EL QUINTO PODER DE MEXICO

447
EL QUINTO PODER DE MEXICO
EL QUINTO PODER DE MEXICO

Gurría y el Cochinero
Ernesto L. Quinteros

Las denuncias de automovilistas y personas que tienen la necesidad de acudir al centro de Tapachula, ya sea de compras o de paseo, denuncian casi a diario en las redes sociales que ésta zona de la ciudad es intransitable, aunado a que la imagen urbana que presenta es pésima.
Hay semáforos descompuestos, y los que funcionan no están sincronizados, además de que en varias calles y avenidas no han podado los árboles, hay basura en diferentes esquinas, en las banquetas existen una infinidad de registros de energía eléctrica sin tapa, los parquímetros no sirven y se pueden observar grafitis por donde quiera.
A casi nueve meses de que tomó posesión la actual administración municipal que aún preside Oscar Gurría Penagos, la ciudad sigue dando una pésima imagen urbana. Es lamentable decirlo, pero es un cochinero.
Por si esto fuera poco, a los parques y las fuentes del primer cuadro de la ciudad no le han dado mantenimiento, son unos verdaderos focos de infección y contaminación.
Los espacios públicos han sido utilizados como baños públicos pues indigentes y cualquier persona, incluyendo migrantes, hacen sus necesidades fisiológicas en el lugar.
Incluso, hasta las fuentes del parque central “Miguel Hidalgo”, frente al Palacio Municipal son unos verdaderos basureros y criaderos de moscos y zancudos.
Las bases de taxis y combis foráneas que según iban a reubicar bajo un programa acordado con los concesionarios del transporte público, sigue sin generarse.
Decenas de unidades del transporte público de rutas foráneas en su modalidad de combis y taxis sigue teniendo bases en este conflictivo sector.
Inseguridad.
Por si no problemas faltaran en este conflictivo sector de la ciudad, la inseguridad se ha incrementado de manera alarmante.
La presencia de la Policía Municipal únicamente ha servido de adorno, solo se calma esta problemática cuando intervienen las autoridades estatales y federales.
Los robos y asaltos a transeúntes se dan casi a diario, lamentablemente la mayoría de las víctimas no denuncian los hechos ante el Ministerio Público.
El principal motivo es el miedo, así como argumentan la pérdida de tiempo que genera poner una denuncia formal.
Toda esta situación ha generado que la presencia de los clientes que comúnmente acudían a comprar a este sector de la ciudad, haya disminuido de manera considerable.
Así como se ha reducido la visita de los guatemaltecos que cada fin de semana acudían al centro de Tapachula, a comprar, ya que aprovechan que el cambio de moneda, del Quetzal a Pesos mexicanos les favorece.
¡Bien dicen que la reversa también es cambio!…en Tapachula vemos con tristeza que cada día vamos en retroceso.
Mientras tanto, el aún presidente municipal, Oscar Gurría, sigue indiferente a los problemas de la ciudad. ¿Quién será el que lo asesora?
Por hoy ahí la dejamos, nos leemos mañana. ¡Ánimo!
Comentarios y denuncias: [email protected]
Visita: www.elorbe.com.mx