OPINIÓN PÚBLICA

867
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

¡Imparable la Inseguridad!
Gonzalo Egremy

*El silencio de la sociedad ante autoridades responsables de la seguridad pública, procuración e impartición de justicia, es factor de más impunidad.

*Analistas y estudiosos de la criminología indican que se ha elevado en demasía el índice de inseguridad pública y de delitos de alto impacto.

Los hechos delictuosos, como homicidios y robo con violencia, se registran a diario y gran parte de la sociedad permanece indiferente o callada.
El robo a transeúntes y a toda clase de empresas (micro, pequeñas o medianas), así como asesinatos, se está convirtiendo en ordinario.
El Estado Mexicano tiene la obligación constitucional de brindar seguridad pública a la ciudadanía, desde la prevención del delito y defensa de la integridad física, el patrimonio y la vida misma de toda persona.
Pero, como otras muchas obligaciones, la autoridad ha incumplido con diversidad de argumentos, el más recurrente, la falta de recursos económicos para todo lo que significa Seguridad Pública y para la Justicia.
Las mismas policías han salido a las calles a manifestarse en contra de sus superiores y por la presunta corrupción al interior de las corporaciones.
De acuerdo con estudiosos de la Criminología, las causas del aumento en los índices delictivos son diversos, sobresaliendo, al menos en esta franja fronteriza, el arribo de miles extranjeros que al carecer de una fuente de empleo formal, supuestamente se están dedicando a delinquir.
Otro de los factores es la crisis económica que empuja a jóvenes y mayores a robar para llevar alimentos a la mesa de sus casas.
Pero destaca como causal del incremento de la inseguridad pública y violencia, el ya no tan nuevo sistema de justicia penal acusatorio, que al ser híper-garantista (para los imputados) los policías y Ministerios Públicos los devuelven a las calles, dejando a las víctimas sin la reparación del daño.
Lamentablemente los Comités o Consejos “ciudadanos” de Seguridad Pública, no han funcionado más que para avalar “cochupos” de directores, comandantes o comisarios policiales y de los ediles.
La seguridad pública es uno de los más importantes pilares de toda sociedad, porque habiéndola, existe confianza y atrae inversiones para el fomento de empleo; la gente disfruta más los paseos para una mejor salud y convivencia familiar.
Sin embargo cuando existe el intento de ocultar la dolorosa realidad de los cotidianos robos con violencia, asesinatos o ejecuciones a balazos (como lo acontecido en Ciudad Hidalgo, que deja observar ingobernabilidad), los secuestros y demás crímenes, las inversiones migran a otras regiones.
Lo grave es el silencio de la mayoría de la sociedad civil, que siendo rehén de los delincuentes, no se organiza para exigir a las autoridades responsables cumplan con el mandato constitucional en la materia.
Sólo se escuchan quejas en algunas reuniones de café, sobre la inseguridad pública, y en otras, casi con morbo, el comentario de “ayer o hace ratos, asaltaron tal o cual negocio; o secuestraron o mataron a tal persona”.
Con la aplicación de WhatsApp en los teléfonos, muchas personas se enteran de los hechos delictivos casi al momento en que ocurren, pero más como chisme que de preocupación para exigir la actuación de la autoridad.
Y en esa inacción o ¿irresponsabilidad? de dejar que la delincuencia siga matando, asaltando, robando, secuestrando y violando, no solo la sociedad civil se ha mostrada callada, sino también Regidores, Síndicos, Diputados y demás autoridades de esta región, ¿no cree usted?
bisbiseo
Desde el sábado 7 del presente mes dio inicio de manera formal y legal el proceso electoral 2017-2018 aquí en Chiapas, donde el primero de Julio se votará para elegir Gobernador, 40 Diputados y 121 Ayuntamientos Municipales (dos de reciente creación no estarán en ese proceso electoral)//Y desde el 7 de Septiembre inició el proceso electoral federal, para elegir en la misma fecha, Presidente de la República, Senadores y Diputados federales//Salud.