Polígrafo Político

673
Polígrafo Político
Polígrafo Político

 

Darinel Zacarías
¡Manuel Velasco Está Midiendo el Terreno!

“Amante inoportuna, sombrero de los calvos, ruido sin ruido, esposa del soltero, trinchera del soldado, bufanda del mendigo, conciencia del culpable, quinto pie de los gatos…”
Joaquín Sabina

El tacto político con el que se mueve Manuel Velasco en Chiapas es prodigioso. Por eso le dicen “estratega”. Es hombre de gran olfato en el boscaje político. Se lleva con todos. Su pericia ¡brindar calor a todos!
Caminen. Es la premisa, siempre. No pelea con nadie, a todos les dice sí. Su proceder es de cavilación. Todos los alfiles son estudiados de cabo a rabo, monitoreados, bajo lupa, marcaje personal. Que nadie ande fuera del corral.
En su reciente gira visitó la frontera sur, entregando como siempre, apoyos y beneficios a los grupos vulnerables, ésta vez, canastas alimentarias y juguetes, previo a la Nochebuena.
En cada visita a las aldeas, arquea la tesitura de la clase política y el paludismo electoral. Charales, soberbios, engreídos, samaritanos, pitonisos, devotos. De todos los talantes. Calibres y medidas.
Regla de oro -no menospreciar- todos en lo absoluto, le son útiles en su proyecto. Versado en el tema, cada uno aporta. De gota en gota, se llena el jarrito, reza el aforismo.
En Cacahoatán, Carlos Enrique Álvarez Morales dejó muy claro su trabajo político. En su jungla, le apodan el “Lobo Feroz”. Hombre de lealtades y convicciones. Juicioso. De grata y vasta experiencia.
En la palestra, fue ovacionado. Manolo verificó lo que lee en las tarjetas informativas. En ese establo el caporal es Carlos Enrique. Así lo avala el arrastre político y las estructuras que dirige.
En ese cantor, la efervescencia política empieza agarrar color y sabor. Todos quieren jalar agua para su molino. Se desgarran las vestiduras y dicen esta boca es mía.
En Cacahoatán el aplausómetro fue muy ostensible. El hinque es bastante indudable. Bastión verde ecologista. Carlos Enrique es el predilecto en la prelación. Un cuerpo de ventaja.
En política tener la leche materna (solvencia), el beneplácito, el arraigo, la capacidad y un buen padrino. Es tener, por supuesto una enorme preeminencia.
Así el hándicap en Cacahoatán, tierra de oportunidades. Donde a decir verdad, el PVEM enmarca por mucho, un proyecto de continuidad. Para ello, ya prepara el caite. Al tiempo.
El Destape de Enrique Zamora Morlet.
En Tapachula, quién tuvo festividad fue el diputado Presidente de la Comisión de Asuntos Frontera Sur-Sureste, Enrique Zamora Morlet, quién celebró la posada con militantes y simpatizantes del Partido Verde en Tapachula.
Lo acuerparon líderes de diferentes colonias de la otrora Perla del Soconusco. Además de la líder moral del PVEM Rosario Vázquez Hernández “Chayito”, y el subsecretario de Gobierno en el Soconusco, Alfredo Lugardo López.
El propósito fue llevar un mensaje de paz y amor a los hogares de los chiapanecos por estas fiestas decembrinas.
Sin embargo entre la camaradería, la armonía y la convivencia, la actual síndico del Gobierno de Tapachula, Rosario Vázquez, sin quebranto. Fiel a su estilo, sin empacho destapó al joven legislador para ser aspirante a la alcaldía huacalera por el partido del Tucán.
No debemos perderlos de vista. Traen una fortaleza en su bunker político. Están caminando pian pianito. Seguro estamos que el trabajo y el equipo que trae Enrique Zamora Morlet, lo colocan como fuerte contrincante en el escenario electoral 2018.
PD1: Felicidades a mis amigos Miguel Paz Pérez y Carlos Aguilar Díaz. Mis hermanos del equipo “Joselyn Vive” campeones estatales de la XXX edición de la Copa Asociación de la AFUCHAC Campeonato Interclubes 2017. Parabienes.
PD2: En Cacahoatán hay personas que disfrutan leer el Polígrafo Político. Mi columna la tejo tan de prisa. Ayer, una lectora especial me invitó a su casa y departimos suculentos mariscos…gracias profesora Álida Cossío Zunún…
¿Quién dijo que tengo sed?