PERSPECTIVA FISCAL

323

La Eliminación de la Compensación Universal: Pagan Justos por Pecadores
Gonzalo Vázquez Natarén.

La Compensación Universal de impuestos está contemplada en el artículo 23 del Código Fiscal de la Federación (CFF) y es la norma que permite a los contribuyentes compensar sus impuestos a favor contra los impuestos a cargo sin que sean del mismo tipo de contribución; esto es, con dicha norma se podía compensar IVA contra el Impuesto Sobre la Renta o viceversa, e incluso contra las retenciones de ISR.
Hemos estado muy habituados con la Compensación Universal de impuestos ya que está vigente desde 2004, esto es, 14 años de vigencia y ha permitido a las empresas de una manera ágil y fácil el pago de sus impuestos cuando cuentan con saldos a favor del mismo o de otros impuestos, de tal forma que el contribuyente no desembolsaba cantidad alguna ya que el fisco le debía y el contribuyente le debía al fisco, esto es solo cruzaban sus cuentas a través de la compensación universal.
A partir del 2019 y a través de la Ley de Ingresos de la Federación, los legisladores consideraron que existía una gran fuga de impuestos, al considerar dentro de su exposición de motivos, para realizar esta modificación, para evitar la evasión fiscal pues existe facilidad de utilizar saldos a favor ilegales, especialmente aquellos soportados por comprobantes fiscales de operaciones inexistentes, para compensar indebidamente pagos que deben realizarse del Impuesto Sobre la Renta por adeudo propio o enteros que deben realizarse de impuestos retenidos.
Los legisladores consideraron que unos sectores importantes de contribuyentes estaban utilizando los saldos a favor mal obtenidos de IVA y de otros impuestos para pagar impuestos federales, lo que representa un serio desfalco a las finanzas públicas, inclusive, el Coordinador de los Senadores de Morena afirmó que era hasta más importante que el huachicoleo.
Por la anterior se hizo muy fácil decir -a través del artículo 25 fracción VI de la Ley de Ingresos de la Federación- ya no hay compensación universal para nadie, pagando justos por pecadores, sin considerar la afectación, al haber un sector importante de la economía que prácticamente forma parte de sus flujos de efectivo cotidianos, como son las empresas que por sus actividades generan sistemáticamente saldos a favor de IVA, tal es el caso del sector Agrícola, Ganadero, Silvícola y Pesquero, así también como el sector farmacéutico, los exportadores, entre otros. Ahora este tipo de contribuyentes tendrán que destinar parte de sus presupuestos y sus flujos de efectivo para pagar impuestos y con ello suspender las inversiones en sus proyectos.
En nuestra zona, el sector agrícola de manera sistemática ha cubierto sus impuestos con los saldos a favor de IVA que generan mes a mes.
A partir del 2019 ya no podrán hacerlo, únicamente podrán solicitar devoluciones de impuestos con todo lo que ello implica. Esto es, lo que los legisladores pensaron “primero me pagas los impuestos a tu cargo y luego veo cuándo te regreso tus saldos a favor”, con todo ello se promoverá la descapitalización del campo, ya que las devoluciones de impuestos podrían tardar hasta más de 200 días.
Como una medida paliativa, a través de resolución miscelánea, publicada el 30 de Enero de este año, permiten que los saldos a favor del 2018 se agoten contra adeudo propio durante el ejercicio 2019, entendiendo que solo es contra impuestos propios, existiendo opinión de abogados que al utilizar el término “adeudo propio” también se deben considerar las retenciones, es una situación que seguramente si la aplican contra retenciones, terminará en tribunales.
En estos últimos días, la dirigencia de la Coparmex anunció que llegó a un acuerdo con el SAT para permitir la compensación universal por 6 meses durante este año, esperemos que sea cierto y sea publicado a la brevedad en la resolución miscelánea fiscal, para dar certidumbre fiscal a los contribuyentes.
Mientras tanto, ya se preparan los amparos correspondientes, que si logran la suspensión provisional ya la hicieron porque esta norma es solo para 2019 al estar contemplada en la ley de Ingresos de la Federación, que su vigencia solo es por el ejercicio fiscal del 2019.