ALFIL NEGRO

384
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Destapan la cloaca que dejó el Exalcalde de Tapachula; hay sentencia por el caso de camiones recolectores”.

‘El Muro Ciudadano’
Oscar D. Ballinas Lezama

Carlos Trujillo, dirigente del grupo ‘El Muro’, afirmó que ciudadanos cansados de los actos de corrupción de los gobernantes y funcionarios de las tres instancias de Gobierno en el Soconusco, decidieron constituirse en una sociedad vigilante que defienda los intereses de la comunidad.
Es por ese motivo que decidieron intervenir en el caso de las dos obras federales que se autorizaron para Tapachula, lo que se hizo en el tiempo que estaba en funciones el extinto alcalde Oscar Gurría Penagos, en donde se pusieron a bailar 250 millones de Pesos a través de la Sedatu, que autorizó la construcción del Centro Cultural de la Estación del Ferrocarril y una Ciclo Pista sobre la 8ª Avenida Norte.
Lo raro del asunto es que hace unas semanas cuando funcionarios de la Sedatu se presentaron a la Presidencia Municipal para notificar sobre el inicio de las obras y pidieron la documentación respectiva de los proyectos licitados, se encontraron con la sorpresa que la actual administración no sabía nada al respecto, incluyendo Regidores y el entonces Síndico Municipal, que hoy ocupa la ‘silla china’.
Cuando iniciaron las investigaciones en el área de Obras Públicas, en donde se suponía deberían estar los planos, el expediente técnico, los antecedentes del concurso de licitación y demás protocolos que exigen estas obras por el monto millonario de los recursos que se aplican en ellas; el caso es que no apareció ningún documento, para ese entonces, el Secretario de esa dependencia municipal, Iván Santos, ya había sido cesado del cargo por presuntos actos de corrupción, según expresó Carlos Trujillo, del ‘Muro Ciudadano’.
Las investigaciones llevaron a comprobar que las obras habían sido otorgadas para su construcción a Uriel Gurría Penagos, hermano del entonces Presidente Municipal, quien al parecer había decidido hacer todo ‘bajo el agua’, sin comunicárselo a la entonces Síndico ni a los Regidores, ignorándose cómo consiguió las firmas de aprobación, aunque se dice que para ello conformó un ‘petit comité’ para tomar esa decisión, por lo que se investiga quiénes conformaron ese pequeño grupo de apoyo a la voluntad del entonces inquilino del Palacio de Cristal.
El dirigente del ‘Muro Ciudadano’ aseguró que la denuncia sobre este espinoso caso la hizo el abogado de este grupo social, Javier Vázquez Moctezuma, ante el Órgano de Fiscalización Federal, ya que las obras fueron dadas a la empresa del hermano del entonces Presidente Municipal, cayendo en un conflicto de intereses penalizado por las leyes.
Trujillo dio a conocer en exclusiva para El ORBE, que también interpusieron demanda ante el Órgano de Fiscalización, sobre el asunto de los camiones recolectores de basura, cuya sentencia ya ha sido publicada oficialmente, sin embargo, por el problema de la pandemia y cierre de los juzgados no se ha podido cumplimentar este tema en el que van a rodar muchas cabezas de exfuncionarios y de quienes firmaron la aceptación de un contrato fraudulento.
El declarante mencionó que la renta de los camiones del servicio recolector de basura se hizo a través de un contrato desventajoso para la administración municipal, pues presenta precios sobrevaluados en el que se pagan 3 millones de Pesos mensuales y, al parecer, estaban dejando una gruesa cantidad en dinero por concepto de ‘diezmo’ o ‘comisiones’, del que aún no se sabe quién o quiénes lo recibían, sin embargo, una vez que los juzgados inicien labores, la bomba va a estallar.
Los del ‘Muro ciudadano’ afirman que este contrato leonino ha venido causando una enorme lesión económica por casi 12 millones de Pesos de daños al presupuesto del Ayuntamiento de Tapachula, ya que con la mitad de lo que se ha invertido en el pago de la renta de los camiones, bien se hubiese comprado ya varios vehículos para el servicio de limpia, y no seguir gastando sin ser dueños de nada.
Explicaron que la arrendadora, la cual al parecer es propiedad de una de las familias reales de Chiapas, debe ser castigada como cómplice en este fraude al pueblo de Tapachula, que fue iniciado y aceptado por el exalcalde Gurría Penagos y quienes estamparon sus firmas de conformidad, por desconocimiento, miedo o estar metidos en el ajo.
Esta es otra historia que pronto vamos a contar completa, dijo a EL ORBE, el líder del grupo ‘Muro Ciudadano’ en Tapachula, Carlos Trujillo.