EL QUINTO PODER DE MEXICO

189
EL QUINTO PODER DE MEXICO
EL QUINTO PODER DE MEXICO

Duro Golpe a Economía de los Agricultores
Ernesto L. Quinteros

La región Costa-Soconusco es eminentemente agrícola, su economía se mueve gracias a lo producido en el campo. Por ello nuestra zona ha sido considerada como la capital económica de la entidad.
Lo comentamos, porque productores de la región nos informan que en la actualidad, se ha venido “incrementando de manera desproporcionada el costo de los principales insumos que se utilizan para los campos de cultivo”.
Quienes saben del tema siempre están conscientes que año con año se da un pequeño incremento en algunos productos por temporada, pero siempre era de un 5%. Principalmente en los abonos y foliares usados en las siembras de café, maíz, banano y una gran variedad de árboles frutales, así como hortalizas y otros cultivos.
Los campesinos y productores de esta región denunciaron a este espacio informativo, que el incremento de productos es desmedido, como la urea, fosfonitrato, sulfato de amonio, triple 17, entre otros insumos.
Y hay preocupación debido a que los materiales en mención son básicos para que tengan un rendimiento adecuado en su producción.
El incremento en los precios de los abonos y materiales de uso agrícola, aseguran, es exagerado en el último mes, y van “desde un 30 a un 40 por ciento o más”, en la gran mayoría de establecimientos.
Los inconforme señalan que los distribuidores y comercializadores de estos productos, simplemente vienen incrementando los precios bajo el argumento que el alza viene desde las fábricas.
Por ejemplo, la urea, que antes del mes de Mayo del presente año, se comercializaba en 400 Pesos el costal de cincuenta kilos, en la actualidad está en 550 y hasta en 600 Pesos o más en algunos comercios.
Ante este escenario, dirigentes de campesinos y organizaciones de productores de la región Costa-Soconusco empiezan a organizarse para exigir la intervención de las autoridades competentes, y detener esos abusos “en los precios de productos de uso agrícola”, que al final del día también golpeará la economía de miles de familias que dependen de las actividades y producción del campo.
Y es que debido al descontrol que hay en los precios de dichos materiales, también se corre el riesgo de tener una producción muy baja en diferentes alimentos cultivados en la región. Por cierto, que alguien le avise a la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), que en esta región sigue brillando por su ausencia.
Nadie sabe de operativos para evitar este tipo de abusos a los consumidores, que se encuentran en estado de indefensión.
Lo irónico del tema es que mientras los precios de los insumos suben de manera exagerada para poder hacer producir el campo en esta región, en contra parte, los costos de las cosechas van en decadencia. Es decir, los productores ya no ven ganancias.
Solo por poner un ejemplo. La tonelada de maíz, el año pasado cayó en su precio hasta “3 mil 200 Pesos”, o menos. Cuando en el inicio de la temporada estaba a 5 mil 500 Pesos por tonelada.
La realidad es que los únicos que ganan son los intermediarios, o denominados “coyotes”.
Valdría la pena que las autoridades competentes, hagan algo al respecto, pues son miles de familias las que dependen del campo. Y la campesinada ya anda molesta.
Pero como siempre, la mejor opinión es la de usted estimado lector.
Por hoy ahí la dejamos, nos leemos mañana. ¡Ánimo!
Comentarios y denuncias:
[email protected]
Visita: www.elorbe.com
El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva DE SU AUTOR y no del periódico que la publica