EL QUINTO PODER DE MEXICO

246
EL QUINTO PODER DE MEXICO
EL QUINTO PODER DE MEXICO

Ni Condiciones Sociales, ni Económicas Para Casinos
Ernesto L. Quinteros

Diferentes sectores productivos, organizaciones sociales, Cámaras, Colegios y profesionistas han venido manifestando su preocupación por la eminente apertura de casinos en diferentes puntos de la entidad, principalmente en Tuxtla Gutiérrez, y muy en particular Tapachula.
Estos centros de apuestas en la administración estatal pasada los clausuraron por diferentes irregularidades, curiosamente, hoy se comenta que volverán a abrir sus puertas.
En la ciudad de Tapachula, el casino ubicado en una plaza comercial al sur de la ciudad, desde hace varios años permaneció clausurado, ya que se detectó, según las autoridades en ese tiempo, diferentes irregularidades. Además de que la población empezó a denunciar que en la casa de apuestas en mención presuntamente ya se había convertido un espacio donde operaban diferentes defraudadores, agiotistas y delincuentes, y que también se toleraba incluso la prostitución al interior.
Así como se empezaron a revelar diferentes historias de decenas de familias que habían perdido su poco patrimonio, a causa de que muchos desarrollaron una adicción enfermiza y exagerada al juego, y en su desesperación de querer seguir jugando y apostando, empeñaban casas, carros, incluso hasta las tarjetas de nómina con las que cobraban su sueldo.
Independientemente de todo ello, el sector comercial y empresarial también inconforme por la eminente apertura de ese casino, afirma que este tipo de comercios lejos de generar empleos y riqueza para la zona, la mayor parte de las ganancias y el capital que obtienen se va para otras ciudades del país, incluso el extranjero.
Y por si todo esto fuera poco, actualmente en esta ciudad fronteriza y la región en general, honestamente no existen las condiciones para reabrir un centro de juegos y apuestas, ya que estos espacios también atraen y llaman a la delincuencia común y organizada. Y si hay algo de lo que se queja la población en general, es de la falta de seguridad pública, y de que los índices delictivos siguen subiendo.
Entonces partiendo de toda esa lógica, y exponiendo todo lo que conlleva abrir de nueva cuenta las puertas de un casino en Tapachula, sería como darle un tiro de gracia a la poca paz social y tranquilidad que tienen las familias de esta región. Porque a como andan las cosas por estos rumbos van a generar más problemas que beneficios, y es evidente que “no existen ni las condiciones sociales, ni económicas”.
A todo eso agréguele -estimado lector- la situación que prevalece en esta región fronteriza, con la crisis humanitaria que azota a los países centroamericanos, que ha generado todo un éxodo de miles de personas y han llegado a esta región para quedarse, y aun no se ve la respuesta de las autoridades de los tres niveles de Gobierno, porque cientos de mujeres, niños, jóvenes y adultos extranjeros, siguen cruzando sin ningún control la línea divisoria entre México y Guatemala, y la situación social y económica se complica.
Bueno para acabar pronto, hasta la fecha las autoridades no saben a dónde meter a todos los migrantes que por varias semanas han convertido el parque central ‘Miguel Hidalgo’ de esta ciudad, en un gigantesco albergue al aire libre, en donde duermen, comen, lavan ropa y hasta hacen sus necesidades fisiológicas.
Y toda esa población es solo la que va de paso, aparte la que ya se estableció en nuestra ciudad y está tramitando su visa humanitaria y acilo político, para tener una estancia legal en el país.
A diario las oficinas de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) en Tapachula, ubicadas en la 8ª Sur esquina con la 6ª Calle Poniente, recibe cientos de nuevas solicitudes.
Las colas son interminables de las personas que a diario llegan desde muy temprano para ser atendidos.
Todas estas personas sin duda necesitaran alojamiento, trabajo, alimentación, servicios de salud y mejores condiciones de vida.
Por hoy ahí la dejamos, nos leemos mañana. ¡Ánimo!
Comentarios y denuncias: [email protected]
Visita: www.elorbe.com.mx