Arganis en SCT: Entre el Influyentismo y los Astros

309

Mario Maldonado

Mientras en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) se intenta limpiar la huella del exsecretario Javier Jiménez Espriú, su nuevo titular, Jorge Arganis Díaz Leal, se posiciona cada vez con mayor fuerza, aunque también arrastra historias de vínculos familiares, señalamientos de posibles actos de corrupción y hasta algunos indicios de esoterismo.
La sorpresiva llegada de Jorge Arganis a la titularidad de la SCT al parecer ya estaba planeada y no tuvo que ver solamente con que se le alinearon las estrellas. Al exdirector del proyecto de la refinería de Dos Bocas ya lo esperaba alguien dentro de la dependencia: su anterior esposa y madre de su hija, María Guadalupe Cano Herrera, quien se desempeña desde principios de sexenio como directora de Administración y Finanzas de Capufe.
Cano Herrera no es un personaje menor. Llegó a su cargo como recomendación directa de la entonces Oficial Mayor de Hacienda, Raquel Buenrostro, como se puede confirmar en el oficio de folio 700.2018 SHCP en el que la actual jefa del SAT solicita a los ahora exsecretarios Carlos Urzúa y Javier Jiménez Espriú el nombramiento de la funcionaria.
Al interior de la SCT se asegura que ella siempre ha tomado las decisiones importantes en Capufe. Por ejemplo, desde su Dirección se toma la última palabra en los procesos de asignación de contratos, en los proyectos de inversión para infraestructura tecnológica o en los programas de conservación y seguridad carretera.
En esta columna revelamos hace unos meses irregularidades en la licitación LA-009JOU001-E29-2020, con la que Caminos y Puentes Federales firmó convenios por 420 millones de Pesos para contratar las pólizas de seguros de Obra Civil Terminada, Bienes Patrimoniales, Flotilla de Vehículos y Usuarios.
El proceso fue cuestionado ante la Función Pública, de Irma Eréndira Sandoval, precisamente por una extraña actuación de la directora de Administración y Finanzas, quien según las denuncias a las que tuvo acceso esta columna habría beneficiado a GNP, de Eduardo Silva, para adjudicar las partidas sobre los usuarios y las flotillas vehiculares.
En aquel momento le platicamos también de la cercanía que Cano Herrera mantiene con Elba Esther Gordillo y con el SNTE, donde colaboró en el área de Auditoría de Recursos Humanos, Materiales y Financieros desde 2009, y hasta que ‘La Maestra’ cayó en desgracia con la orden de aprehensión que ejecutó el Gobierno de Enrique Peña Nieto.
La relación con Gordillo incluso va más allá, toda vez que colaboradores de la Dirección de Capufe confirman que la excónyuge del secretario Jorge Arganis, comparte el gusto por la espiritualidad y el esoterismo, características que han acompañado a la maestra Elba Esther durante toda su carrera magisterial y política.
Entre los funcionarios de la SCT son comunes las alusiones a las clases de yoga que la propia María Guadalupe Cano imparte todos los viernes en las instalaciones de la dependencia pública.
En la trayectoria personal de la funcionaria destaca su labor como instructora de yoga en una escuela ubicada en la colonia Condesa, actividad a la que dedicaba buena parte de su tiempo a finales de 2018, justo cuando recibió el llamado para su incorporación al Gobierno Federal.
En lo que respecta a su carrera profesional, se ha ligado permanentemente a la de su exesposo: en la UNAM, en el Gobierno del Distrito Federal y en el Colegio de Ingenieros Civiles de México. Ahora hacen mancuerna nuevamente en Comunicaciones y Transportes, impulsados por la mano terrenal de Buenrostro y probablemente, por alguna otra que pretende conectar con el “más allá” a la Cuarta Transformación.
Posdata.
La renuncia del actual director general de Capufe, Genaro Enrique Utrilla Gutiérrez, es inminente. Su sucesora apuntaba a ser María Guadalupe Cano Herrera.
Licitación en Sedena.
El 26 de Agosto, la empresa Zagis S.A. de C.V. fue declarada ganadora de la Licitación Pública para la proveeduría de hilos y telas para uniformes que realizó la Secretaría de la Defensa Nacional, por 26 millones 374 mil Pesos.
La firma del empresario textil Mayer Zaga obtuvo el contrato luego de que fueran evaluadas las propuestas de Rogeri S.A. de C.V. por 40 millones 469 mil Pesos, Manufacturas Kaltex por 26 millones 950 mil Pesos y Promotora Comercial Pantalonera S.A. de C.V., que solamente concursó por la segunda partida presupuestal por un millón 921 mil Pesos.
Según fuentes del sector, los requisitos estaban hechos a la medida para Zagis, además de que hubo quienes cuestionaron que el procedimiento no fuera de especificaciones internacionales, como se hace en el ejército de Colombia y en otros países.
Entre las alertas que el sector detectó destaca que la postura de Kaltex se ubicó apenas por encima de la de Zagis, historia que constantemente se repite, por lo que existen sospechas de que al interior de la dependencia pudieron dar aviso para que esta última ajustara su propuesta y resultara más barata. Sun