ALFIL NEGRO

785
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Ganancia de Pescadores
Oscar D. Ballinas Lezama

Conforme pasan los días, el resentimiento social en México se va agudizando, parece ser que nada de lo que hace el presidente Enrique Peña Nieto y miembros de su gabinete, satisface a sus conciudadanos, que le protestan hasta por la forma de reírse.
Para nadie es secreto que este sexenio ha sido de inconformidades del pueblo, en contra de las decisiones tomadas por el Ejecutivo Federal, que ya no ve lo duro sino lo tupido, ante tantas críticas negativas exacerbadas por quienes ya no quieren queso, sino salir de la ratonera.
Las iniciativas de las reformas energética, hacendaria y educativa, fueron el inicio de una debacle de popularidad del ‘Señor de Los Pinos’, que con ello, puso la economía del pueblo al filo de la navaja, sobre todo de quienes menos tienen; según el compromiso presidencial, era mejorar la calidad de vida de los mexicanos, sin embargo, al parecer al Gobierno Federal ‘le salió el chirrión por el palito’.
No obstante, los mexicanos acostumbrados a cargar con la cruz que todos los Gobiernos Federales en turno le ponen al cuello, poco a poco fue bajando el tono de sus protestas, hasta ponerse ‘flojitos y cooperando’, ante la satisfacción de quienes en éste país tienen el ‘sartén por el mango, inventando o creando leyes y reglamentos que en nada benefician a la gente; como en el caso del cacaraqueado ‘horario de verano’, sobre todo en Chiapas donde se tienen varias hidroeléctricas que generan luz a todo el país y al extranjero, sin embargo, en el colmo de la incongruencia, es donde más caro se paga el servicio a la CFE.
El aumento en las gasolinas también es parte del enojo del pueblo mexicano, sobre todo porque la nación azteca es productora de petróleo, principalmente Chiapas que genera gran parte de ese ‘oro negro’, no obstante, sigue siendo de las entidades más castigadas con el aumento en el precio de las gasolinas, sobre todo, porque es una de las más pobres y con una cifra de analfabetismo que espanta; durante décadas la Federación lo ha marginado y olvidado, tratando a sus habitantes como “hijos bastardos”, sobre todo a los del Soconusco.
Aún con la reciente promesa de construir una zona económica especial en Puerto Chiapas, se ve difícil que ésta se concluya a menos de un año para llevarse a cabo las nuevas elecciones y realizar el cambio presidencial; ahora con la catástrofe nacional provocada por los terremotos, esa promesa se ve cada vez más lejos de realizarse, porque al parecer ni para los damnificados hay recursos suficientes, así lo han demostrado al estarle pidiendo ayuda para todo al pueblo, quien sigue cargando la cruz de esa parroquia gubernamental en ruinas.
El sol no se puede tapar con un dedo, no obstante los esfuerzos y buena voluntad del gobernador Manuel Velasco Coello, quien recibió una administración en ruinas y con deudas por más de 40 mil millones de Pesos, es una tarea casi imposible levantar el Chiapas marginado por la Federación, que hasta ahora sigue cacaraqueando la ZEE como la panacea para levantar a los chiapanecos; cuando las carreteras en la Costa del Soconusco las mantiene en el más completo y grosero abandono, nos siguen tratando como mexicanos de quinta categoría.
Con un ferrocarril destruido por la tragedia del huracán “Stan”, que antes de esa catástrofe natural era utilizado como transporte de indocumentados para tratar de llegar al norte del país y brincar ‘el charco’ sin pensar que años después serían perseguidos por la fobia del racista Gobierno del emperador del norte, su majestad ‘pelos de elote’.
La ‘bestia’, al igual que las vías en la que se desplazaba por la costa chiapaneca desapareció; sólo quedó una destartalada carretera cuyas casetas de cobro fueron abandonadas al igual que el mantenimiento de esa ruta terrestre, convertida en una de las más peligrosas por la inseguridad y el número de baches que tiene.
