Desde mi Trinchera

363

Diego Victorio

Lo Cortés no Quita lo Valiente

Se había conducido sobre una línea de respeto, sobre todo paciente ante los cuestionamientos.
La prensa no le incomodaba, con la palomilla que cubre la fuente ha empatizado, seguramente por su trato afable y su disposición de informar.
Sin embargo, quien lo hizo perder la vertical fue la carrillera de manoteos intensos del personal médico que, un día sí y el otro también, rayaban las paredes de las redes sociales para reclamarle falta de material preventivo y de seguridad en los nosocomios.
Hasta quién está sumamente preparado emocionalmente pudo haber caído ante la magnitud de las acusaciones.
Difícilmente alguien se mantiene estoico y sereno, frente a un escenario enconado, como el que se vive -en medio de la pandemia- entre las versiones de la tropa, que contrasta con la de directivos de salud.
El secretario de Salud José Manuel Cruz Castellanos, perdió el control y, nada le justifica haber denigrado, ninguneado y vilipendiado a sus compañeros de profesión.
Decirle que dejaran la bata blanca y se fueran a vender fritangas, fue una irresponsabilidad del funcionario, insisto, nadie dice lo contrario.
Pese al extremado nivel de estrés que puede generarle estar en estos momentos en su lugar, no había razón para que Cruz Castellanos reaccionara furibundo.
Sin embargo, así como su craso error generó opiniones negativas en el colectivo, así también, la manera en que resarció el daño levantó comentarios positivos.
Y es que, ayer, varios días después del altercado con el personal médico, el secretario de Salud ofreció disculpas públicas.
En la habitual rueda de prensa de la una de la tarde, Cruz Castellanos envió un mensaje al personal médico que pudo sentirse ofendido con sus declaraciones.
“Pido comprensión, no siempre se está de buenas”, acotó.
Para el nivel de ego que se maneja en un tercio de los funcionarios de la Cuarta Transformación aldeana, la respuesta del médico es un acto que debe reconocerse.
Castellanos, exhibió humildad, al reconocer que se equivocó, en estos tiempos no cualquiera lo hace, por mera soberbia.
Al titular de Salud le viene al dedillo aquella frase popular “lo Cortés no quita lo valiente”. Al Tiempo.
Comentarios Atrincherados
*** Confirman quinto caso positivo de coronavirus en Tapachula, se trata de un masculino de 53 años de edad quien ya fue ingresado a la clínica “COVID-19” ( en las instalaciones del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado). El paciente tuvo contacto con 14 personas. Con él ya son 50 contagiados de coronavirus en Chiapas.
*** El senador chiapaneco Eduardo Ramírez Aguilar, insiste en el llamado a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), de aplazar los pagos del consumo de energía eléctrica de los usuarios durante la contingencia sanitaria por COVID-19. Pese a que Ramírez Aguilar, ya presentó un punto de acuerdo en el Senado de la República para emplazar a la paraestatal, no quita el dedo del renglón.
De concretarse sería oxígeno puro para la economía de los mexicanos y, evidentemente, un hitazo del legislador oriundo de Comitán, Chiapas.
***Plausible la decisión de los dirigentes estatales del Partido Verde, Chiapas Unido y Morena, de renunciar al cincuenta por ciento de las prerrogativas, en tanto dure la contingencia sanitaria.
Medalla para Valeria Santiago, Conrado Cifuentes y Ciro Sales. Bien. HASTA PRONTO.