Los Migrantes Carga Social en la Región al no Poder Ingresar a los Estados Unidos

1535
Los Migrantes Carga Social en la Región al no Poder Ingresar a los Estados Unidos
Los Migrantes Carga Social en la Región al no Poder Ingresar a los Estados Unidos

*EL COMERCIO ORGANIZADO SOLICITA A LA FEDERACIÓN APOYO PARA LA FRONTERA SUR EN EL TEMA MIGRATORIO Y COMBATE AL CONTRABANDO.
* CENTRAMERICANOS SE QUEDAN A RADICAR EN LA ZONA, EXIGIENDO SERVICIOS DE SALUD, VIVIENDA, TRABAJO, EDUCACIÓN Y OTROS, QUE LOS GOBIERNOS DE SUS PAÍSES NO LES PUDIERON DAR.

 

Tapachula, Chiapas; 18 de Julio.- La asociación de empresarios “Procentro”, advirtió este martes que en lo que va del año, hay un aumento considerable en el número de migrantes que participan en los delitos cometidos en la región.
Además, las migrantes, a falta de oportunidades y de no querer regresar a sus naciones de origen, están cayendo en las garras de la prostitución.
El dirigente de esa organización, César García Jiménez, sostuvo que el problema de migración es muy complejo, porque también se mezcla con el contrabando de productos diversos.
Para la venta de esos artículos de procedencia desconocida, dijo que se incrementa el ambulantaje en la región, “generalmente compuesto por migrantes protegidos por seudolíderes y autoridades locales; pero que al final dañan al comercio organizado al hacer desleal competencia”.
Entrevistado poco después de participar en las mesas de trabajo del Foro Temático de Migración, celebrado este lunes en la ciudad y en la que participaron legisladores federales y locales, recalcó que la problemática es muy complicada porque México padece de los mismos problemas migratorios.
Sin embargo, consideró que al estacionarse el flujo de extranjeros ilegales en la frontera sur, se está convirtiendo en un factor preponderante en el aumento de la inseguridad.
“Planteamos que no todos los migrantes llegan a delinquir, son unos cuantos; aunque el fenómeno migratorio es por pobreza, violencia y falta de oportunidades en los países centroamericanos”, aclaró.
García Jiménez dio a conocer que el Instituto Nacional de Migración (INM), reportó que en el 2016, por esta frontera ingresaron a territorio nacional 2 millones 958 mil personas, lo que representa un flujo regular, ya sea para turismo o trabajo.
En ese grupo viajan también extranjeros que se están quedando a radicar en Tapachula o en diversos municipios de Chiapas, y muchos de ellos ya están exigiendo servicios de salud, vivienda, trabajo, educación y otros, que los Gobiernos de sus países no les pudieron dar.
“La mayoría de ellos son salvadoreños, hondureños y guatemaltecos, aunque el año pasado también hubo incremento de personas procedentes de Cuba, Haití y de países africanos y asiáticos. La problemática mayor es que Tapachula tiene una frontera de 658 kilómetros con países centroamericanos, abierta a todo”, abundó.
En torno al foro, opinó que hubo puntos muy interesantes, como el que la ONU tiene programas y proyectos para ayudar a la población.
Por ello, se analizó la posibilidad de solicitar una estrategia de desarrollo y de salud para los migrantes que estén en territorio chiapaneco, legal o ilegalmente, “sobre todo porque ya son una carga social, mientras deciden entre quedarse o seguir su camino hacia al país del norte”.
Luego destacó que “sucede un fenómeno social muy grande, porque los migrantes que ya están en la ciudad, tienen que buscar oportunidades de empleo, pero hayan muy pocas. Por eso las mujeres hacen servicios domésticos, en restaurantes y, lamentablemente, en algunos casos llegan a prostituirse por la necesidad elemental de subsistir”.
El líder de Procentro comentó también que los migrantes que llegan, ya no quieren ser jornaleros, sino que buscan las mismas oportunidades que cualquier mexicano, pues aspiran a empleos en donde les puedan dar mejores ingresos y, al no lograr esos objetivos, aunque no todos, se convierten en delincuentes, asaltan y roban para subsistir.
“El tema fuerte es que muchos de los migrantes que ya radican aquí se dedican a trabajar en el contrabando. Aprovechando las libertades del paso fronterizo, introducen mercancía extranjera para venderla de forma ambulante, por lo que el daño es grande para los comerciantes y empresarios establecidos de la ciudad”, insistió.
Agregaría también que en esa actividad ilegal, los migrantes introducen vestidos, pantalones, ropa en general; perfumes, bisutería, abarrotes y productos de la canasta básica, “que los ingresan a través del río Suchiate y eso afecta grandemente a nuestro desarrollo comercial y empresarial”.
Aseguró que en el Foro Migratorio expresaron que urgen medidas para prevenir esa actividad que es constitutiva de sanciones, en donde los consulados centroamericanos deben asumir su responsabilidad en difundir que en México ese tráfico de mercancías, drogas, armas y otros, son delitos de alta penalidad.
“Se debe informar a la población centroamericana que eviten migrar, principalmente porque los Estados Unidos tienen reforzado el cierre de su frontera y ciudades fronterizas. Ya no pueden permanecer allá y los están deportando. Por eso muchos se quedan en México; pero aquí tampoco hay ocupación y todo les será más difícil”, recalcó.
Aprovechó para solicitar al Gobierno Federal que brinde mayores apoyos en la temática migratoria, pero no solo para respetar sus derechos humanos sino para crearles fuentes de empleo, y evitar que se vean en la necesidad de delinquir.
“Los empresarios de esta región hemos pedido a las autoridades federales que ésta frontera sea más vigilada en cuanto a las mercancías que ingresan, porque afectan la economía de Tapachula”, agregó.
De igual forma, pidieron al Servicio de Administración Tributaria (SAT), atender ese tipo de problemas que va en aumento en Tapachula y en la frontera.
“Consideramos que el personal del INM hace todo lo que está a su alcance, pero les faltan elementos humanos para sacar adelante los programas migratorios, y por eso los municipios también deben de reforzar la seguridad pública”.
Puntualizó que es urgente y necesario que la Federación apoye al sur en el tema migratorio y en el combate al contrabando, sobre todo ahora con el anuncio de la Zona Económica Especial de Puerto Chiapas. EL ORBE/Alberto de la Cruz Aguilar