Gobiernos Relajaron Medidas, eso Causó Terca ola de Covid-19: OPS

119

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) admitió hoy que la tercera ola de covid-19 que golpea a la región es resultado de la complacencia de los gobiernos por relajar las medidas sanitarias.
«Los casos aumentan cuando se impone la complacencia. Todos sentimos cansancio, pero después de experimentar picos sucesivos de infecciones en los mismos sitios, debemos romper este ciclo adoptando medidas de salud pública de forma temprana y constante», advirtió en la sesión informativa semanal la directora general del organismo, Carissa F. Etienne.
Los nuevos casos de covid-19, dijo, aumentaron en los países de Centroamérica, el Caribe y algunos países de Sudamérica. En El Salvador y Guatemala, dijo, también se incrementaron las muertes por covid-19.
México y Estados Unidos, añadió, tampoco han resistido el nuevo embate del virus.
El punto bueno, dijo, es «las infecciones por covid-19, las hospitalizaciones y las muertes están disminuyendo en la mayor parte del continente, incluso en Brasil, Perú, Uruguay y Chile».
La doctora Etienne sostuvo que «cuando circulan variantes de preocupación es aún más importante que los países intensifiquen la vigilancia, especialmente mientras la cobertura de la vacuna sigue siendo baja».
De acuerdo con la OPS, en el continente americano se han reportado casi 74 millones de casos de covid-19 y 1.9 millones de muertes, es decir, más de un tercio de los casos y más del 40% de las muertes notificadas en todo el mundo.
Por si fuera poco, la OPS advirtió que la pandemia está creando graves impactos sociales y económicos en la región.
«El covid-19 no sólo ha generado estragos en nuestros sistemas de salud, sino que ha fracturado los programas de protección social y ha desestabilizado nuestras economías», destacó en referencia a un nuevo estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en el que se señala que más de 7 millones de empresas han cerrado en medio de la pandemia en la región.
«Instamos a los países a que sigan dando prioridad a las redes de seguridad social y de salud como parte de su respuesta al covid-19 y a medida que se encaminan hacia la recuperación de la misma», agregó Etienne.
Acceso a las vacunas
En la conferencia, la titular de la OPS destacó que las vacunas siguen siendo inaccesibles para muchos en América Latina y el Caribe.
«El dinero, más que la salud pública, ha determinado la rapidez con la que los países pueden asegurar las herramientas que necesitan para combatir este virus. Mientras los países que han firmado acuerdos con fabricantes de vacunas avanzan, la cobertura de vacunación sigue siendo de un solo dígito en gran parte de nuestra región», dijo.
Al mismo tiempo que en Chile el 58% de la población está totalmente protegida contra el covid-19 y el 55% en Uruguay, en Paraguay y Jamaica menos del 3% de la población ha completado su esquema de vacunación y Honduras y Guatemala aún no han vacunado al 1% de su población.
Respecto a la donación del gobierno de Estados Unidos de casi 12 millones de dosis de vacunas a los países de América Latina y el Caribe, la doctora Etienne subrayó que más vacunas están en camino, con el apoyo de la OPS.
«Estas vacunas traen esperanza a países que, de otro modo, tendrían que esperar meses para conseguir incluso una fracción de estas dosis», enfatizó. «Por eso seguimos llamando a los donantes y a los países con excedentes de vacunas a que las compartan con nuestra región. Esta sigue siendo la única manera de que muchos países aseguren las dosis que necesitan, rápidamente», finalizó. Apro