ALFIL NEGRO

1017
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Serpientes y Escaleras
Oscar D. Ballinas Lezama

Concluyó ayer el movimiento de huelga que el Sindicato del Colegio de Bachilleres de Chiapas había iniciado hace tres días con la finalidad de hacer efectivas algunas condiciones laborales que estaban pendientes, con ello se logra que miles de estudiantes cobachenses regresen a clases el próximo lunes.
Fue en Tapachula donde Jorge Enrrique Hernández Bielma, director general del Cobach, y Víctor Manuel Pinot, dirigente del Suicobach, tomaron acuerdos armoniosos para dar solución a la problemática que amenazaba con una huelga indefinida; con ello se normaliza y vuelve la calma a esta institución educativa que ha destacado por el trabajo y el orden impuesto por su director general Hernández Bielma.
En otro orden de ideas, ayer estuvo en la otrora Perla del Soconusco, el senador Zoé Robledo con la finalidad de sostener un foro en el que participaran las voces de los tapachultecos preocupados por el impulso de la cultura, y manifestó que desde el año pasado gestionó 24 millones de Pesos, los cuales la Secretaría de Hacienda ya debió haber canalizado al Ayuntamiento tapachulteco para que se concluya la rehabilitación del antiguo Palacio Municipal, habilitado para albergar a la Casa de la Cultura.
Por otro lado, también estuvo de visita el exrector de la Unach, Jorge Ordóñez Ruiz, quien afirmó ser uno de los coordinadores de la estructura del Partido Movimiento Regeneración Nacional en Chiapas, añadiendo que buscan mandar a las elecciones del 2018 a sus mejores mujeres y hombres, quienes tendrán que luchar por mejorar el sistema de Gobierno, ya que el actual no corresponde a las expectativas de las necesidades del desarrollo de nuestro país, ”la sociedad tiene que participar en la elaboración de un proyecto de nación de acuerdo a las necesidades del pueblo mexicano”, apuntó el intelectual chiapaneco.
“El buen juez por su casa empieza, el cambio debe ser de arriba hacia abajo, los gobernantes, servidores públicos y representantes populares, deben saber y estar consientes que son empleados del pueblo, porque es con los impuestos de la ciudadanía que se pagan sus salarios, sin embargo, hay muchos que siguen pensando que están ahí como haciéndole un favor a quienes votaron por ellos para que los representaran”, abundó Ordóñez Ruiz.
Insistió que el sistema de Gobierno actual está pertrechado, que no será fácil lograr el cambio, sin embargo, tendrán que entender que como clase política siguen trabajando con los mismos procedimientos, ya dieron todo lo que tenían que dar, aseguró el exrector de la Unach, dando a entender que la mayoría de los actuales políticos son como los changos viejos, que no aprenden maromas nuevas.
Finalmente, Ordóñez Ruiz mencionó que no comulga con las reelecciones, ya que debe haber continuo movimiento porque si no la sociedad se vuelve obsoleta, hay que darle la oportunidad a otros ciudadanos, si no, seremos una sociedad con tránsito hacia la muerte, argumentó.
“Los presidentes municipales, diputados y senadores no deben reelegirse; la sociedad debe brincar para decir no a un juego de serpientes y escaleras”, concluyó diciendo el exrector de la Unach, quien al parecer podría ser candidato de Morena a una Senaduría por Chiapas.
En el Distrito local de Motozintla, el partido Morena nombró como su coordinador para fortalecer los trabajos en cada uno de esos municipios, al conocido político serrano Juan Carlos Gómez López, quien seguramente será ungido con una candidatura en esa región.
Comentando otras cosas, los días pasan en este país y las ‘fichas’ aún no se acomodan en la política; los ‘calientes’ a gobernar o ser representantes populares andan como ‘chivos en cristalería, en un ambiente en el que desafortunadamente está predominando la ‘guerra sucia’ en las redes sociales; donde la mayoría de las veces se difama al adversario, sabiendo que éste lleva la ventaja por su popularidad o el buen trabajo realizado en su carrera administrativa y política.
Las autoridades electorales deberían auxiliarse de la policía cibernética, para atajar a quienes utilizan este medio sin ninguna responsabilidad al amparo del anonimato y dañando la imagen de quien se les viene en gana, sin fundamentar sus difamaciones que la mayoría de las veces se basan en rumores, chismes o mala fe.