Fracasan las Estrategias de Seguridad Aumentan Asaltos y Robos en Tapachula

1421
Fracasan las Estrategias de Seguridad Aumentan Asaltos y Robos en Tapachula
Fracasan las Estrategias de Seguridad Aumentan Asaltos y Robos en Tapachula

*EN LO QUE VA DEL ACTUAL AYUNTAMIENTO, SE HAN COMETIDO 545 ASALTOS A NEGOCIOS Y 539 A DOMICILIOS. EMPRESARIOS LOS MÁS AFECTADOS.
*PROTESTAS POLICÍAS DENUNCIANDO IRREGULARIDADES AL INTERIOR DE LA CORPORACION.

Tapachula, Chiapas; 9 de Octubre.- Las estrategias que se han implementado en materia de seguridad en el municipio durante el periodo que lleva la presente administración local, han fracasado.
Por un lado, en los últimos dos meses, los policías de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal han encabezado varias manifestaciones para llevar a la opinión pública las irregularidades que, aseguran, hay dentro de esa corporación y de otras áreas del Ayuntamiento que tienen alguna relación, como el caso de las adquisiciones.
Los uniformados no solo han paralizado los servicios, se han declarado en paro de labores y, por primera vez en la historia del municipio, marcharon uniformados por las calles para denunciar esas y otras arbitrariedades que, lamentablemente siguen impunes, como un burla para la sociedad.
Los elementos señalaron que las 15 patrullas recién entregadas, en realidad ya están usadas, pero las hicieron pasar como totalmente nuevas.
Denunciaron también desvío de recursos del Programa para el Fortalecimiento de la Seguridad (Fortaseg); que los obligan a firmar en blanco para justificar cursos que aseguran no les han dado, incluyendo el de tiro, y un sinnúmero más de irregularidades.
Han pedido una y otra vez la destitución del titular del Mando Único, Israel Méndez, a quien también responsabilizan de que no funciona la dependencia y por los niveles de inseguridad.
En éstos dos años, también representantes de los sectores productivos han protestado una y otra vez, porque la delincuencia se ha ido apoderando de la ciudad, en donde los empresarios son uno de los blancos preferidos.
Los Números no Mienten
Independientemente de todos esos reclamos que aún no han sido atendidos, las cifras oficiales de los delitos que han sido denunciados, señalan que Tapachula se ha convertido en una de las regiones con mayor problema en los índices delictivos
Tomando como referencia el periodo del 1 de Octubre del 2015, cuando tomaron posesión las actuales autoridades del Ayuntamiento, al 31 de Agosto de este año, hasta donde se tiene contabilizado, así en todos los rubros hay incrementos considerables.
En ese tiempo ha habido 111 homicidios en Tapachula, de los cuales, 13 fueron de Octubre a Diciembre del 2015; 44 en el 2016, y 54 en los primeros ocho meses del año.
En el caso de las extorsiones, hubo 66 víctimas -muchos de ellos empresarios- que se atrevieron a denunciar los hechos en el último trimestre del 2015; otras 164 lo hicieron el año pasado, y 109 hasta Agosto del 2017, es decir, un total de 339.
Mientras que el robo de vehículos ya es una constante, al grado de que se calcula que hay un promedio superior a un carro diario.
De acuerdo a los expedientes, hubo 102 denuncias por ese delito en Tapachula en el lapso de Octubre a Diciembre del 2015; 379 durante el 2016, y 296 de Enero a Agosto de este año, haciendo un total de 777.
La inconformidad de la sociedad está justificada, porque la delincuencia ha entrado a sus domicilios. De Octubre del 2015 a Agosto del 2017 se contabilizaron 539 averiguaciones previas por robo a casa habitación en Tapachula.
Mientras que las protestas de los empresarios también tiene una base, ya que en ese mismo periodo se han denunciado 545 asaltos o robos a negocios, la gran mayoría de ellos a mano armada y con violencia.
Así también, hubo 608 quejas ante las autoridades judiciales por delitos relacionados con lesiones.
Lamentablemente, las agresiones en contra de las mujeres en Tapachula es un problema muy diferente a los halagadores discursos gubernamentales.
En 23 meses del actual Ayuntamiento, 177 mujeres tomaron el valor para enunciar que fueron violadas agresivamente, aunque se desconoce cuántas más decidieron guardar silencio por vergüenza o por ver que aún denunciando, igualmente quedan impunes. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello