Avanza Obra del Santuario Guadalupano

Tapachula, Chiapas; 21 de agosto.- Con la limosna de miles de parroquianos, el Santuario Diocesano en honor a la Virgen de Guadalupe, ubicado al oriente de la ciudad, es considerado uno de los íconos religiosos más importantes del país, sobre todo por su noble labor de hermanar en la fe a los pueblos centroamericanos con México.
Alrededor de un millón de visitantes locales, nacionales y extranjeros en el último año, son la prueba de que gradualmente ese lugar, erigido hace 69 años, es un sólido estandarte del cristianismo mesoamericano.
Precisamente esa devoción creciente de los feligreses ocasionaron que la Iglesia Católica elevara el rango del templo a Santuario, el 10 de mayo del 2013, justo el Día de las Madres.
Desde entones, la capacidad interna del lugar ha sido insuficiente para albergar a los creyentes que, inspirados en su devoción, acuden ante los pies de la Morena del Tepeyac, sobre todo en Semana Santa, Navidad y otras fechas de relevancia cristiana.
Era impostergable, entonces, el pensar en un proyecto que no solo plasmara la importancia de ese Santuario para los católicos mexicanos y de los centroamericanos, sino también que contribuyera en la modernidad y en los aspectos turísticos del sureste mexicano.
Edy Girón Díaz, Vicario del Santuario de Guadalupe, reveló en entrevista exclusiva para el rotativo EL ORBE, que se planteó a la comunidad cristiana de Tapachula, el proyecto de modernización del templo, el cual fue respaldado también por el obispo del Soconusco, Leopoldo González.
Fue en noviembre del año pasado cuando se colocó la primer piedra de los trabajos, que se calcula requerirán de unos 15 millones de pesos, sólo en su etapa de obra negra.
“Hemos tenido un progreso significativo con la ayuda de muchas personas que se han sumado a la tarea de darle a la Virgen un templo más grande y bello, para que encontremos ahí un refugio de paz, consuelo, ayuda y compañía”, indicó.
El joven presbítero aclaró que en la construcción no hay aportaciones gubernamentales y que todo se debe a la contribución de cada fiel, y que por ello los avances son mucho más lentos de lo deseado.
El gran reto ahora es la conclusión de la gigantesca loza de más de 500 metros cuadrados, cuya inversión necesitará de más de medio millón de pesos.
Por ello se ha lanzado un llamado a la sociedad en general a que contribuya de manera individual o colectiva, con un metro cuadrado de loza, es decir, con mil pesos.
Y es que aún cuando el coordinador general del proyecto, Andrés Luna Ruiz, y otros profesionistas que participan lo hacen de manera altruista, hay decenas de obreros y albañiles a los que también se les tiene que pagar semanalmente, en una nómina que oscila en los 30 mil pesos.
A veces las limosnas y las donaciones para la obra se reducen considerablemente y por ello salen a buscar ayuda, a tocar puerta por puerta para no detener ese sueño del catolicismo chiapaneco.
Esa gotita de ayuda hace prever que el Santuario quedará concluido dentro de aproximadamente tres años, y quedará pendiente el embellecimiento interno.
Si el diseño por fuera es majestuoso, por dentro lo es aún más. Incluye la casa parroquial, salones, estacionamiento, altar mayor, áreas de bautizo y confesiones, entre otros espacios.
La presencia de unos 500 mil visitantes en los 12 días de peregrinaciones en diciembre, los ha llevado a fijarse como objetivo que para ese entonces, hayan concluido el altar donde estará colocada la Virgen.
Se adecuarán los espacios para que puedan estar sentadas unas 600 personas, aunque al concluir la construcción lo podrán hacer poco más de mil.
Actualmente hay áreas que ya han sido terminadas, como la cruz del atrio, oficinas y la cripta, que a partir de éste año se suma a ser otro gran atractivo para los cristianos de la región.
Son alrededor de 300 espacios disponibles para aquellos que deseen que los restos de sus familiares reposen en ese lugar.
El lugar cuenta con un bello diseño modernista pero con el toque sublime de la fe, luego de que al centro del salón está un nicho con la Virgen.
El resto de los detalles, como la iluminación y un cálido clima, hacen de ese espacio de silencio y tranquilidad, un digno lugar para descansar eternamente.
De acuerdo al programa, una vez al mes se llevará a cabo en ese lugar el acto de Eucaristía, en el que podrá participar quien quiera hacerlo.
Los recursos obtenidos por la venta de las criptas también servirán para continuar con los trabajos en el Santuario.
“Nos falta mucho por hacer. Necesitamos la ayuda de todos, sin importar el tamaño de su contribución. Tenemos fe de que la obra no se detendrá y, algún día, se consolide como uno de los templos más importantes del país”, concluyó el Vicario. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello

Esta nota fue publicada el día: 22, agosto, 2016



SOCIALES

pornask sexevi.net zagaga

EDITORA ZAMORA CRUZ SA DE CV AV. ANTONIO DAMIANO CAJAS MZ M ALTOS 2 FRACC. INSURGENTES TAPACHULA CHIAPAS.
­TEL. 6262241, 6262131
El Orbe ~ com.mx 2014.