México se Aferra al Dinero en Efectivo

250

 

Si bien el dinero en efectivo sigue siendo el preferido en la mayoría de las economías en el mundo, los consumidores están adoptando formas electrónicas más rápidas y eficientes, pero sólo en economías avanzadas.
México es uno de los países en donde todavía la circulación de billetes y monedas en la economía sigue creciendo, y se resiste a medios de pagos digitales.
De acuerdo con las estadísticas del Libro Rojo del Comité de Pagos e Infraestructuras de Mercado (CPMI) del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés), México junto con Sudáfrica tienen en promedio cinco pagos en línea por año.
Se ejemplifica que sólo en naciones de mayor desarrollo, las sucursales bancarias y cajeros automáticos disminuyen.
El BIS dijo que el distanciamiento social, las preocupaciones sobre la transmisión viral en el efectivo y el aumento del comercio electrónico, aceleran el uso de pagos digitales.
Debido al actual contexto, advirtió que los datos del Libro Rojo de 2020 estarán disponibles en el reporte de 2021, pero anticipó que es probable que la pandemia del Covid-19 acelere las tendencias actuales a pagos digitales.
El Rey.
De acuerdo con el informe correspondiente a 2019, en más de la mitad de las jurisdicciones del CPMI que abarca 27 países, «el efectivo sigue siendo el rey».
También otros pagos en papel, como cheques, siguen como instrumentos importantes.
La mayor proporción respecto al tamaño de su economía se ubica en Japón y Hong Kong, con 21% y 18% de su Producto Interno Bruto, respectivamente.
Al contrario, el efectivo ha disminuido en 3 puntos porcentuales del PIB en China desde 2012. Suecia destaca por su modelo de sociedad «sin efectivo», con relación efectivo-PIB de 1%.
De 2012 a 2019, el periodo analizado, el valor de los billetes en circulación en relación con el PIB creció 14%, mientras la relación entre monedas y PIB se redujo 5% en países del CPMI.
Pagos Digitales.
El número promedio de pagos digitales en las jurisdicciones de CPMI aumentó de 176 por habitante en 2012 a 303 en 2019.
En economías avanzadas, el uso de pagos físicos cayó casi 30% en el periodo, mientras en mercados emergentes creció.
En 2019, los instrumentos digitales más usados fueron los pagos con tarjeta, pero ya no se limitan a la de crédito o débito, pues los pagos con tarjetas sin contacto y los pagos remotos se hicieron más populares.
En promedio, 65 transacciones con tarjetas sin contacto por persona en 2019, lo que es casi tres veces más que en 2017.
En países como Estados Unidos, Suecia y Australia, donde los ingresos del comercio electrónico superan 1.5% del PIB, los habitantes realizan más de 75 pagos en línea por persona al año. En el extremo están Sudáfrica y México, con menos de cinco pagos en línea por año.
Se hace notar que las tiendas (corresponsales bancarios en México) están sustituyendo a las sucursales bancarias y a los cajeros automáticos, porque se permite a los clientes hacer depósitos y retiros. Sun