Dinero no Garantizó el Triunfo a Candidatos

112

Antonio López Cruz y Horacio Jiménez

En estas elecciones el dinero no fue garantía de victoria: cientos de aspirantes a una diputación federal rozaron el tope de gastos de campaña, impuesto por el Instituto Nacional Electoral (INE) en un millón 648 mil 189 pesos, pero perdieron contra rivales que gastaron hasta 13 veces menos.
Es el caso del candidato independiente Carlos Alejandro Bautista Tafolla, quien fue el que más dinero utilizó en la contienda para una curul en San Lázaro; pretendió ganar por el distrito 9 de Uruapan del Progreso, en Michoacán, gastando un millón 647 mil 160 pesos, pero perdió contra el morenista Carlos Alberto Manzo Rodríguez, quien invirtió 328 mil pesos 210 pesos en su campaña y obtuvo 44 mil 268 votos contra 8 mil 617 que consiguió Bautista Tafolla.
De los 2 mil 203 aspirantes a la contienda por una diputación federal, el independiente Christopher Arturo Rodríguez Hernández fue el segundo que más dinero gastó en su campaña, al reportar un millón 629 mil 354 pesos, pero no le alcanzó para vencer a María del Rocío Corona Nakamura, de la coalición Morena-PT-PVEM, quien apenas usó 124 mil 537 pesos, según el reporte de fiscalización del INE, es decir, 13 veces menos, con lo que obtuvo la victoria por el distrito 9 de Guadalajara, Jalisco, con 43 mil 772 votos, contra 3 mil 902 de Rodríguez Hernández.
La coordinadora de la bancadas perredista en la cámara baja, Verónica Juárez Piña, impulsó una intensa campaña en la que hasta reconvirtieron una canción de reggaetón de la famosa cantante Rosalía; en total, la líder del sol azteca, quien buscaba la reelección, gastó un millón 25 mil 604 pesos; sin embargo, perdió contra Laura Imelda Pérez Segura, de Morena-PT-PVEM, quien también buscaba repetir en el cargo y usó 376 mil 425, obteniendo 43 mil 625 votos en el distrito 16 de Tlaquepaque, Jalisco, contra 35 mil 880 de Juárez Piña.
En la Ciudad de México, el exsecretario de Salud en la administración de Felipe Calderón, Salomón Chertorivski, representante de Movimiento Ciudadano por la Miguel Hidalgo, perdió contra la exprimera dama Margarita Zavala (PAN-PRI-PRD), a pesar de gastó un millón 194 mil 241 pesos contra el millón 59 mil de la albiazul, quien obtuvo 109 mil 914 votos contra 9 mil 43 de Chertorivski Woldenberg. Cabe destacar que el emecista sí obtendrá una curul, pero plurinominal.
Otro caso es el de la diputada priista Cynthia Iliana López Castro (PRI-PAN-PRD), quien buscó la reelección por la Cuauhtémoc en la capital del país, pero perdió contra la legisladora guinda María de Jesús Rosete Sánchez (Morena-PT-PVEM) a pesar de que la primera erogó un millón 130 mil 557 pesos en su campaña contra 358 mil 660 que gastó la segunda; en la votación, Rosete obtuvo 63 mil 524 sufragios, mientras que López Castro se quedó cerca con 60 mil 11 votos.
Los que gastaron y ganaron
Hay a quienes sí les funcionó la estrategia de los billetes, pues los recursos que invirtieron en sus campañas les permitirán llegar holgadamente a San Lázaro.
En el distrito 23 de Coyoacán, en la Ciudad de México, el excandidato presidencial por Nueva Alianza, Gabriel Quadri, quien ahora compitió por una diputación federal por Va por México (PAN-PRI-PRD), gastó un millón 99 mil pesos que le dieron 101 mil 82 votos, venciendo así al morenista Pablo Gómez Álvarez, quien utilizó 683 mil 539 pesos en su campaña, obteniendo con ello 82 mil 232 sufragios.
En el distrito 11 de León, Guanajuato, el panista Jorge Arturo Espadas Galván, quien invirtió un millón 263 pesos en su campaña, venció con 65 mil 123 votos a Ricardo Gómez Escalante, de Morena, quien fuera excoordinador regional de los Servidores de la Nación; gastó 578 mil 166 pesos y obtuvo el segundo lugar, con 29 mil 18 votos.
Lo mismo ocurrió en Metepec, Estado de México, donde la diputada priista Ana Lilia Herrera Anzaldo se midió al tú por tú contra el petista Óscar González Yáñez, ambos por la reelección.
La primera gastó en campaña un millón 141 mil 600 pesos y obtuvo 104 mil 252 votos a su favor, casi el doble de recursos que el segundo, quien utilizó 611 mil 987 pesos para promocionarse, lo que le alcanzó para hacerse de 69 mil 580 sufragios.
Cabe destacar que la renovación de la Cámara de Diputados, de cara a la 65 legislatura, ha sido de las más competidas y en la que más recursos se utilizaron. El número de contendiente y de recursos utilizados rebasó incluso al proceso electoral de 2018, cuando se conformó la legislatura actual, la 64.
En aquel entonces compitieron mil 678 aspirantes para una curul federal, y gastaron en conjunto 732 millones 201 mil 108 pesos, mientras que en los comicios del pasado 6 de junio se midieron 2 mil 203 candidatos, quienes en total erogaron mil 8 millones 906 mil 773 pesos. Sun