ALFIL NEGRO

425
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Porque cuando soy débil, entonces soy fuerte” (2ª Corintios 12:10)

Guerra Comercial
Oscar D. Ballinas Lezama

El problema migratorio mantiene ahora entrampado al Gobierno mexicano, que tratando de ayudar humanitariamente al éxodo centroamericano, no dudó en abrir las puertas de la frontera sur para cobijar a miles de personas, las que argumentan que salieron de su país en busca de mejorar sus condiciones de vida.
López Obrador no se amedrenta ante las amenazas del castigo que le ofrece Donald Trump, quien parece estar dispuesto a iniciar otra guerra comercial, como lo hizo hace unos meses con China; ahora va contra México, considerado uno de sus principales socios comerciales.
Los expertos financieros aseguran que iniciar una guerra comercial sería otra de las locuras del ‘Príncipe del norte’, quien no quita el dedo del renglón y exige a los aztecas resolver el problema de la migración ilegal, mientras que López Obrador le pide prudencia y conservar la amistad que por años han tendido ambos pueblos.
“Recuerde presidente Trump, que no me falta valor, no soy cobarde”, advierte el Presidente de México al líder norteamericano, quien inició los dimes y diretes bajo el argumento de que el Gobierno mexicano durante 25 años solamente ha estado hablando, sin embargo, ahora lo que se requiere es la acción, no solo hablar, sentenció el político gringo.
Acostumbrado a mandar y hacer sus caprichos, Trump no quiere diálogos en este tema, exige que el Gobierno mexicano detenga el éxodo de migrantes que entran al país por el Estado de Chiapas, en donde no podían ser tocados ni con el pétalo de una rosa, so pena de que saltaran a la palestra los representantes de los Derechos Humanos.
Quizás por ello, el gobierno mexicano acepta que es necesario reforzar las medidas en el tema migratorio, ha corrido aproximadamente 600 agentes por conducta inadecuada que ha dado señales de corrupción y mal desempeño, según lo ha manifestado el mismo Tonatiuh Guillén, responsable de ese instituto federal.
Por otro lado, se ordenó reducir los 50 retenes de detención que tiene migración y construir albergues de convivencia para los indocumentados, en donde no exista un control y éstos pueden movilizarse sin problemas; siendo Tapachula la ciudad elegida para que en un área de 15 hectáreas se construya el primer gran albergue que será ‘la nave madre’, en donde se pretende alojar por corto tiempo a los indocumentados asegurados, para después deportarlos a su país de origen.
En otros temas, más de seis mil trabajadores del Sector Salud en Chiapas no dejan de quejarse por el bono de 23 mil Pesos, que al parecer no les pagó el funcionario estatal anterior, al parecer su entonces líder sindical, José Selvas, no sirvió ni para tiro de escopeta en la defensa de los intereses de la masa trabajadora.
Los quejosos, añaden que el ex Secretario del Sector Salud les dejó el problema de los créditos hipotecarios que les descuenta la SSA y que no pagó al Fovissste, por lo que están a punto de perder sus viviendas al no ser pagadas, no obstante que cada trabajador ha recibido siempre ese descuento.
Por cierto, se rumora que en el Hospital General las cosas van de mal en peor, ya que presuntamente la administración pasada cargaron con todo, hay desabasto de medicamentos y no les dejaron ni para los insumos, al grado que un Exdirector de ese nosocomio tenía que vender la cosecha de mango de los árboles que tienen en los terrenos de ese nosocomio, para poder adquirir algunos insumos de limpieza.
Otros que siguen preocupados por el destino que se le dio al dinero de sus jubilaciones, son cientos de trabajadores del Cobach a los que la administración pasada les quitó aproximadamente unos 200 millones de Pesos, presuntamente los trabajadores fueron defraudados ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que está cobrando a los presuntos defraudados impuestos que van desde los 30 mil hasta los 80 mil Pesos, un tema que ya no se ha vuelto a tocar, ignorándose si se demandará a los responsables de este fraude que alegaron había sucedido por un ‘error de dedo’. ¿será?