sábado, junio 25, 2022
spot_img
InicioHoy EscribenMéxico Declara Alerta Sanitaria “Máxima“ por Vapeadores

México Declara Alerta Sanitaria “Máxima“ por Vapeadores

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) informó en un comunicado que declaró alerta sanitaria máxima por los riesgos a la salud que representan los vapeadores en todas sus modalidades y, en colaboración con la Secretaría de Gobernación (Segob), «diseña una estrategia para prevenir riesgos y fortalecer acciones de control sanitario a estos productos, los cuales son prioritarios para la autoridad sanitaria federal».
Cofepris, órgano sanitario mexicano, informó de tres acciones, las cuales son:
1. Fortalece las acciones de vigilancia sanitaria, incrementando el número de visitas de verificación y aseguramientos de dispositivos, especialmente aquellos localizados en puntos con mayor riesgo de ser consumidos por personas menores de edad.
2. Refuerza la capacitación de autoridades sanitarias de las entidades federativas sobre control sanitario de este tipo de productos y los establecimientos que los venden.
3. Implementa la Jornada Nacional de Denuncia Sanitaria enfocada en promover la vigilancia y los reportes ciudadanos sobre máquinas expendedoras y puntos de venta que comercialicen estos productos.
Recuerda además que «ningún vapeador o calentador de tabaco cuenta con autorización sanitaria, ni reconocimiento por parte de la Secretaría de Salud como productos de riesgo reducido o alternativo. Como se informó en la primera Semana Nacional contra Riesgos Sanitarios, autoridades federales y estatales ya realizan operativos para asegurar este tipo de productos gracias a la vigilancia y denuncia ciudadana».
¿Qué son los vapeadores, cómo funcionan?
La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) define a los vapeadores, cigarrillos electrónicos, vaporizadores, plumas de vaporizador, pipas electrónicas, etc., como productos de tabaco que se usan para describir los sistemas electrónicos de suministro de nicotina (ENDS, por sus siglas en inglés).
La FDA refiere que los sistemas electrónicos de suministro de nicotina utilizan un «e-líquido» que por lo regular contiene nicotina derivada del tabaco, así como saborizantes, propilenglicol, glicerina vegetal y otros ingredientes. Dicho líquido se calienta para crear un aerosol que el usuario inhala.
Estos productos en lugar de ser una alternativa menos nociva para el consumo de tabaco, constituye, incluso, un riesgo mayor para la salud, pues la Cofepris afirma que se ha encontrado que la inhalación frecuente o vapeo de estos productos se inhala una sustancia tóxica llamada acetato de vitamina E que puede ocasionar enfermedades respiratorias agudas e incluso la muerte.
¿Qué diferencias hay entre un vapeador y un cigarrillo electrónico? En realidad estos productos están disponibles en muchas formas y tamaños; y en lo que llegan a diferenciarse es en su presentación, color, tamaño y nombre con el que se les denomina, pero todos estos dispositivos comparten que para su funcionamiento incluyen una batería para la activación del mismo.
La batería o fuente de calor de estos dispositivos de vapeo calienta un líquido para convertirlo en un aerosol de partículas diminutas (a veces referido como «vapor»), para ello requieren de un cartucho o depósito que contiene el líquido, y una boquilla o abertura utilizada para inhalar el aerosol.
¿Qué contienen los vapeadores? La American Cancer Society refiere que el líquido en la mayoría de los cigarrillos electrónicos contiene nicotina, la misma sustancia adictiva que se encuentra en los cigarrillos convencionales.
Sin embargo, los niveles de nicotina no son los mismos en todos los tipos de cigarrillos electrónicos, y a veces las etiquetas de los productos no indican el contenido de nicotina verdadero.
Por su parte, la Cofepris indica que los vapeadores contienen y producen compuestos carcinógenos, sustancias tóxicas y emisiones en forma de aerosol que representan un grave riesgo para quienes los consumen.
Sustancias tóxicas que contiene el vapor de los cigarros electrónicos. Tanto la Cofepris como la American Cancer Society aseguran que el vapor de estos productos electrónicos contienen propilenglicol y/o glicerina vegetal. Estas sustancias son utilizadas para producir niebla escénica o teatral, la cual se ha descubierto que aumenta la irritación pulmonar y de las vías respiratorias después de la exposición concentrada.
También contienen:
* Compuestos orgánicos volátiles (VOC): en ciertos niveles, los VOC pueden causar irritación en los ojos, la nariz y la garganta, dolores de cabeza y náuseas, y pueden causar daño al hígado, el riñón y el sistema nervioso.
* Productos químicos saborizantes: Algunos saborizantes son más tóxicos que otros. Los estudios han demostrado que algunos de los sabores contienen diferentes niveles de un químico llamado diacetilo que se ha relacionado con una enfermedad pulmonar grave llamada bronquiolitis obliterante.
* Formaldehído: esta es una sustancia causante de cáncer que puede formarse si el e-líquido se sobrecalienta o no alcanza el elemento calefactor (conocido como «dry-puff»).
¿Cuáles son los efectos a la salud de los vapeadores o cigarrillos electrónicos? Un estudio realizado y compartido a la autoridad sanitaria por el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) mostró la presencia de acetato de vitamina E en más de 35 muestras de personas fallecidas que consumían dispositivos de vapeo como cigarros electrónicos.
Además informes de la American Cancer Society señalan que ocasionan enfermedades pulmonares graves. Algunos de los efectos que pueden causar en sus consumidores son:
Tos.
Dificultad para respirar.
Dolor en el pecho.
Náuseas.
Vómito.
Diarrea.
Cansancio.
Fiebre.
Y hasta pérdida de peso. Sun

Artículos relacionados
- Advertisment -

Más populares

spot_img
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com