En Paro la Policía Municipal por Falta de Apoyo del Ayuntamiento Tapachulteco

308
Unos 400 elementos de Seguridad Pública Municipal, se declararon ayer en paro de laborales, denunciando una serie de irregularidades en las prestaciones sociales, que el Ayuntamiento no les ha cumplido.
Unos 400 elementos de Seguridad Pública Municipal, se declararon ayer en paro de laborales, denunciando una serie de irregularidades en las prestaciones sociales, que el Ayuntamiento no les ha cumplido.

 

*EXIGEN LA HOMOLOGACIÓN DE SALARIOS CON LOS ADMINISTRATIVOS, SERVICIOS MÉDICOS, UNIFORMES, ARMAMENTO, ALIMENTACIÓN Y VIVIENDA DIGNA.
*DENUNCIAN QUE LOS ENVIAN A CUIDAR RESIDENCIAS DE FUNCIONARIOS Y TIENDAS, DEJANDO EN TOTAL INDEFENSIÓN A LA CIUDADANIA.

Tapachula, Chiapas; 10 de Agosto.- Los alrededor de 400 elementos que conforman la Policía Municipal en Tapachula, se declararon desde las primeras horas de ayer jueves en paro de labores por tiempo indefinido, por irregularidades en el manejo de los recursos de programas federales en materia de seguridad.
Así como para exigir la homologación de salarios, luego de las discrepancias con lo que ganan los administrativos en el Ayuntamiento; y la entrega de uniformes.
Denunciaron que no cuentan con viviendas dignas o créditos para adquirirlas; que les dan servicios médicos deficientes; comida en mal estado y que, incluso, se las cobran.
Asimismo, que desaparecieron los vales de despensa y los bonos vacacionales, aún cuando son recursos que ya envió el Gobierno Federal al Ayuntamiento.
En la larga lista de irregularidades mencionaron también que les están dando seguros de vida obsoletos, y los obligaron a recibir mochilas escolares para su hijos, que supuestamente cuestan 6 mil 500 Pesos cada una.
Acusaron de que el Ayuntamiento que preside Neftalí Armando Del Toro Guzmán, se niega a liberar los recursos de los programas Fortalecimiento para la Seguridad (FORTASEG), y del Fondo de Aportaciones Para el Fortalecimiento de los Municipios (FORTAMUN).
Los uniformados decidieron a la hora del relevo de personal, alrededor de las 07:00 horas, no salir a sus respectivas tareas en el municipio, y paralizar las actividades, como una medida de protesta.
Durante su protesta, denunciaron los negocios que aseguran realiza el secretario de Seguridad Pública Municipal, Israel Méndez Hernández, como el hecho de utilizarlos para que brinden vigilancia a diversas empresas de la localidad, a las que presuntamente le pagan, pero de manera particular.
El cuidar negocios particulares, dijeron, significa tener que dejar abandonados los sectores de la ciudad que tienen asignados, así como los servicios que reclama la población.
Lamentaron que el regidor de la Comisión de Seguridad, Héctor Cano de la Torre, del partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), esté al servicio del Alcalde, en lugar de cumplir con sus funciones por las que se le paga como servidor público.
¿Y en Dónde Están los Millones que Envió la Federación?
De acuerdo a lo que explicaron a los inconformes a los medios de comunicación, un policía raso, el que sale a enfrentarse todos los días con la delincuencia, apenas gana alrededor de 2 mil 300 Pesos decenales, mientras que hay oficinistas y administrativos que ganan más de 10 mil Pesos quincenales, por lo que exigen la homologación salarial.
Insistieron en que no les han querido informar a cuánto ascienden los recursos del FORTASEG y que la ley de transparencia no se cumple, mientras que en otros municipios ya han entregado los apoyos que el Gobierno Federal envía a los cuerpos policíacos municipales de todo el país.
