Polígrafo Político

156
Polígrafo Político
Polígrafo Político

“Si me cuentas mi vida, lo niego todo”
Joaquín Sabina

De Alquimista a Interlocutor
Darinel Zacarías

Más allá de aversiones, parece que el exgobernador Manuel Velasco Coello, no deja de propagar su mote de rey de la alquimia electoral. Y se apodera cada que quiere, de los reflectores políticos.
No se trata de resaltar su ego. Más bien de reconocer su pericia para esparcir su talento nato para ser ya, un eferente en las altas esferas del poder. Y aclaro, hablo de su destreza para abrir brechas y coyunturas.
La noticia que causó efervescencia hoy, sin duda fue el posible arribo de Manuel Velasco a Bucareli. Despertó a los críticos y opinologos, otra vez lo hizo Manuel, engolosinar a sus detractores.
Hace días se generó un buscapiés, a la letra decían que habían ya, divergencias entre la secretaria de Gobernación Olga María del Carmen Sánchez Cordero y el mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador.
El pleito o discordia, una posible negación de Olga Sánchez para hacer valer su declaración patrimonial. Tesis poco verosímil. Y de allí, el borregazo.
?En la últimas horas, el rumor cobró mayor vida y cayó en terreno fértil. Un diario nacional a través de conocida columna, colocaba a Manuel Velasco como el as de Andrés Manuel para ocupar la suplir a Olga Sánchez Cordero.
El columnista citaba en su pasaje, que la llegada de Manuel Velasco era por sinecura de Patrocinio González Garrido, extitular de Gobernación y exmandatario de Chiapas.
Desde allí, la epístola cobraba vacilación. La amistad de Velasco con Obrador es conocida. Para nadie es secreto que Velasco ha servido a Andrés Manuel de operador, alfil e interlocutor en la jerga política.
Entonces, no creo que Velasco necesite de correchepes o intermediario para un encargo de gran envergadura.
Y tampoco, Obrador, con su vasta experiencia en el escenario, se deje extasiar por cualquier opinión o insinuación.
Pero la réplica vino en automático. Saltó a la palestra don Patrocinio y su objeción fue así “Esta es una versión infundada y perversa. No tengo acceso al Presidente López Obrador (…) Yo estoy dedicado a las guacamayas y tapires y a la educación ambiental en Aluxes y totalmente al margen de la política”.
El run run, quedó en eso, vil rumor. Sin embargo y aunque los sesudos y analistas políticos digan lo contrario, cuando el río suena…
Y pregunta ingenua ¿Qué tal si le dan el papel de interlocutor para alguna encomienda de sublevación?, ¿descabellada pregunta?
En política, como en el Apocalipsis, pasa de todo.
PD1: Rosa Irene Urbina ha mandado sus mensajeros a decir que ella y su marido tienen harta paga. Que sus gustos son exigentes y que por eso ya circulan fotos de su Chalet en redes sociales. La duda es ¿ya presentó su 3 de 3? Espero respuesta.
¿Quién dijo que tengo sed?