ALFIL NEGRO

428
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama
Policías en Vigilia

No obstante los apoyos que el gobierno estatal ha brindado a las diversas corporaciones policiacas en la zona del Soconusco, los de la ley parecen carecer de capacidad, o en el peor de los casos, de voluntad para detener la delincuencia que se ha desatado, como nunca en la historia de ésta región de la Frontera Sur del país.
Pareciera que los delincuentes “están de acuerdo” con los representantes de la ley; operan a cualquier hora y en todas partes, sin que la policía pueda detenerlos y existen lugares como en Tapachula, donde ninguna corporación policiaca se atreve a entrar, mucho menos a detener a los infractores de las ordenanzas.
Como un botón de muestra, ayer por la madrugada asesinaron a un indocumentado en la calle de la Central Poniente y Malecón; donde horas después varios extranjeros entraron a un lava autos y cargaron con lo que había en ese lugar, algunos vecinos se percataron del robo y pidieron auxilio al 911, mientras la gente se organizaba para perseguir a los malandracos.
El caso es que a los pocos minutos llegó la patrulla con número económico 0097, sin embargo, no quisieron ir en persecución de los ladrones, concretándose a levantar un parte de novedades del caso y molestos por los reclamos de la gente que les exigía ir tras los cacos, los de la ley se retiraron bastante molestos y esa fue toda la ayuda de los policías que se desplazan en autos del año y con aire acondicionado.
Por otro lado, vecinos de la colonia Democracia que se ubica a un costado del fraccionamiento Framboyanes, denunciaron ya no soportar la actitud de varios vecinos de la avenida América y privada México, que con el pretexto de no recibir el servicio de Limpia Municipal, han improvisado un basurero en ese sector.
Lo peor de todo, dicen los denunciantes, es que a muchas colonos se les ha dado por realizar quemas de basura a diario, sin que ninguna autoridad quiera ayudarles; la contaminación que se genera por el incendio de botellas de plástico ya es alarmante, siendo sus principales víctimas los niños y gente de la tercera edad, que según los especialistas en salud, podrían adquirir cáncer y otras enfermedades respiratorias, si el problema no se resuelve pronto.
En otros temas, los mexicanos siguen al filo de la navaja, luego de que aumenta el rumor de que los precios de las gasolinas volverán a subir en la cuesta de enero, lo mismo pasará con la ya privatizada Comisión Federal de Electricidad, cuyos productos y servicios no son de ninguna manera un lujo, sino una necesidad para la sociedad.
Mucha gente de los diversos municipios de la costa chiapaneca, criticó que sus autoridades municipales se olvidaron este año del espíritu navideño, los parques y palacios fueron dejados en el abandono y en una oscuridad total; ni un ‘pinchurriento’ adorno les pusieron, fue una noche muy triste para los soconusquenses, porque las familias ni siquiera tuvieron el consuelo de salir a dar una vuelta en esos lugares convertidos en cueva de ladrones y ‘bocas de lobo’.
En algunos lugares de la costa y centro de Chiapas, así como de Oaxaca, Puebla, Morelos y la Ciudad de México, su navidad fue amarga, los terremotos de septiembre negro les provocaron sudor y lágrimas, por tanta destrucción de sus bienes y la pérdida de vidas de cientos de personas; solo la fuerza que les da Dios los ha podido mantener con la esperanza que en el 2018, las cosas pueden cambiar para bien y entonces la sociedad mexicana pueda resurgir como ‘el Ave Fénix’, de entre sus propias cenizas.
Los políticos, que en su mayoría parecen haber desaparecido o se volvieron invisibles en estos días decembrinos, han hablado de hacer cambios y más cambios; algunos como los priistas y panistas ,juran y perjuran que ‘ahora si va en serio’ y que su promesa anticipada es ‘portarse bien, trabajar duro y no robar del erario’; los demás que militan en otras instituciones políticas, no se quieren quedar atrás y suplican que los generadores de votos les den ‘un chancecito’ para gobernar y afirman: “Por Diosito santo que vamos a trabajar para beneficio del pueblo”. Se olvidaron que ‘la mula no era arisca”, la hicieron las mentiras y falsas promesas de los políticos.
Pocos son los que han trabajado como Dios manda, sin embargo, muchos quieren sin merecerlo, seguir en la teta presupuestal y en forma cínica intentan conseguir nuevamente el voto, creyendo que los mexicanos siguen sufriendo de amnesia y a eso le están apostando.