Pusieron de ejemplo que, en Tuxtla Gutiérrez, el apoyo de FORTASEG para cada policía raso es de alrededor de 21 mil Pesos; en Motozintla fue de 14 mil, “mientras que Tapachula esos recursos están desaparecidos y se desconoce el destino que le dio el Ayuntamiento municipal”.
Al hacer un recuento de las irregularidades que afirmaron hay en esa dependencia, recordaron que tienen derecho a dos uniformes completos cada seis meses, pero que tampoco eso se ha cumplido, no se sabe a dónde está el dinero y ellos tienen que portar las prendas del año pasado, ya en malas condiciones.
Y es que aseguran, los uniformes y botas recibidas en el 2016, eran de muy mala calidad, además de que tanto las armas como los cartuchos son insuficientes.
Aprovecharon para desmentir que a principios del mes de Agosto les hayan proporcionado más armamento y uniformes, tal como lo publicitó el Ayuntamiento a través de sus voceros y medios de comunicación afines.
Asimismo, que los pocos que portan armas solamente les entregan de dos a cinco balas para cubrir su turno, las cuales deben devolver a sus relevos.
Lo que ha difundido la autoridad local sobre los supuestos apoyos a los municipales, es pura mentira, porque tampoco tienen viviendas dignas ni créditos para tramitarlas, mucho menos los bonos por dos periodos vacacionales al año al que tienen derecho, recursos que, se supone, la Federación ya envió.
Por ello sospechan que el dinero que les corresponde lo desviaron para otras cosas, menos para los beneficiarios.
El Ayuntamiento no se Preocupa ni por la Salud de sus Empleados.
Relataron también que tienen problemas con los servicios médicos, toda vez que en el sanatorio particular donde los deberían de atender, hay muchas trabas, sobre todo para la realización de cirugías, porque argumentan que la autoridad municipal no paga a tiempo.
Además, hay medicamentos que están fuera del catálogo contratado y que, por lo mismo, deben comprarlos de manera particular, afectándolos en su economía familiar porque su salario es bastante es precario.
Entregan Mochilas a Precios Altos.
De acuerdo a lo que explicaron, el programa FORTASEG, similar al antiguo SUBSEMUN, incluye recursos económicos para estimular a los agentes policiacos en su desempeño, pero que de manera anómala el Gobierno de Neftalí Del Toro, los obliga a recibirlo pero en especie, en lugar de dinero en efectivo.
Por ejemplo, el año pasado, con el argumento de apoyarlos con los gastos escolares de sus hijos, les entregaron un paquete de útiles escolares y dos mochilas, con un monto de seis mil quinientos veinticinco Pesos, cuando en el mercado esas mismas cosas tiene un costo que no rebasaba los mil doscientos Pesos o, en el caso de las que entrega el Gobierno del Estado incluyendo los uniformes, son gratis.
Aseguran que la mayoría se opuso a esos actos de corrupción descarados, pero que los obligaron a recibirlos.
A otros, con argumentos similares, les entregaron materiales para la construcción, en lugar de cumplir con lo que dispone la ley.
En el paro de labores de este jueves, ni el Alcalde ni el flamante Regidor de la Comisión de Seguridad dieron la cara. En lugar de eso, solamente les enviaron a funcionarios sin ninguna capacidad de solución, quienes tampoco quisieron comprometerse a atender los reclamos de los policías.
El seguro de vida es otro problema, porque consideraron que ya es obsoleto, “ya que apenas contempla un promedio de cien mil pesos, que es insuficiente”, indicaron.
El Recuento de los Daños…de una Semana.
Hablar de la inseguridad en Tapachula no se trata de un tema político o en el ánimo de denostar los malos resultados de las autoridades municipales. Únicamente se retrata la realidad.
Lo ocurrido en esta semana lo corroboran. Para ejemplo, el asalto a mano armada perpetrado por un par de delincuentes a la empresa con venta de llantas “La Bendición”, ubicada en la 28ª Oriente, entre la 7ª y la 5ª Avenida Sur, donde amagaron con matar a los trabajadores si no les entregaban el dinero que, finalmente, se llevaron.