Los soconuscas cuentan con un aeropuerto, en el que las compañías aéreas cobran por el pésimo servicio lo que se les viene en gana, tratando a los pasajeros con la punta del pie, no obstante de los esfuerzos de algunos legisladores como Enrique Zamora Morlet y Luis Armando Melgar, que han luchado en la más alta tribuna para que se respete el derecho de los viajeros en esas empresas.
Hasta ahora, con lo único que cuenta el Soconusco para utilizarlo como vía alterna en la exportación de sus productos es Puerto Chiapas; sin embargo, para nadie es secreto que esta zona fronteriza se ha convertido en una cueva de ladrones, la inseguridad campea a lo largo y ancho de los municipios soconusquenses, para colmo de males, el Gobierno Federal le ‘encasquetó’ a los habitantes de esta región un Cefereso en el que se encuentran los delincuentes más peligrosos del país; asaltos, crímenes, alcoholismo, drogadicción, tráfico de ilegales y prostitución han aumentado sus estadísticas, lo que hace urgente se busca una solución real a este problema que aleja inversionistas y gente de Guatemala que viene a comprar, aunque lo hacen en empresas transnacionales, generan una psicosis de inseguridad.
Las diversas corporaciones policiacas no han podido hasta ahora, frenar la delincuencia organizada, al contrario, parecen promoverla y entre los mismos policías hay inconformidad por el supuesto mal trato y presunta corrupción de sus jefes, lo que los ha llevado a realizar constantemente protestas en la que se mantienen en ‘paros’, sin importar la poca seguridad que brindan a los ciudadanos.
El Gobierno Federal hizo un compromiso desde hace dos sexenios para apoyar a los tapachultecos a tener una nueva planta potabilizadora, tomando en cuenta que la primera fue dañada por el huracán “Stan”; amén de que el arcaico sistema de red de agua y drenaje se encuentra completamente destrozado, lo que pone en riesgo la salud de la población ; se habla de 400 millones otorgados en la administración del Alcalde anterior, pero hasta ahora, nadie sabe el destino de ese recurso tomado de los impuestos del pueblo.
Los chiapanecos no han salido de una y ya están metidos en otra, el sismo del pasado 7 de Septiembre vino a empeorar la agonizante economía y ahora el Gobierno Estatal tendrá que seguir nadando a contracorriente; ojalá que el gobernador Velasco Coello pueda seguir sacando el ‘buey de la barranca’, se necesita un esfuerzo titánico, y como él dice, extraordinario para hacerlo; la gente de Chiapas tiene confianza en ‘el Güero’, que hasta ahora ha demostrado gran voluntad y capacidad de trabajo, honradez y sobre todo, que no es un sinvergüenza como muchos de sus antecesores, que dejaron en ruina la administración estatal y un pueblo que por todas esos abusos pasados, ’no lo calienta ni el sol’.
Por cierto, en estos tiempos de tragedia y damnificados, Coapatap debería tener un poco de misericordia con algunas gentes de escasos recursos que no han podido pagar algunos recibos, ya que sin miramiento alguno les han cortado el servicio, principalmente en zonas donde actualmente sufren una epidemia de conjuntivitis y salmonella, como el fraccionamiento Framboyanes. ¿Quién será el nuevo Director de Coapatap que llegó con la espada desenvainada?
Última hora: Maestros, padres de familia y alumnos de la Preparatoria Número Uno, piden al Gobierno Federal que intervenga ante la controversia que desató la ‘verificación que hizo personal de Protección Civil y la ‘luz verde’ que dieron para ocupar el inmueble de esa escuela, el cual fue dañado por el pasado sismo del 7 de Septiembre.
Los inconformes argumentan que el personal de Protección Civil en Tapachula no son expertos en construcción, por lo que pidieron el apoyo del Colegio de Ingenieros de esta ciudad, quienes al revisar la construcción, les advirtieron que existe una zona del edificio que tiene riesgos de desplomarse, de ahí que no quieren regresar a clases por temor a una tragedia y piden ser considerados dentro de las escuelas que serán reparadas.