ALFIL NEGRO

1045
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

 

“Son tiempos de buscar el camino de la luz, dentro de la más profunda oscuridad, porque es el tiempo final”.

Dios nos Libre
Oscar D. Ballinas Lezama
Como dice el viejo refrán, ”están viendo la tormenta y no se hincan”; para nadie es secreto que algo fuera de lo común está ocurriendo desde hace dos décadas en nuestro planeta; científicos y religiosos no acaban de explicárselo, sin embargo, ambos bandos coinciden en todo esto está escrito en las profecías bíblicas.
Los constantes sismos, tsunamis, pandemias, incendios, calores infernales, fríos terribles, huracanes y lluvias intensas, son considerados fenómenos naturales que están causando desastres, que si bien ocurrieron en otras épocas, la historia nos aclara que jamás se habían dado con tanta intensidad y frecuencia.
Expertos en estos menesteres no se cansan de afirmar que el cambio climático es una realidad, que hace tres décadas las precipitaciones pluviales en lugares húmedos no se daban tan seguido, como tampoco la sequedad se mostraba tan drástica en los lugares secos, estos datos afirman han sido conformados por la NASA.
Sin embargo, de nada nos sirve que los científicos y los meteorólogos hagan tantas declaraciones, si poco o nada se hace para atajar este problema mundial que está llevando al debacle a nuestro planeta ‘azul’; donde de acuerdo a los estudiosos de las profecías, la humanidad ya tiene su destino marcado porque escrito está que oirían pero no escucharían, ”viendo no ven, y oyendo no escuchan ni entienden” (Mateo 13:13).
Los que saben de estos menesteres han advertido hasta el cansancio a la humanidad que el aumento global de las temperaturas están provocando cambios en el sistema de lluvias, afirman que debido a la mayor cantidad de energía que se encuentra en la atmosfera, los fenómenos naturales se darán en forma extrema, como está sucediendo con los huracanes; tormentas, los fuertes temporales y constantes sismos, así como el calentamiento del mar; sucesos que deberían hacernos pensar y ‘poner nuestras barbas a remojar’, si no le tienen amor a Dios, cuando menos un poco de temor a la ira que le hemos causado los seres humanos, con tanto pecado y desamor.
La tendencia al calentamiento global se apuntala cada año y provoca enorme preocupación a la comunidad científica mundial, que ha denunciado que el Planeta Tierra va camino a un calentamiento global extremo, donde pocos seres vivos podrán adaptarse y millones de personas morirán.
“Y los hombres fueron quemados por el intenso calor, y blasfemaron el nombre de Dios que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria”. (Apocalipsis 16:9).
Las noticias mundiales no han hecho saber que las olas de calor atacan en varios países, incluyendo a los Estados del centro y norte de México donde a contrapelo de lo que sucede en las entidades del sureste, mucha gente se muere por las altas temperaturas y no consiguen agua ni para remedio.
Sonora, Hidalgo, Morelos y la capital mexicana están sufriendo actualmente sofocantes calores, aunque en la Ciudad de México el clima, al igual que sus políticos, parecen haberse vuelto locos al cambiar su estado de ánimo cada día; hay semanas en que los chilangos sufren tremendas calores que jamás habían sentido, y en otras ocasiones ni el sol los calienta. Lo mismo pasa en el sureste, sobre todo en el Soconusco, donde hay meses en que la zona costeña la gente es ‘mordida por el sol’, semejando sus municipios la entrada al infierno; y otras ocasiones, las lluvias acompañadas de fuertes temblores nos hacen bailar la ‘zamba del miedo’; sin embargo, ni así nos preocupamos por dejar de contaminar el agua y de talar los árboles, consecuentemente estamos ‘’levando en el pecado la penitencia’.
Sin irnos a otras partes del planeta, simplemente quedándonos en nuestra región podemos palpar todos estos fenómenos naturales o el cumplimiento de las profecías apocalípticas, que vienen aparejadas del aumento de la violencia, la delincuencia causando el pánico entre las poblaciones, el aumento del alcoholismo, la drogadicción y prostitución cuyo Dios es la maldad, están en gran apogeo en esta zona fronteriza, en la que los estudiosos de la Biblia juran y perjuran que hay un ‘nudo gordiano de maldad’.
La presencia de enfermedades como el Sida, Cáncer, Diabetes, Estrés, Dengue, Zika y Chikungunya, han sido verdaderos latigazos a la salud y precaria economía de los chiapanecos de la Costa, que ya no sienten lo duro sino lo tupido ante los problemas de salud, la falta de fuentes de trabajo, la inseguridad, el aumento en el precio de la gasolina, la energía eléctrica, así como en todos los productos y servicios básicos.
Dígase lo que se diga, hasta ahora la Federación sigue otorgando migajas al Soconusco, aunque como en cada sexenio, también hay promesas de que ahora sí va a cambiar la suerte de los habitantes de estas tierras todo paridoras, y nos echan por delante el proyecto de la Zona Económica Especial como la gran barca salvadora a nuestra precaria economía; ojalá que así sea, aunque al paso que va el Gobierno Federal será muy difícil que ese sueño se realice en lo que le queda a este sexenio, no hay que olvidar que el 2018 será un año electoral y eso puede dificultar las cosas por falta de recursos y de tiempo.
No es que seamos agoreros del desastre, simplemente buscamos ser realistas porque ‘el sol no se puede tapar con un dedo’; sin embargo, nos queda claro que los milagros existen y eso sí que podría salvar a toda la humanidad, incluyendo a los que habitan el Soconusco. Así es que, no nos queda más que encomendarnos a Dios y tratar cada uno de poner su granito de arena para salvar el Planeta; no seamos egoístas, pensamos que después de nosotros vienen las nuevas generaciones, entre éstas: nuestros hijos y nietos.
En cuestiones políticas, en la Perla del Soconusco aparecieron un sinfín de gallardetes del diputado local por el XIX Distrito, Rubén Peñaloza, quien desde que ocupa una curul en el Congreso chiapaneco, presuntamente no se había venido a parar a las comunidades que se supone le dieron el voto, para atender sus necesidades y gestionar las soluciones; ahora con bombos y platillos anuncia que rendirá su primer informe legislativo. Pues ¿qué va a informar?, por cierto, se dice que buscará ser candidato a la ‘silla china’. Dios nos libre.