Zona Alta de Tapachula en Riesgo de Quedar Incomunicada

525
Zona Alta de Tapachula en Riesgo de Quedar Incomunicada

* Ante Constantes Derrumbes y Deslaves por las Lluvias.

Tapachula, Chiapas; 21 de Junio.- Debido a las fuertes lluvias que se han registrado en los recientes días, más de 60 mil habitantes de comunidades enclavadas en las faldas del Volcán Tacaná se encuentran en riesgo de quedar incomunicados, debido a los constantes derrumbes y deslaves que se registran en la única vía de acceso hacia la zona alta del municipio de Tapachula.
El comisariado ejidal de Toquián Grande y Pavencul, Juan López Pérez, dio a conocer que debido a la zona en la que se encuentran, existe la vulnerabilidad de sufrir constantes deslaves y derrumbes en temporada de lluvias, y aunque han pedido a las autoridades de los tres órdenes de Gobierno trabajos preventivos, no se ha atendido su petición.
En la comunidad contaban con maquinaria pesada, que había sido proporcionada por las autoridades, pero por motivos desconocidos fue retirada sin que se hayan terminado los trabajos de mantenimiento de la carretera, por lo que al registrarse lluvias torrenciales en la zona alta, la única vía de comunicación ha quedado en pésimas condiciones, aumentando los riesgos de quedar incomunicados durante esta temporada.
Además de los constantes derrumbes y deslaves, la carpeta asfáltica se encuentra en condiciones deplorables, por lo que urgen trabajos de rehabilitación en la zona, pues el tránsito de los vehículos particulares y del transporte público es cada vez más difícil debido a la situación en la que se encuentra la carretera.
Muchos muros de contención se han derrumbado y ponen en peligro a los miles de habitantes que utilizan esta vía, por lo que pidió a los tres órdenes de Gobierno la atención pronta hacia las comunidades serranas.
Al no contar con la maquinaria pesada, cuando se registra un derrumbe o un deslave, los comuneros tienen que retirar los aludes de tierra y piedras con palas u otras herramientas de trabajo, pues este camino es de gran importancia para llevar sus productos, así como, para cubrir los servicios básicos, como la salud y la educación.
Las comunidades que están en riesgo debido a los constantes derrumbes y deslaves son Pavencul, Toquián Grande, Malacate, Chanjalé, Consejo Agrario, Chespal Nuevo y sus barrios, cuya población que habita son aproximadamente 60 mil personas, por lo que es necesario, dijo, que las autoridades pueden realizar los trabajos de mantenimiento de la carretera. EL ORBE/ Marvin Bautista