Con esa misma impunidad, dos sujetos con armas de fuego ingresaron a la empresa “Adoblock”, instalada en la carretera a Puerto Madero, donde los hampones les perdonaron la vida a los trabajadores, pero se llevaron el dinero en efectivo de las ventas.
También un grupo de sujetos armados, entraron a asaltar violentamente al bar, “La Breve Estancia”, en la 13a Avenida Sur, entre la 10a y 12a Calle Oriente, donde los asaltantes obtuvieron un botín por varios miles de Pesos.
Al tratar de evitar ser asaltado o querer defender su patrimonio, muchas veces se pone en riesgo la vida, como lo ocurrido en la 11 Sur y 32 Oriente, donde el vendedor de muebles, Víctor Manuel Gómez López, de 21 años de edad, fue herido a cuchilladas por un par de personas que le quitaron dinero y cosas de valor.
Algo similar ocurrió afuera de la Unidad Administrativa del Gobierno del Estado, al sur la ciudad, en donde un comerciante fue interceptado cuando viajaba en su camioneta y despojado de dinero en efectivo por sujetos con armas de fuego.
Otros delincuentes armados se presentaron a la pescadería “La Pasadita”, en la 7a. Sur esquina con 20 Oriente, donde no solamente asaltaron, sino que también dejaron herido a un cliente.
Al otro extremo de la ciudad, a un costado del puente Cahoacán, un joven de 19 años de edad, originario de El Salvador, y su compañero de viaje, un hondureño de 18, fueron heridos a cuchilladas durante un asalto realizado por siete supuestos maras salvatruchas.
Algo similar le ocurrió a una joven que se resistió a ser asaltada por tres delincuentes, quienes la hirieron a navajazos, en hechos ocurridos frente al hospital del Cofat.
Por otro lado, en la 4ª Avenida Sur Prolongación, en la colonia Cantarranas, tres delincuentes con pistolas asaltaron, por quinta ocasión en el año, la gasolinera “Cuarzo”.
El robo de vehículos en Tapachula es un constante. En las últimas horas, desapareció del fraccionamiento Vida Mejor, una camioneta Toyota, modelo 1984, con placas de circulación DB 49-439, cuyo propietario presentó su denuncia formal en contra de quien o quienes resulten responsables.
Por si fuera poco, también se robaron una gran caja de tráiler que se encontraba estacionada en una tienda departamental, al sur de la ciudad.
Pero no se tratan de hechos aislados. También se robaron dos camionetas. La primera, con placas CW-77-527, fue sustraída del fraccionamiento Los Llanes; mientras que la otra, CW-67-891, desde el estacionamiento de un tienda departamental ubicada en la 17 Oriente.
Mientras, en el parque central del ejido Álvaro Obregón, los amantes de lo ajeno también aprovecharon la flaqueza de la vigilancia y se robaron una motocicleta Italika modelo 2014, color verde, con placas de circulación N6B17 del Estado de Chiapas.
Entre los robos a casa-habitación de esta semana, se encuentra el cometido por dos personas en el lote 3, del fraccionamiento “Solidaridad 2000”, donde fue detenido uno de ellos, quien respondió al nombre de Fredy de la Cruz, de 24 años de edad, alias “El Sayayín”, quien llevaba consigo parte de lo robado y que, por cierto, ya ha sido detenido en varias ocasiones por delitos similares, pero logra salir casi de inmediato
Hartos de todo ello y de la ineptitud de los cuerpos policíacos, los ciudadanos han decidido defenderse por sus propios medios y hacer justicia, formando para ello comités de autodefensa.
Derivado de ello, este jueves habitantes de la colonia “18 de Octubre”, detuvieron a una persona, de 35 años de edad, cuando presuntamente se encontraba robando en una vivienda. La turba lo amarró y poco antes de ser linchado, fue rescatado por policías estatales, ya que los municipales se encuentran en paro de labores. EL ORBE/Rodolfo Hernández González