OPINIÓN PÚBLICA

699
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

Por: Gonzalo Egremy

Trata de Personas

+Urgente que las autoridades de los tres niveles realicen, apegadas a Derecho, la clausura de cientos de cantinas donde se explota a mujeres.

Para nadie en esta región de la Frontera Sur de México es un secreto que en centenares de cervecerías, disfrazadas de “restaurante-bar”, prevalece la Trata de Personas con fines de explotación laboral o sexual.
Hace apenas cuatro días se celebró el Día Internacional contra la Trata de Personas, y algunas autoridades en vez de avocarse a combatir ese aberrante delito penado por nuestras leyes, sólo emitieron algún comunicado de prensa.
En anteriores entregas, en este mismo espacio, tecleamos que “el delito de Trata de personas, con fines de explotación sexual o laboral, es un cáncer en la vida internacional que no debe ser atendido con nimiedad.
Si bien las autoridades procuradoras de justicia hacen constante labor para paliar esa conducta criminal, no se observa que el fenómeno disminuya.
La trata, conocido como “comercio ilegal de personas con propósitos de esclavitud reproductiva, explotación sexual, trabajos forzados, extracción de órganos, o cualquier forma moderna de esclavitud”, no es exclusivo de esta región, ni de México, sino de muchos países.
Efectivamente, las autoridades locales, así como organismos defensores de derechos humanos, realizan una serie de actividades tendientes a combatir ese delito tipificado en el Código Penal.
La Fiscalía General del Estado (FGE), en varios comunicados de prensa en los últimos años, refiere la detención de presuntas responsables del delito de Trata en localidades de esta región.
Así como la consignación ante jueces; e inclusive, la FGE ha echado las campanas a vuelo por una o dos sentencias en contra de mujeres (dueñas o encargadas de cantinas) que presuntamente cometieron el delito.
Sin embargo, se ha sabido posteriormente, que las procesadas alcanzan su libertad en sentencia porque los fiscales del Ministerio Público no acreditaron el delito o el procedimiento judicial no fue apegado a Derecho.
Otras mujeres sentenciadas fueron puestas en libertad al apelar ante la Sala Penal o a través del Juicio de Garantías (Amparo).
La realidad es que difícilmente los fiscales del MP pueden acreditar la Trata (teoría del delito) con fines de explotación sexual.
Los dueños o gerentes de los lugares en donde se registra ese delito, conocen como evadir la Ley y hasta instruyen a las víctimas.
Pero aquí en esta zona fronteriza con Guatemala, y aún más allá (en municipios del centro, Altos y norte del estado), prevalece la Trata, sobre todo con fines de explotación sexual de mujeres, pero también de jovencitos.
En esta ciudad han surgido cientos de “antros”, en los últimos años, en donde “el atractivo son las chicas de origen extranjero”.
Según denuncias, en los disfrazados “restaurante bar” por todo el Par Vial y en sí, en los cuatro puntos cardinales de la ciudad, existen no menos de 500 muchachas, en su mayoría centroamericanas.
En muchísimos otros bares, cantinas y botaneros, “la especialidad son las chicas que son explotadas laboralmente por los dueños de los antros, al obligarlas a fichar (beber con los clientes) por un mínimo porcentaje de la cuenta que al final pagan los consumidores”, afirman los denunciantes.
Nadie puede negar que aquí en Tapachula, en Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de las Casas, Comitán, Motozintla, Frontera Comalapa, Suchiate, Cacahoatán, Huixtla, Huehuetán, Puerto Madero y en otras localidades, existe una remarcada explotación laboral de Centroamericanas, así como de niños, niñas y menores de edad, éstos últimos vendiendo dulces en las calles.
Los llamados “canguritos” (por portar la caja de madera apoyada en su vientre) son cientos, que durante las 24 horas del día se les observa en las calles de esta ciudad y en otras, vendiendo dulces y cigarros.
Ni qué decir de las miles de muchachas guatemaltecas que laboran en los hogares de esta ciudad, en Tuxtla Gutiérrez, Comitán y San Cristóbal.
La trata de personas es un problema mundial y uno de los delitos más vergonzosos que existen, indican organismos que luchan en contra de ese mal.
Sobre todo por que priva de su dignidad a millones de personas en todo el mundo. “Los tratantes engañan a mujeres, hombres y niños de todos los rincones del planeta y los someten diariamente a situaciones de explotación.
Si bien la forma más conocida de trata de personas es la explotación sexual, cientos de miles de víctimas también son objeto de trata con fines de trabajo forzoso, servidumbre doméstica, mendicidad infantil o extracción de órganos”, dice www.unodc.org.
La trata de personas afecta prácticamente a todos los países, ya sea como punto de origen, tránsito o destino, y se ha informado de que en 137 Estados se ha explotado a víctimas de por lo menos 127 naciones.
Es uno de los negocios ilícitos más lucrativos en Europa, donde los grupos criminales obtienen ganancias de unos 3 mil millones de dólares al año, siendo éste un negocio considerable que se abastece de la población mundial más marginalizada.
En Europa, unas 140,000 mujeres se encuentran atrapadas en una situación de violencia y degradación por motivos de explotación sexual, y una de cada siete trabajadoras sexuales han sido esclavizadas en la prostitución a consecuencia de la trata de personas.
Mucho podríamos hacer todos para evitar que continué en auge esa conducta criminal, ¿no cree usted?.