2016



SOCIALES


EDITORA ZAMORA CRUZ SA DE CV AV. ANTONIO DAMIANO CAJAS MZ M ALTOS 2 FRACC. INSURGENTES TAPACHULA CHIAPAS.
­TEL. 6262241, 6262131
El Orbe ~ com.mx 2014.