COMENTARIO ZETA

1061
COMENTARIO ZETA
COMENTARIO ZETA

Carlos Z. Cadena

Permanece la Maniobra Perversa de Enterrar al PRI en Chiapas por Parte de Albores Gleason.

Lo más comentado de esta semana aparte del fenómeno climatológico que afectó a Tuxtla Gutiérrez y la reunión de los periodistas en la Plaza de la Libertad, es la agresión que privó en la Asamblea Estatal del Organismo Nacional de Mujeres Priistas (ONMPRI) en Chiapas, en contra de la galardonada priista Arely Madrid Tovilla, al que apenas hace unos meses el PRI nacional le dio un reconocimiento a su trabajo parlamentario. En una jugarreta perversa y bien planeada donde fue utilizada la diputada Paty Marín, y al menos dos priistas “grillonas” identificadas con Roberto Albores Gleason, agredieron verbalmente a Madrid Tovilla, que fue a parar al hospital del coraje.
Una Asamblea estatal femenil bien montada donde otra vez el fantasma de la ignominia de satanizar a los “exdirigentes priistas de Chiapas” de los hay muy conocidos, y con mucha autoridad moral, se hizo presente.
Hay una maniobra o estrategia de Albores Gleason para “reducir a la nada a todos aquellos exdirigentes del PRI chiapaneco, y la primera vez que fue utilizado esta maniobra siniestra fue justamente en la primera visita que hizo el Presidente del CEN del PRI a Chiapas Enrique Ochoa Reza, y que fue a Comitán, tierra de Albores Gleason, aquel domingo 9 de Octubre, y que de una manera dictadorzuela, y sin la menor pizca de diplomacia o sentido común, no invitó a los exdirigentes estatales, provocando un escándalo de la militancia porque fue muy a la vista, y muy burda la actitud de Gleason.
Desde esa fecha se confirmó que existe una maniobra partidista de Roberto Albores Gleason para desdibujar a su propio partido y que persiste hasta hoy en día en que el emblemático edificio de “Santo Domingo” fue abandonado completamente por su grupo, ligados a los exgobernadores Roberto Albores Guillén (padre de Robertito) y Juan Sabines Guerrero, ambos “traidores al PRI” y, el primero expulsado públicamente por el CEN del tricolor por traicionar estatutos y reglamentos internos de ese instituto político, justamente lo que hoy también ha hecho el junior Gleason.
Es inaceptable que Albores Gleason, no asuma poses responsables de querer transformar a su partido político, al que le dio la oportunidad de llevarlo a la Senaduría, sino todo lo contrario, se observa una maniobra dilatoria de no operar nada en favor del PRI, y la mejor forma es constatarlo con el sello distintivo de los priistas que durante décadas fue el edificio de “Santo Domingo”, que transmite olores nauseabundos, y se encuentra en la más completa desatención, y si a eso le sumamos que no quiere saber nada de los exdirigentes estatales que de alguna forma arrastran “células de poder partidista” con sus estructuras que en menor o mayor volumen la tienen, la única explicación es que quieren pegarle al PRI, porque ni la “Juventud Revolucionaria” está en movimiento en el historial priista de Chiapas.
Lamentablemente se observa un PRI chiapaneco inerte, abatido, descorazonado, nunca visto en la historia.
Tovilla Padilla Será un Buen Fiscal de los Periodistas.
En los cafés suena el nombre de un reconocido abogado chiapaneco para ocupar la Fiscalía de Periodistas, que por años estuvo abandonada. El buen Carlos Tovilla Padilla es un hombre joven pero con una amplia experiencia jurídica, un tipo dedicado al estudio y análisis de la realidad del sistema de justicia en México, quien ha fungido desde hace dos años como el encargado en Chiapas de la implementación de este nuevo modelo. Durante su etapa como Fiscal Especializado ha entregado buenas cuentas a Fiscalía General de Chiapas, quien se le reconoce por su talento y lealtad. Una de sus virtudes es la concertación, es un hombre de diálogo, que sabe escuchar y a partir de ahí resuelve y soluciona.
Se le atribuyen entre otros logros, el impulso a la ciudadanización del sistema de justicia penal a través de los conversatorios, en los cuales lo mismo han participado Ministerios Públicos, Peritos, Policías, Jueces, Magistrados, abogados litigantes, colegios, barras y universidades. Cada vez se suman más voces para que él sea quien suceda a Tito Rubín que quedó en pañales en ese rubro. Los tiempos cambian y exigen hombres con resultados. En fin.
La Fuerza del Cambio en Chiapas Moreno Valle y Diego Valera.
El exgobernador poblano Rafael Moreno Valle, estuvo otra vez en Chiapas y mostró el cobre, exhibiendo su dolencia ególatra y narcisista que arrastra y que muy bien lo narra en su libro autobiográfico “La Fuerza del Cambio”, donde refiere su origen familiar, su preparación académica, profesional y sus resultados de Gobierno en Puebla, lo que asegura, es “el cambio que México necesita”. Y para él, que pugna por una alianza PAN-PRD, la fuerza del cambio es juntarse con el controvertido Diego Valera Fuentes, “El Pirruris del Volcán” y lanzar un llamado para esta veneración partidista.
Todavía el presuntuoso y pedante personaje de Unión Juárez, tomó protesta el pasado 7 de Marzo para incorporarse formalmente a las filas del PRD, después que el PVEM le había dado el honor de hacerlo Diputado federal y local. Lo lamentable es que Moreno Valle, quien pugna por una alianza con el PRD, haya jalado al más detestable de los perredistas verdes en estos momentos en Chiapas, como lo es Diego Valera, un personaje de lo más arrogante y mitómano en su ejercicio de poder. Ni los hermanos lo aguantan.
Por eso el PAN también muestra a nivel nacional sus yerros mayúsculos de avance político electoral con sus luchas internas, pues mientras que Margarita Zavala, Ricardo Anaya y Rafael Moreno Valle, se disputaban la elección para convertirse en el candidato a la Presidencia de la República, florece otro grupo que dirige Roberto Gil Zuart, Gustavo Madero, Ernesto Ruffo Appel, y hasta Ernesto Cordero, quienes también ya pidieron mano para su ascensión. Un PAN sin brújula.
Peñaloza, Grosero y Burdo con Tapachula.
En Tapachula, al diputado local Rubén Peñaloza le pasó lo del perro de la tía Cleta, que la primera vez que ladró le rompieron el hocico. Este fin de semana inundó de gallardetes las principales calles y bulevares de la ciudad, lo grosero y burdo fue que él es diputado local de la zona baja, y no respetando el sentido común, miles de gallardetes fueron colocados en la zona alta, por lo que los vecinos lo han empezado a bajar porque consideran que es una falta de respeto de este personaje que estuvo “durmiendo el sueño de los justos” más de un año, como legislador local, y de pronto despertó para colocar esta publicidad electoral violatoria porque se trata también de una campaña anticipada.
Lo curioso es que este fin de semana, Peñaloza tendría un desayuno con supuestos líderes locales y anunció la llegada del líder del Congreso del Estado, Eduardo Ramírez, pero ni llegaron los líderes, mucho menos Ramírez. Lo cierto es que es una ofensa para los tapachultecos porque da la casualidad que la otra semana va a dar un informe legislativo de sus labores. ¡Qué brutos!