Desde mi Trinchera

321

Se Calienta el Proceso Interno de Morena.
Diego Victorio

Encuesta, sí, pero con mis reglas. Y, ¡al diablo las instituciones!

Así, sin matices, y, sintetizado, son las respuestas del consejo nacional de Morena a la convocatoria emitida por su Comité Ejecutivo Nacional que, por las circunstancias, tuvo que desarrollarse vía virtual, antier domingo.
Para ponerlos en contexto, un ordenamiento del Tribunal Electoral Federal instó al partido vino tinto reponer el proceso interno de elección de Consejeros, dirigentes estatales y nacional.
La reciente convocatoria publicada los primeros días de Julio dice en una adenda que, el dirigente nacional sería elegido por la vía de las encuestas, sin embargo, debería realizarse una reunión ordinaria nacional para votar las ternas.
En ese documento dice textual que previo a la asamblea nacional, los Estados debieron elegir Consejeros y dirigentes estatales, ellos sí, vía asambleas distritales y estatales.
El ente regulador de los procesos internos de Morena, sesionó ayer ayudado con la magia de la digitalización, para modificar la convocatoria emitida por la dirigencia nacional, por orden del Tribunal Federal Electoral.
Lo que hace evidente una discrepancia marcada entre la dirigencia nacional y el Consejo, el primero dirigido de manera interina por Alfonso Ramírez Cuellar y, el segundo por Bertha Luján Uranga, al contrastar en los procedimientos.
Es decir, la batalla intramuros se da entre las dos fuerzas antagónicas existentes, los radicales, -conocidos como duros o la nomenclatura- y los pragmáticos, -llamados también moderados-.
El ala dura respondió enérgicamente a la convocatoria:
Habrá encuesta pero con nuestra metodología. Cerrada a militantes y, con un comité de encuesta, mismo que ya quedó conformado.
En el albazo designaron a Ivonne Cisneros, Pedro Miguel y Rogelio Valdespino, como encargados de ese comité al vapor que regulará las letras chiquitas de la encuesta.
Todos ellos, personajes cercanísimos a Bertha Luján, lideresa de los radicales.
Como preparando el terreno para “cucharear” los resultados de los ejercicios demoscópicos.
Y, a contentillo, de esa bufalada guinda se añadió a los acuerdos que, el Poder Judicial de la Federación deberá quedarse al margen del proceso.
Mandaron, pues, al diablo al árbitro electoral, para jugar con un juez de casa, un reglamento a modo, en su cancha y con goles de ventaja.
La respuesta de la contraparte no creo sea entre guiños y cortesías.
Vendrá seguramente, por enésima vez, otra impugnación, ante el desconocido -irracionalmente- Tribunal Electoral.
Y así, seguirá el toma y daca, hasta que los tiempos dispuestos por el calendario electoral les coma el mandado.
Matemáticamente a Morena le resta dos meses y quince días para acomodar la vida interna del instituto político, después del 1 de Octubre no se mueve un lápiz.
Lo más sorprendente de esta guerra fría es que Palacio Nacional se reserva el clásico manotazo en la mesa.
El correlato en Chiapas, de esta cada vez más natural y predecible pugna propia de las izquierdas- beneficia a los fundadores de Regeneración Nacional que, seguirían liderando a Morena en la comarca.
El triunvirato constituido por el superdelegado José Antonio Aguilar Castillejos, el líder interino Ciro Sales Ruiz y el dirigente de la Junta de Coordinación Política del Congreso Marcelo Toledo Cruz.
Quienes, por la premura ya pusieron en el escritorio del coordinador nacional de programas integrales Gabriel García Hernández, una lista de aspirantes a Diputados federales. Al Tiempo.
Comentarios Atrincherados.
*De ratificarse las dirigencias interinas de Morena -en el país y en la aldea- habría ya una probabilidad irreversible de que Marcelo Toledo Cruz, sea el candidato a la Presidencia Municipal de Tuxtla Gutiérrez.
Aquí, la disyuntiva ronda respecto a que si los morenos continúan sobraditos y creyentes de que habrá otro efecto bandwagon, como en 2018, habría razones para que el Partido Verde busque otros aliados, en cuanto al tema de la alcaldía se refiere.
Morena deberá negociar las Diputaciones locales con el PVEM y un porcentaje de las Regidurías, de otra manera lo veremos competir sólo en la capital chiapaneca, con su inseparable Partido del Trabajo. ¡Ojo!
*Miguel Córdova Ochoa, se amparará y seguirá feliz y contento haciendo como que legisla en la cámara local.
“Migue” es un especialista en burlar la ley. Hábil. Con un olfato exquisito para detectar jueces corruptos.
Por cierto, me confirma una fuente, que Córdova Ochoa sigue obteniendo canonjías del Ayuntamiento de Mazatán, Alcalde que aún le rinde pleitesía.
—A la orden profesor -responde el Edil con singular entreguismo, cada que responde al llamado del impresentable Miguel. Hasta pronto.