ALFIL NEGRO

541
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama
Polémica Sobre Aeropuerto

Gran polémica está levantando la construcción del nuevo aeropuerto en la Ciudad de México, debido a que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, es un viejo lobo de mar y no quiere caer en el supuesto juego de corrupción que pretenden heredarle en este caso.
Las encuestas programadas para realizarse en estos días y lograr con ellas tener un mejor pulso de la sociedad, sobre una obra que pretende autorizarse en la zona de Texcoco y que mucha gente lo visualiza como un negocio millonario que sólo beneficiaría al pequeño grupo de siempre.
Expertos en la materia argumentan que uno de los grandes problemas que podría enfrentar este aeropuerto, sería el hundimiento de 30 centímetros cada año, debido a que se ubica sobre un lugar que anteriormente era uno de los pocos mantos acuíferos de esa región.
Algunos conocedores de la administración pública, coinciden en señalar que el proyecto de este aeropuerto pudiera convertirse en el proyecto fallido de la administración de Enrique Peña Nieto, ya que presumen un posible fraude en el que de entrada se dio a conocer públicamente la inversión de los ahorros de millones de mexicanos que se aguardaba en los Afores, así como los impuestos de todos los mexicanos, amén de adquirir una deuda para sacar avante un proyecto de más de 250 mil millones de pesos.
La construcción de dicha obra en el lecho de lo que fuera un lago, según decenas de ingenieros que han opinado al respecto, es un enorme riesgo que además del hundimiento del terreno representa una carga muy costosa para su mantenimiento, lo que podría obligar a que gobierno entrante pagara e impusiera altísimos impuestos el cual los actuales promotores de llevarlo a cabo, que como siempre terminaría saliendo del bolsillo de los contribuyentes.
Las primeras investigaciones que se han dado a conocer públicamente, muestran presuntas irregularidades como el sobreprecio, empresas fantasmas, adjudicación de contratos de manera directa a constructoras afines al gobierno de Peña Nieto, que ya han sido señaladas como parte de una ola de corrupción.
Por si fuera poco, está latente un posible desastre ecológico, lo que podría conllevar al riesgo de sufrir con el exceso de lluvias que azotan ahora la Ciudad de México, a sufrir peores inundaciones y mayores hundimientos, prevén los analistas expertos; advirtiendo que actualmente la construcción camina a marchas forzadas para que al llegar el cambio de gobierno en diciembre, sea muy difícil dar marcha atrás a este proyecto.
En ese ambiente se llevará a cabo la dinámica de las encuestas de estos días, con la finalidad de autorizarse o no el seguimiento de la construcción del nuevo aeropuerto en la capital mexicana; atendiendo también que la contraparte no quiere dar su brazo a torcer, por lo que ha puesto sobre la mesa el lado positivo de esa obra y no comulga con que se lleve a cabo la encuesta.
Comentando otras cosas, en Chiapas el éxodo de inmigrantes continúa su camino rumbo a la Frontera Norte; la mayoría de sus integrantes van en busca de mejorar sus condiciones de vida y no les importa si en el intento pierden todo o encuentran la muerte.
El gobernador electo, Rutilio Escandón Cadenas, al ser entrevistado sobre este tema del fenómeno migratorio, manifestó que su gobierno será comprometido y sensible para garantizar el respeto a los derechos humanos y la dignidad de las y los migrantes que cruzan la frontera sur en busca de mejores oportunidades de vida.
Coincidió con la visión del presidente electo, al asegurar que es importante atender las causas de este problema, considerando que la gente que abandona su lugar de origen no lo hace por gusto sino por necesidad, “Estamos consientes que la solución no son las deportaciones; por eso nuestro gobierno se sumará a la política que impulsará la nueva administración federal para brindar solución humana y ofrecer apoyo a nuestros hermanos y hermanas migrantes”, apuntó.