ALFIL NEGRO

430
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Una Manita de Gato
Oscar D. Ballinas Lezama

La forma chambona con que la administración pasada realizó, o permitió que hicieran, los ‘trabajos’ de rehabilitación de calles y avenidas de Tapachula, ha traído como consecuencia que la mayor parte de ellas en este municipio estén para llorar, otro fraude al pueblo de los huacaleros.
Se espera que la administración entrante ponga ‘el grito en el cielo’ denunciando todas las anomalías que se supone ya detectó al recibir las riendas del Gobierno Municipal, aunque hay rumores que los encargados de la transición de poderes pecaron de ingenuos y aceptaron que todo estaba en orden, firmando ante Notarios Públicos que ‘una vez recibida la mercancía ya no hay reclamación’.
Si bien es cierto que todos los Gobiernos Municipales en Chiapas entraron dando tumbos, con una inexperiencia que espanta por estar apuntalada con la soberbia de su propia ignorancia, deben poner sus barbas a remojar y enderezar la nave a tiempo porque el horno no está para bollos.
La inseguridad sigue permeando al igual que el descontrol en el ambulantaje; el problema de la basura exige también una solución a mediano plazo, no se pueden conformar con ‘resolverlo’ permitiendo la recolección que hacen los tricicleros, quienes cobran cantidades que van desde los 10 hasta los 50 Pesos por bolsa, bajo el argumento de que ellos (los tricicleros) deben pagar cuotas a los encargados de los centros de acopio, quienes reciben la carga y la trasladan al basurero a cielo abierto norponiente de la ciudad.
No es congruente que la ciudadanía tenga que pagar por un servicio público que el Gobierno Municipal ya cobra, vía impuestos, para poder brindar esa asistencia a la población; es necesario contar con al menos 50 carros recolectores en buen estado, lo que se ha carecido desde hace varios trienios y al parecer, nadie quiere adquirirlos porque el trabajo de los tricicleros es buen negocio para los del municipio que obtienen un dinero mágico (porque desaparece).
La ciudadanía se queja también del abandono en que se tiene el parque Miguel Hidalgo, las autoridades municipales que han desfilado en el Palacio de Cristal no han querido mirar ni escuchar el clamor del pueblo tapachulteco; bien dicen que no hay peor ciego que el que no quiere ver, ni peor sordo que el que no quiere oír, hacen lo del avestruz a sabiendas que las voces protestatarias en el Soconusco se perdieron en el silencio y la resignación.
Es una vergüenza para quienes habitan la otra ‘Perla del Soconusco’ tener un parque en medio de la inmundicia, con el piso hecho pedazos, sucio por la basura que nadie levanta, lleno de excremento y orines de personas que al no encontrar un baño público terminan realizando sus necesidades fisiológicas en ese lugar, donde no hay vigilancia policiaca para evitar la delincuencia y la prostitución, mucho menos para cuidar que el parque no sea utilizado como excusado.
Las fuentes de agua que en otros tiempos eran orgullo de los tapachultecos (hasta aguas danzarinas y de colores había frente al Antiguo Palacio Municipal), hoy se encuentran secas, inservibles, la gente sin cultura ni conciencia las utiliza para echar basura; las bancas en su mayoría están quebradas y despintadas, el foro techado no guarece a nadie de la lluvia ni del sol, tiene más hoyos que una pichancha.
El “Miguel Hidalgo” se ha convertido en refugio de malvivientes, drogadictos, prostitutas y delincuentes de poca monta que roban celulares o dinero a las y los estudiantes que por necesidad tienen que pasar por ahí en la noche para ir a tomar el colectivo frente al mercado “Sebastián Escobar”, que para colmo de males, también se está cayendo a pedazos, lleno de ratas de cuatro y dos patas, con basura por todos lados y un cableado de luz más deteriorado y viejo que la desesperanza de los tapachultecos.
Lo más vergonzoso es que esto suceda en las narices de la primera autoridad, así ha estado desde dos hace trienios en que nadie le da al menos una ‘manita de gato’, por las noches el alumbrado público deficiente no solo llena de miedo a los transeúntes, sino que provoca tristeza a la gente que aún ama a esta tierra todo paridora, que durante muchas décadas les ha dado para vivir con sus familias y llegó a ser conocida como ‘la capital económica de Chiapas’.
Hoy sólo es un remedo de ciudad, víctima de políticos depredadores, sinvergüenzas e inútiles Presidentes Municipales que llenos de soberbia y ambiciones personales, jamás escuchan la voz del pueblo y abusan del poder para hacerse de ‘Mulas Pedro’; las leyes, el Bando del Buen Gobierno y la voluntad popular no les importa, su objetivo es hacerse de dinero y poder como sea.
Actualmente, tanto el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, como el gobernador electo Rutilio Escandón Cadenas, han enarbolado la bandera de la anticorrupción y de no dar paso al nepotismo, principalmente entre los gobernantes y funcionarios que emanaron de su partido político, ya que no habría congruencia en el hablar y en el hacer, sin embargo, varios Alcaldes al parecer ya se les están saliendo del huacal con la vieja práctica del nepotismo.
El ‘Santón de Macuspana’ fue claro al predicar su palabra en campaña, y ratificarla como ganador de las elecciones recién pasadas, que en su Gobierno no habrá nepotismo y en esa misma actitud está Rutilio Escandón Cadenas; la gran pregunta es, si esta expresión presidencial y gubernamental será tomada en cuenta por los alcaldes y funcionarios menores de los tres órdenes de Gobierno.
Al menos en varios municipios chiapanecos ya baila el rumor de que se han incrustado en las administraciones municipales, una caterva de familiares que dejan muy mal parados a los Alcaldes; hay uno que al parecer metió en la nómina hasta sus peluqueros y están como empleados del sector Salud, cuyo titular carga con la esposa todo el día y al parecer es la que lleva la batuta en esa dependencia, habrá que investigar en qué municipio está pasando este tipo de cosas que dan al traste con la imagen de la cuarta transformación de México.
Una felicitación para la señora Teresa Romero Rojas, al cumplir otro añito más de vida, Dios le siga guardando y bendiciendo.