ALFIL NEGRO

178
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Respuesta a Damnificados
Oscar D. Ballinas Lezama

“Vengo a ras de tierra, como camina el pueblo y eso me sirve para ver cómo va la carretera y todos los caminos”, dijo el gobernador Rutilio Escandón Cadenas, al entregar 180 escrituras públicas a los damnificados por el sismo del 2017 en Tapachula.
El Ejecutivo Estatal aprovechó para informar a los tapachultecos, que el Gobierno Federal de Andrés Manuel López Obrador, ya dio respuesta a las gestiones que esta administración estatal ha hecho, con la finalidad de rehabilitar la carretera costera en el tramo Tonalá-Tapachula.
Escandón Cadenas explicó que después del terremoto del 7 de Septiembre del 2017 en Chiapas, hubo mucho tiempo perdido en el que no se prestó atención a los damnificados, y aseguró que en menos de un año ya se ha recuperado gran parte de ese tiempo, entregando escrituras públicas y documentos que garantizan la reconstrucción de viviendas.
Añadió que con el apoyo del Presidente de la República, que lidera un Gobierno humanitario, se está logrando brindar la ayuda a quienes más lo necesitan; explicó que en Chiapas existe un Gobierno austero que gasta menos, sin embargo, no se han quedado atrás y con la mezcla de recursos federales y estatales no se quedará ningún damnificado chiapaneco sin su vivienda.
“Tapachula se está arreglando de raíz y agradezco al presidente Andrés Manuel López Obrador, todo el apoyo que nos ha dado no se paren las obras que estamos supervisando; les agradezco que hayan tenido confianza en nosotros, que tuvimos el sueño de trabajar de manera desinteresada y hacer rendir el presupuesto, tener un gobierno verdaderamente transparente y de frente a la gente, porque solamente así alcanzan los recursos públicos que nos sirven a realizar las obras que propone la gente”, afirmó.
Más adelante, prometió a los cientos de tapachultecos que se dieron cita para recibirlo al nororiente de la ciudad, que las veces que sean necesarias va a estar en este municipio y junto con el pueblo seguirán haciendo historia, porque esta es la cuarta transformación de la vida pública de México y también Chiapas de corazón, concluyó diciendo Escandón Cadenas.
Por su parte, el promotor de la vivienda, Fredy Escobar Sánchez, reconoció que las 180 familias que ayer recibieron sus títulos de propiedad de manos del Gobernador, habían esperado mucho tiempo por tenerlas y finalmente ayer las recibieron; lo que se hizo posible siguiendo las instrucciones del Gobernador para atender este tema lo más pronto posible.
Agregó que la actual administración estatal, encontró un terrible rezago en la regularización de las tierras en todo el Estado de Chiapas: “el año pasado la promotora de vivienda entregó 194 escrituras, este gobierno que encabeza Rutilio Escandón Cadenas, en 10 meses han entregado más de mil 100 escrituras en toda la entidad”, afirmó el funcionario estatal.
Mencionó que el Gobierno Estatal firmará próximamente un convenio con notarios chiapanecos, para lograr que más familias tengan la oportunidad de tener documentos oficiales que acrediten la legalidad de su patrimonio.
Rita Hernández López, habitante de la colonia Palmeiras, habló en nombre de las 180 familias que recibieron sus escrituras públicas y el documento que garantiza la reconstrucción de sus viviendas, agradeciendo el apoyo del Ejecutivo Estatal: “confiamos en usted, quien nos ayudó al igual que Dios, nunca nos dejaron solos, nunca nos soltaron de la mano”, expresó emocionada la beneficiada.
En otras cosas, no obstante, las fumigaciones que la Secretaría de Salud está realizando en la zona urbana y rural de los municipios del Soconusco, la terrible enfermedad del Dengue sigue causando víctimas y está provocando deserción de estudiantes en las escuelas, ya que son muchos los contagiados cuyos síntomas les duran casi siete días, siendo los niños y personas de la tercera edad los más afectados.
El problema parece agudizarse por las constantes lluvias que siguen azotando esta región, donde además, los ríos deben de ser monitoreados por Protección Civil, ya que los aguaceros en la zona norte están provocando las crecidas de agua que bajan buscando una salida rumbo al mar, pasando por los centros poblacionales en donde muchas personas han construido a las orillas de esos afluentes y están en constante riesgo.