OPINIÓN PÚBLICA

920
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

Hiroshima y Nagasaki
Gonzalo Egremy

*A 72 años del lanzamiento de dos bombas atómicas sobre Japón, desde dos aviones de una altura de 9 mil metros, aún duele en el Alma ese genocidio.

*Descendientes de aquel lejano país, aquí en Tapachula, oran para que nunca más sean utilizadas las armas atómicas o nucleares en ningún lugar.

Como en Japón, aquí en esta región, inició una jornada de oraciones para las Almas de 250 mil víctimas de las bombas atómicas en 1945.
El lunes 6 y jueves 9 de Agosto de 1945, aviones de los Estados Unidos, por órdenes del entonces presidente de ese país, Harry S. Truman (parecido el apellido de Donald Trump) arrojaron dos bombas sobre las ciudades niponas de Hiroshima, primero, y Nagasaki, después.
De acuerdo con diversas publicaciones, al impactar la bomba (8:16 AM) en Hiroshima, en los siguientes 40 segundos, murieron ¡50 mil personas! por el calor de 7 mil grados centígrados que provocó el artefacto y miles más quedaron heridos o moribundos entre los escombros de la destrucción material.
Horas, días, semanas y meses después, fallecieron 90 mil habitantes más de Hiroshima a consecuencias de las quemaduras y efectos de la radiación.
No contentos con ese genocidio, Harry S. Truman, ordena el lanzamiento de la segunda bomba atómica sobre la ciudad de Nagasaki aquel día jueves 9.
Aseguran historiadores que 74 mil inocentes murieron al estallar la bomba nuclear en Nagasaki y que 63 mil más fallecieron días y meses después.
El periódico El País, publicó hace dos años, en el 70 aniversario de ese funesto acontecimiento que después de décadas, siguen apareciendo nuevas patologías entre los sobrevivientes (hibakusha, que significa en japonés: “los bombardeados) relacionadas con la radioactividad de las bombas.
“Según cifras oficiales, en 2014, había 197.159 hibakusha vivos. La cifra no incluye a los hijos de supervivientes concebidos después de la bomba pero sí a unos 5.000 que aún estaban en el vientre de su madre cuando estallaron Little Boy y Fat Man (nombres de las bombas atómicas).
“Otros muchos murieron antes de nacer. De los que nacieron vivos, una buena parte presentaban cuadros que eran nuevos para la ciencia médica: aberraciones cromosómicas, electroforesis (separación por campo eléctrico) de las proteínas o polimorfismos en el ADN.
“Sólo tres años después de las bombas, el número de casos de leucemia entre los hibakusha ya era superior al de las poblaciones no expuestas y el aumento del riesgo relativo (comparado con grupos de control) tendría su pico a los siete años.
“Los que eran niños en 1945, presentaron los mayores índices de leucemia de todos los supervivientes. En cuanto a los distintos tipos de cáncer sólido (sarcomas, carcinomas y linfomas, por ejemplo), el aumento de la incidencia se detectó a los 10 años. El riesgo de sufrir un tumor se mostró además muy relacionado con la dosis de radiación recibida.
“La edad es un factor que interviene en la carcinogénesis, así que el cáncer se fue manifestando con mayor fuerza a medida que los supervivientes envejecían. Hoy, la media de edad de los hibakusha es de 80 años.
“Según la Cruz Roja Japonesa, de las muertes de supervivientes registradas en el hospital de Hiroshima desde marzo de 2014, casi dos tercios fueron por tumores malignos, destacando el cáncer de pulmón, estómago y leucemia”, hasta aquí parte del reportaje de El País.
Japoneses y sus descendientes aquí en el Soconusco, iniciaron jornada de oraciones, para que nunca más usen, los gobernantes, las armas nucleares contra la humanidad o nuestro hogar, el planeta Tierra, ¿no cree usted?
Bisbiseo
Los priistas se reúnen en asamblea extraordinaria a partir de hoy en Tuxtla Gutiérrez, y desean mostrar “músculo”, sin embargo con la llegada del exgobernador oaxaqueño, José Murat (su hijo es mandatario actual en la tierra de Don Benito Juárez) como delegado, empezaron las fracturas, divisiones y denuncias entre los grupos tricolores en exigencia de respeto a la militancia y la salida de Roberto Albores Gleason de la dirigencia estatal//Salud.