OPINIÓN PÚBLICA

867
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

 

¡Cuidado con la Comida!
Gonzalo Egremy

*Las enfermedades neurodegenerativas, afirman especialistas, inician en el estómago o intestinos, y son causantes de millones de muertes.

*Virus, bacterias, parásitos, provocan en todo ser humano una serie de padecimientos como la salmonella o el rotavirus, por decir lo menos.

La Microbiota es el órgano regulador del proceso alimentario, absorbe y produce proteínas, degrada y digiere carbohidratos, absorbe iones, cambia el PH intestinal; pero cuando hay un desequilibrio (disbiósis), por situaciones ambientales, cambios en hábitos alimenticios y el uso indiscriminado de antibióticos, se generan las enfermedades, afirmó la médico internista gastroenteróloga, miembro de la Asociación Científica Internacional de Pre y Probióticos (ISAPP), Ana Abreu.
En este orden, el intestino es el órgano con la función inmunitaria más importante del organismo, debido a que aproximadamente 60% de todas las células inmunitarias se encuentran en la mucosa intestinal, de esta manera, el sistema inmunitario controla las respuestas inmunitarias contra: Proteínas de la dieta, prevención de alergias alimentarias, microorganismos patógenos, virus (rotavirus, poliovirus), bacterias (salmonella, listeria, clostridium), parásitos, etcétera, agrega el periodista, Fernando Aguilar Juárez.
Abreu ilustra: ahora sabemos que tenemos un sistema nervioso central, antes todos pensábamos que el sistema nervioso central nos regía, si ustedes se acuerdan, Hipócrates decía que podíamos ser más viscerales dependiendo de que teníamos cuatro tipos de humores y uno de ellos era el visceral, pues resulta que Hipócrates no estaba muy lejos de la realidad, ahora lo sabemos científicamente porque ya hemos descrito qué tipo de microorganismos tenemos, y podemos entender por qué hay alguien deprimido, por qué hay alguien ansioso, con el mal de Parkinson, con esclerosis múltiple, con diabetes, con alergias, bipolares, esquizofrenia.
Sabemos, por ejemplo, que del cerebro a la ejecución de la información que se haya mandado desde el intestino podemos entender que tenemos la habilidad de influir sobre la microbiota intestinal, tenemos alternaciones del hábitat -a veces inducida por esto-, si entendemos que hay cambios en el funcionamiento podemos entender que hay cambios en la función de los epitelios, a nivel celular, de la emotividad y esto es por los neurotransmisores que les mencioné.
En cuanto a la pérdida de la cantidad y de la diversidad de microorganismos, número y pico de bacterias, los factores para perderlos son: cómo naciste, cómo te alimentaron, qué número de miembro de la familia eres, ¿por qué?, porque al primero lo cuidan en exceso y al resto lo descuidan, pero estos son los que desarrollan mejor flora o microbiota.
A eso se llama teoría de la higiene, porque cuando se excede, se dan alteraciones; esta es una de las grandes teorías del autismo, es porque la mamá del autista trata de aislar al bebé desde el útero de todo contacto, que nadie lo toque para que sea único, ése es el trasfondo sicológico del autismo; al estar aislado dentro, afuera el niño vuelve a aislarse, lo que provoca cambios en la microbiota y al tener cambios en ésta, no tienen concentración, porque no tienen producción de butirato.
¿Qué pasa si yo cambié mi microbióta?, hay intolerancias alimentarias, como la intolerancia a la lactosa; hay enfermedades metabólicas como diabetes T2, obesidad; hay enfermedades cardiovasculares, infartos; hay desarrollo de cáncer, alteraciones en la conducta y en la personalidad, hay enfermedades inflamatorias e intestinales, y hay enfermedades alérgicas. Esto nos sucede gracias a que nosotros intervenimos en la microbiota intestinal.
O puede ser también, diarrea, ateroesclerosis, enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedad de Crohn, autismo, asma, eccemas y todos los problemas en la piel, artritis, esclerodermas, enfermedades inmunológicas, reumatológicas, Parkinson.
Francesco Francescci, Profesor de Medicina interna en la Universidad Católica de Roma, dice “estamos empezando un estudio nuevo sobre Bacillus Clausii enterogermina (un probiótico que ayuda a regular la microbiota); para entender mejor las características de Bacillus Clausii enterogermina y estamos investigando sobre el área del IBS, es decir, el síndrome del colon irritable, porque sabemos que el IBS está relacionado con otras enfermedades, y si vamos a atacar esta enfermedad sí que se podría evitar que se desarrollen otras enfermedades”, futuriza.
Explica que hay, además, muchos estudios donde muestran que los probióticos pueden ser útil en el tratamiento de la obesidad, porque la microbióta es como una planta donde es posible asimilar todos los productos que permiten el crecimiento de los organismos.
Además, el metabolismo tiene lugar en el colon, sólo para dar una idea, los hidratos de carbono son muy importantes aquí y somos capaces de digerir los vegetales gracias a la acción de la microbiota intestinal; por ejemplo los rumiantes, no son muy delgados pero comen vegetales, lo que pasa es que tienen una concentración muy alta de una cepa que se llama bacteroide detayota umicrom que es capaz de convertir la celulosa en azúcar y el azúcar se convierte en triglicérido, por este motivo estos animales son gordos.
Naturalmente es muy importante este mecanismo en las enfermedades del hígado graso, porque se trata del marcador del síndrome metabólico y el síndrome metabólico es la madre de las enfermedades cardiovasculares y del cáncer, la causa principal de muertes en el planeta.
Pero naturalmente, todas estas condiciones tienen que ver con la enfermedad del hígado graso, entonces, si en el futuro vamos a encontrar, solucionar esto, podemos también solucionar el problema del cáncer, claro que la microbiota intestinal tiene que estar bajo control, entonces la barrera mucosal tiene que ser íntegra, también la secreción de ácido gástrico, porque la acidez gástrica es una barrera contra la colonización de las bacterias, las sales biliares, las sustancias antimicrobianas, el Ph mucosal, la mucosa local y la inmunidad sistémica, la materia intestinal y el estilo de vida son muy importantes.
Por este motivo, si falla el sistema protector debiosis se va hacia disbiosis, esto quiere decir que hay una alteración cualitativa y cuantitativa de la microbiota colónica del intestino delgado y gástrico y esta disbiosis es la clave de las enfermedades digestivas y extra digestivas, y en verdad, tenemos que atender lo que consumimos, ¿no cree usted?
Bisbiseo
Mi solidaridad y apoyo para mi amigo y colega periodista, Alberto de la Cruz Aguilar, rogando al Padre Celestial su misericordia para la salud de Beto//También pido a Dios por la salud de Rogelio Santiago Ambrosio, compañero de la Universidad//El proceso electoral en tres Estados del país, está siendo considerado como focos rojos: Guerrero, Veracruz, y nuestro Chiapas//Luego ampliaremos en este quemante tema//Salud.