Desde mi Trinchera

359

El Fuego Amigo Contra el Fiscal.
Diego Victorio

El escándalo entre particulares, protagonizado en el centro de la capital de Chiapas, ha retomado otro cariz.
Una sistemática ofensiva mediática contra el fiscal General Jorge Llaven Abarca, aparece en escena y arrecia desproporcionadamente.
El modus, es el anonimato, la vieja confiable de redes sociales.
Cuentas falsas, datos falsos, lenguaje soez, una narrativa que fomenta odio, desprestigio y saña son los instrumentos del bodrio dedicado al Fiscal General y su familia.
Sin dudarlo, la andanada tiene financiador y si me apura podría ser hasta fuego amigo, por cómo se opera y orquesta la campaña negra.
El líbelo intenta crear una ilusión óptica en los imaginarios colectivos, respecto a la descendencia de Llaven Abarca, la cual ligan con el salvaje tipo que disparó el arma de fuego en la riña entre particulares, el pasado sábado 20 de Junio, en el centro de Tuxtla Gutiérrez.
Da la casualidad de que, el iracundo sujeto que acciona el arma corta fue avecindado de Suchiapa, pueblo natal del titular de la FGE.
Su nombre es Alberto Consospó Nucamendi, coincide, curiosamente, con el segundo apellido de un poderoso e influyente tío político de Llaven Abarca.
Dos referencias con que “sustentan” la calumniosa desinformación que, pretende hacer creer que Consospó es familiar, amigo y protegido de Llaven.
Información que me comparte una fuente señala que Alberto Consospó Nucamendi es oriundo de Chiapa de Corzo y por razones que desconoce residió en Suchiapa.
Quienes conocen la cepa, el abolengo, determinan que Consospó Nucamendi no es pariente en ningún grado de las familias Gómez, Llaven, Nucamendi y Abarca, los libros confirman ese dicho.
La diatriba pregona falazmente que el violento individuo es empleado de la Fiscalía General del Estado (FGE).
Tengo información clasificada de que Alberto Consospó se desempeñó hasta hace unos meses como escolta personal de la familia de un constructor chiapaneco.
Consospó Nucamendi, siempre se ha desempeñado en actividades de custodia contratado por familias reconocidas de la capital chiapaneca, como es el caso del fallecido empresario Alfonso Espinoza, de quien dependía no hace mucho tiempo atrás.
No existen registros de que Consospó haya sido parte de alguna corporación de seguridad del Estado.
La feroz arremetida contra el Fiscal General, es tan burda y de baja estatura que, pudiera ser obra de alguien que se ha visto rebasado -por Llaven- en la arena política, en el oficio y hasta en la cercanía con el jefe del Ejecutivo.
Y precisamente por eso, en paralelo, la operación contra Llaven Abarca, golpea implícitamente al gobernador Rutilio Escandón, pues el Ejecutivo ha socializado en las cúpulas que el Fiscal, es su hombre de confianza.
Escandón ha sido condecorado públicamente por el Presidente de México por los logros en seguridad, reconocimiento que ha sido extensivo a los integrantes de la Mesa de Seguridad, donde Llaven es parte medular.
Qué peligroso son los efectos rebotes de los fuegos amigos cuando el lanzador está ofuscado, acorralado y con la batalla casi pérdida. Al Tiempo. Hasta pronto.