En Colonias y la Ciudad, Deambulan Migrantes sin Protección Sanitaria, Creando Pánico por el Contagio del Coronavirus

414
Autoridades de Migración y de Salud, deben reforzar acciones para que a los migrantes se les aplique con severidad las medidas de sanidad.

*NO UTILIZAN CUBROBOCAS, GEL ANTIBACTERIAL, NI GUARDAN LA DISTANCIA, Y SE PASEAN EN LAS CALLES SIN QUE AUTORIDAD ALGUNA PONGA ORDEN. *LA CIUDADANÍA TAPACHULTECA EXIGE SE LES OBLIGUE A TOMAR LAS MEDIDAS, PARA EVITAR SE SIGA PROPAGANDO LA PANDEMIA.

Tapachula, Chiapas; 09 de junio del 2020. – Hay preocupación y temor entre los habitantes de la colonia “San Antonio Cahoacán”, al oriente de la ciudad, en virtud de que piden que se tomen medidas sanitarias en migrantes para evitar la propagación del mortal coronavirus.
De acuerdo a los vecinos de esa colonia, todos los días varios grupos de extranjeros indocumentados deambulan cerca del albergue “Belén”, que se ubica en ese lugar, pero ninguno de ellos se protege con un cubrebocas ni observa la sana distancia.
Esto a pesar de que son medidas decretadas por las autoridades de Salud para evitar el contagio del Covid-19.
Por eso, Alfredo de la Cruz Cordero, en vos de los colonos, hizo un llamado a la representación estatal del Instituto Nacional de Migración (INM), para que se hagan operativos en los que se hagan valer las restricciones sanitarias y, de paso, a lo que establece ley en torno a la legal estancia.
En entrevista indicó que es preocupante la situación en la colonia, porque los migrantes que ahí permanecen, salen a realizar actividades y sus trámites sin la protección necesaria.
De esa forma pueden contagiarse entre ellos y luego transmitirlo a quienes habitan “San Antonio Cahoacán”, y en el resto del municipio.
Agregó que nadie sabe las condiciones de salud con que los migrantes llegan a México, procedentes de Guatemala, El Salvador y Honduras, y por eso pueden ser motivo de contagio.
Señaló que ninguna autoridad los atiende y tienen que deambular o mantenerse debajo de los árboles que hay cerca del albergue y en otros espacios públicos.
Pero no se trata de un hecho aislado, ya que vecinos de diversos sectores de la ciudad siguen denunciando que decenas de miles de migrantes no solo deambulan por todas partes de la ciudad y se ha ido apoderando de viviendas que encuentran desocupadas, sino que también generan infinidad de problemas.
Por ejemplo, en la 15ª Avenida Norte, entre la 11ª y la 13 Calle Oriente, de la colonia Centro, Edgar Montes Escobar señaló en entrevista que ahora los extranjeros indocumentados se encuentran en todas partes de Tapachula.
Su colonia no es la excepción, porque los migrantes se han ido a vivir por toda esa zona y, de entrada, tiran la basura en las calles y banquetas, “aun cuando ya no hay pretexto porque pasan los camiones recolectores, al menos tres veces a la semana”.
Consideró que la actitud de esos extranjeros es -más que nada- una situación cultural que han traído consigo.
“El gobierno federal ya debería de entregarles sus documentos de salida para que los migrantes puedan seguir su camino hacia los Estados Unidos o, en su caso, realizar operativos para deportarlos hacia sus naciones de origen”, opinó.
De acuerdo a Montes Escobar “los migrantes solamente han llegado a Tapachula para alterar el orden de una ciudad pacífica”.
Así también, que en todo ese ese sector de la ciudad hay muchas personas de color que se mantienen agrupados en las banquetas y no cumplen con las disposiciones en materia de salud por la presencia del Covid-19.
Dijo que muchos de esos migrantes organizan fiestas con música a todo volumen y con bebidas embriagantes, por lo que se han visto en la necesidad de irles les a decir que le bajen a los escándalos.
Dejó en claro que no se trata de discriminación de razas, “sino que simplemente la gente de Tapachula tiene otras costumbres y otra cultura, además de que somos pacíficos; en tanto que ellos no respetan ni valoran que están en un país ajeno”.
Consideró que el Instituto Nacional de Migración (INM) no está haciendo bien su trabajo, ya que el argumento de los migrantes para permanecer en la ciudad es que no les extienden sus documentos para que puedan seguir su destino hacia los Estados Unidos.
“La realidad es que ellos no pueden cumplir con el sueño americano porque Migración entorpece los trámites de esos documentos”, comentó.
Desde que empezaron a llegar las caravanas de migrantes, hace ya casi dos años, sectores productivos, colegios, cámaras, asociaciones civiles y representantes de la sociedad han externado su inconformidad por la presencia de los indocumentados.
Y es que los han relacionado con el incremento de los nivele de inseguridad y con el brote de enfermedades que estuvieron desterradas por muchos años en territorio nacional; además del desplazamiento de la mano de obra y de quedarse con los apoyos gubernamentales.
Una y otra vez se ha pedido una sola cosa: Que el INM aplique lo que establece la ley migratoria y cumpla con su responsabilidad. EL ORBE / Nelson Bautista / Ildefonso Ochoa Argüello