ALFIL NEGRO

482
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Ganaderos en Crisis
Oscar D. Ballinas Lezama

“Las asociaciones ganaderas no sirven más que para cobrar cuotas a los socios, por eso yo no pertenezco a ninguna de las tres que hay en Tapachula, en donde los que nos dedicamos a este negocio nos tenemos que rascar con nuestras propias uñas”, expresó Julio César Herrera, conocido ganadero de la región.
Explicó que el contrabando de ganado en pie o en canal, que están pasando por el río Suchiate, en las narices de la Guardia Nacional y el resto de autoridades que disque vigilan esa zona, ha impactado grandemente su economía y los mantiene al borde de la quiebra.
El también miembro de la Integradora Agroindustrial S.A. de C.V., añadió que la afectación la tienen directamente los consumidores de carne de ganado, ya que, al no haber ningún control sanitario sobre el contrabando de las reses de Guatemala, se exponen a contraer enfermedades como la brucelosis.
Por otro lado, argumentó, los ganaderos de la región se ven mermados directamente en su economía, debido a que el contrabando de reses en pie o en canal, provoca que baje el precio por cabeza de ganado vivo y se está acabando la matanza en el rastro de Tapachula.
Mencionó que antes del aumento del contrabando de ganado o carne sacrificado en rastro de traspatio, en Tapachula había un tope de matanza hasta de 80 reses diarias, sin embargo, ahora a duras penas sacrifican 10 vacas, lo que hace suponer que los 70 restantes que se distribuyen en los negocios con venta de carne de res son sacrificados en rastros clandestinos y transportadas de manera ilegal.
Julio César Herrera, responsabilizó a las autoridades de los tres niveles de Gobierno, quienes al parecer han hecho caso omiso a las peticiones de los ganaderos para crear un cinturón de seguridad, “no existe un cerco sanitario en ninguno de los municipios del Soconusco, lo que facilita el ingreso de la carne de dudosa procedencia, el incremento del abigeato y la matanza clandestina”, aseguró.
Argumentó que entre las autoridades responsables para detener el incremento del contrabando de reses o carne de estas, que pasa diariamente de Guatemala al Soconusco, están los Ayuntamientos, la Secretaría del Campo, Secretaría de Salud, de Seguridad Pública de los tres niveles de Gobierno, incluyendo a la Guardia Nacional, las cuales deberían atender con más profesionalismo y dedicación este problema de salud pública, que en cualquier momento les puede reventar en las manos.
Finalmente, argumentó que de continuar sin darle la atención a este problema en la frontera sur de México, los ganaderos de la región pueden perder la clasificación tipo A y el área de amortiguamiento tipo ‘B’, lo que estaría llevándolos al mismo problema que está sufriendo actualmente la ganadería de Sinaloa.
Si la Secretaría de Agricultura de Estados Unidos (USDA) y la Senasica, que ‘extrañamente’ no acreditaron la ganadería sinaloense, la cual está entre las mejores del país, bajando a no acreditado el estatus zoosanitario, ¿qué pasaría si califican lo que está sucediendo en la Costa del Soconusco?; la ganadería en esta región terminaría colapsada.
En otras cosas, en Huehuetán la Alcaldesa parece que está decidida a tirar la casa por la ventana, sin importar la cacaraqueada austeridad republicana, festejará la feria comercial con bombos y platillos, por lo que ya se ha contratado los mejores y más costosos grupos musicales, aseguran los habitantes de ese ‘pueblo de viejos’.
Victoria Aurelia Guzmán Reyes, emanada de las filas del partido Movimiento de Regeneración Nacional, presuntamente celebrará esta feria pueblerina del 21 al 29 de Noviembre, con la presentación de: El Recodo, Ángeles Azules, Calibre 50, Adictiva, David Guetta, entre otros grupos musicales que por su fama cobran un ojo de la cara.
De ahí la opinión de los huehuetecos, en cuanto a estos tiempos de austeridad, cuando no hay recursos para hacer obras pública y volver eficientes los servicios de seguridad, sin embargo, se presume que el dinero de los impuestos podría ser utilizado para darle un poco de circo al pueblo huehueteco; que al igual que la mayoría de los del Soconusco, carecen de un buen alumbrado público, agua potable, calles en buen estado, fuentes de trabajo, servicios de salud y protección policiaca, pues hasta ahora solamente tienen una inseguridad que espanta al más valiente.
Comentando otras cosas, los usuarios de la CFE ya empezaron a recibir el abuso por los altos cobros del pésimo servicio de energía eléctrica; con el pretexto que ha iniciado ‘la época de invierno’, se quitó el subsidio que se brinda los meses de verano, sin tomar en cuenta que en la Costa del Soconusco se vive el ‘eterno verano’ y mucha gente no conoce el invierno más que en las películas del cine o el internet, de ahí que ya varios grupos sociales en el Soconusco están exigiendo al Presidente de la República, solicite a través de una iniciativa ante el Congreso de la Unión, se autorice la tarifa mínima todo el año.
Por cierto, cuál será el motivo por el que la actual administración de la ’cuarta transformación’ no ha echado abajo el dañino ‘horario de verano’. Pura baba de perico.