Lluvias y Pandemia Ocasionan Crisis de Productores de Rambután en Chiapas

379

Darinel Zacarías

Las fuertes lluvias de los días pasados y el cambio climático provocaron daños irreversibles en la cosecha de rambután, que es una fruta exótica que se ha convertido en el sustento de muchas familias en la Frontera Sur de Chiapas.
Y es que Chiapas es el principal Estado productor de Rambután y luego de los cambios bruscos ocasionados por los fenómenos meteorológicos, cerca de un 60 por ciento de la producción de esta fruta se perdió.
Uno de sus principales productores y pioneros en el cultivo de Rambután de Chiapas es Víctor Pérez Saldaña, quien estima que los principales daños del llamado “Shock Térmico” fue ocasionado por las tormentas “Amanda” y “Cristóbal”.
Son cerca de 2 mil productores informales y formales, están agrupados por zonas, y quienes resultaron con afectaciones en sus cosechas son de los municipios de Metapa, Frontera Hidalgo, Suchiate, Tuxtla Chico y Cacahoatán.
“Lo de shock térmico es un vocablo que utilizamos, primero por el exceso de agua y luego por la repentina salida del sol, lo que ocasionó la caída de la fruta, en un 20, 30 e inclusive hasta un 60 por ciento” detalló Pérez Saldaña.
El joven productor manifestó que esta cosecha estaba programada para un primer corte en el mes de Julio y que iban a cortar un promedio de mil 200 toneladas, de las cuales el 80 por ciento se exportaría a los Estados Unidos y Canadá.
Cabe señalar que entre las tres zonas productivas: Alta, Media y Baja se logra una producción de 35 mil toneladas anuales de manera aproximada. Se exporta el 60 por ciento a Estados Unidos y Canadá, el 20 por ciento a Guatemala y el resto del porcentaje al mercado local y nacional.
Sin embargo los fenómenos meteorológicos causaron severos estragos en la producción, que de seguir así podría mermar mucho más, se habla hasta de pérdidas de cultivos totales.
El precio de esta fruta exótica oscila en el extranjero en 35 a 40 Pesos el kilogramo, en el mercado nacional en 16 Pesos, eso auguraba buenas ganancias para centenares de familia del Soconusco, que viven de la economía que genera el rambután.
Hoy se habla de una pérdida de la fruta, de desempleo para los cortadores y para la contratación de mujeres que se dedicaban a la selección de la fruta.
Los tres factores que han afectado severamente la crisis de los productores de rambután son en primer plano los fenómenos meteorológicos, seguido por la pandemia del Coronavirus, y por último, los escenarios de comercialización.
De seguir la crisis, habrá una caída estrepitosa del precio de esta fruta, aquí pareciera que la ley de la oferta y la demanda no aplica, pues los pocos mercados regionales y nacionales cierran sus espacios a la comercialización y el mercado internacional por el tema de la pandemia, se convierte en el principal obstáculo.