EL QUINTO PODER DE MEXICO

293
EL QUINTO PODER DE MEXICO
EL QUINTO PODER DE MEXICO

Seguirán en Tapachula
Ernesto L. Quinteros

La sospecha que hace unos años tenían todos en esta región de la frontera sur, se está confirmando. Tapachula, Chiapas, la segunda ciudad más importante de la entidad, es hoy el muro imaginario y el gigantesco albergue que autoridades mexicanas en acuerdo con el Gobierno de los Estados Unidos, han decidido, para que permanezcan aquí miles de migrantes de diferentes partes del mundo.
Sí, en sus recientes declaraciones, en su tradicional conferencia mañanera el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador fue muy claro al decir que los operativos contra migrantes van a continuar.
“Pese al fuerte flujo migratorio que actualmente se presenta en nuestro país, no se puede abrir la frontera sur”, pues aseguró que esto sería violar las leyes mexicanas y porque se tiene que cuidar a los migrantes, ya que, reconoció, hay muchos riesgos, para los migrantes si se les permite llegar a la frontera norte, en donde hay mucha delincuencia organizada.
Lo malo es que, al parecer, al mandatario mexicano no le están pasando todos los datos de lo que pasa en esta región.
En primer lugar, habría que informarle al ejecutivo federal que la frontera “sigue abierta de par en par” para todos los migrantes, que a diario pasan sin ningún problema a territorio mexicano. No hay seguridad y los operativos se hacen ya cuando se conforman las caravanas en Tapachula.
En segundo, valdría la pena que se reconozca de manera oficial que aquí en esta región de la frontera sur existe una crisis migratoria y humanitaria. En donde todos los días hay denuncias en contra de agentes del Instituto Nacional de Migración que cometen presuntos actos de corrupción y violaciones a los derechos humanos.
Los Problemas.
Independientemente de todo ello. Hay preocupación entre la población originaria de Tapachula y municipios aledaños, porque la población flotante está generando una gran diversidad de problemas, como la inseguridad, la prostitución, comercio informal y una gran diversidad de dificultades sociales y de salud pública, porque los migrantes no respetan las medidas sanitarias emitidas por las autoridades de salud por los contagios de Covid-19.
Ante este escenario, todo indica que los migrantes van a seguir aquí en esta región.
Y para confirmar esto, en este rotativo le hemos dado a conocer la inconformidad y protestas de migrantes que quieren salir de Tapachula y están siendo prácticamente obligados a quedarse aquí por parte de autoridades migratorias.
Mientras que la respuesta que les han dado en la COMAR, según información dada a conocer por los propios migrantes, es que se están organizando diferentes organismos gubernamentales para “crear campamentos” para atender a los miles de haitianos que están en Tapachula. Pero, entonces ¿Qué va a pasar con los miles de migrantes de honduras, el salvador, Venezuela, Colombia, Cuba, etcétera que ya están en esta región?
Pero más aún, ¿Quién va a financiar esos supuestos campamentos? ¿En dónde los van a instalar?
Conclusión, el objetivo del Gobierno de México en conjunto con Estados Unidos, es que los migrantes se queden aquí.
Y como dicen los diferentes sectores sociales en Tapachula: ¿Y nosotros qué culpa tenemos?
Ya que en esta región no hay empleo para los migrantes, tampoco hay condiciones para su atención, y menos existe infraestructura para atender a miles de familias migrantes, que seguramente van a necesitar vivienda, empleo, seguridad, educación, servicios de salud, etcétera.
Para colmo, a diario la población originaria de Tapachula se queja que ya no puede salir a realizar un simple trámite al banco u alguna tienda departamental de la ciudad, debido a que los migrantes las saturan, con grandes aglomeraciones que son un verdadero riesgo de salud pública debido a la pandemia.
En fin, la mejor opinión es la de usted estimado lector.
Por hoy ahí la dejamos, nos leemos mañana. ¡Ánimo!
Comentarios y denuncias:
[email protected]
Visita:
www.elorbe.com.mx

#AplanaLaCurva
#QuedateEnCasa
El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva DE SU AUTOR y no del periódico que la publica.