ALFIL NEGRO

493
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“El camino al paraíso comienza en el infierno” (Dante)

Tráfico Imparable
Oscar D. Ballinas Lezama

No obstante, las amenazas del presidente norteamericano, Donald Trump, advirtiendo al Gobierno de México que en represalia por la inmigración que se desplaza por territorio azteca, subirá los aranceles y pondrá contra la pared a los mexicanos.
El presidente Andrés Manuel López Obrador respondió con amor y paz, aclarando que no desea una guerra arancelaria, dejando en claro que no es por cobardía, sino por prudencia, que no quiere una guerra con el ‘rey del norte’.
Por aquello de las recochinas dudas, el Presidente mexicano asegura que no hay motivo de alarma, pues su Gobierno tiene un plan para garantizar que no se afecte a esta nación, incluso, si hubiera necesidad apelará a los tribunales internacionales.
Bien dicen que a ‘río revuelto, ganancia de pescadores’; al menos en el Soconusco sobre la Costa chiapaneca, el tráfico de extranjeros indocumentados está dándose en forma abierta, presumiéndose que algunas autoridades pudieran estar en complicidad con quienes al parecer pasan semanalmente unos dos mil indocumentados.
Ciudadanos de la Costa, convertida en el principal corredor del éxodo centroamericano y del Caribe, piden que se investigue a fondo qué está sucediendo con el paso diario de cientos de migrantes, principalmente cubanos que se han vuelto ‘invisibles’ para las diversas autoridades que mantienen ‘vigilancia’ permanente sobre la carretera Costera.
Trascendió que como en los viejos tiempos, muchos Agentes de Migración se están volviendo millonarios con este negocio, al hacerse de la ‘vista gorda’ para dejar pasar los grupos de indocumentados.
Sería saludable que la Secretaría de Gobernación ordenara una investigación a fondo para saber qué está sucediendo en el aeropuerto de Tuxtla Gutiérrez y sobre la carretera Costera en Chiapas, para que Agentes de Migración y policías federales no se den cuenta del tráfico de indocumentados que está pasando frente a sus narices a cualquier hora del día o la noche.
Al parecer, los indocumentados son trasladados en camiones del servicio público o en vehículos privados, cuyo destino es la capital chiapaneca en donde abordan los aviones que les llevan a la frontera norte del país; se rumora que el costo para llegar a Tuxtla Gutiérrez es de 300 Dólares por extranjero indocumentado, mientras que trasladarlos en avión hasta la frontera norte, el cobro es de 3500 Dólares por cabeza.
Los denunciantes piden a la Secretaría de Gobernación que esa investigación se haga con todos los encargados de las garitas migratorias sobre la Costera, sobre todo en la de Villa Comaltitlán, en donde nadie ve ni escucha nada; la Policía Federal tampoco los detecta porque los indocumentados se vuelven invisibles.
Por cierto, qué pasaría con el retén militar que estaba en la entrada al municipio de Tonalá, tiene varias semanas que fue quitado de ese lugar y los más felices son los ‘polleros’, ya que pueden brincar sin pagar en esa caseta, que además era muy difícil porque los militares no dejaban pasar ni el aire, a menos que se durmieran.
Es necesario que el Gobierno Federal ordene una investigación a fondo, de nada sirve que en la Ciudad de México se preocupen por las amenazas del ‘Príncipe pelos de elote’, mientras algunas autoridades corruptas pudieran estar facilitando el tráfico de personas.
En otras cosas, lamento mucho el fallecimiento de mi amigo Eduardo Pano Becerra, quien perdió la lucha contra ‘el perro rabioso del cáncer’; un abrazo fraternal a su familia, que Dios lo reciba en sus brazos.